Por presión mediática, Bonilla reconoce otras propiedades. En Chula Vista tiene «hacienda de telenovela», de 34 mdp

Presionado por la indagatoria que hacen algunos medios de comunicación para transparentar la opacidad con la que maneja su patrimonio, Jaime Bonilla Valdez, candidato a la gubernatura de Baja California por la coalición Juntos Haremos Historia en Baja California, se vio forzado a realizar dos notas aclaratorias en su declaración inicial de bienes en el portal oficial Declaranet.

Bonilla, en encabezado de hoy en Proceso

Javier Cruz Aguirre / 4 Vientos / Foto principal: López Dóriga Digital

Ensenada, B.C., 9 de abril del 2019.- Hoy, la Revista Proceso dio a conocer que el candidato de Morena, PT, Partido Verde y Transformemos se vio forzado a declarar dos propiedades más de las 2 que originalmente registró -y 4 Vientos publicó- en su tardía Declaración Inicial Patrimonial y de Interés que Declaranet acreditó como presentada el 8 de febrero del 2019, aun cuando aparentemente Bonilla la envío al portal el día 2 de ese mes.

De esas nuevas propiedades que hacen aumentar su patrimonio al menos a 57 millones de pesos, resalta una que el periodista Julio C. Roa, de Proceso, con base a información del portal de bienes raíces zillow.com, ubica en Chula Vista, California, con un valor comercial de poco más de 34 millones de pesos (un millón 786 mil 903 dólares), cantidad nada despreciable para el ex Senador, ex Delegado Federal de la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol) en Baja California, y ex Delegado de Programas para el Desarrollo de Andrés Manuel López Obrador.

La posesión, que el portal californiano especializado en bienes inmuebles reporta en venta por sus dueños –la copropiedad que integran Jaime Bonilla y su esposa desde julio de 1999, fecha en que presuntamente compraron la residencia-, se ubica en el exclusivo fraccionamiento residencial “Belmonte Rancho del Rey”.

De acuerdo con Julio C. Roa –https://www.proceso.com.mx/578860/jaime-bonilla-oculto-mansion-de-24-mdp-en-eu-la-transparenta-tras-indagatoria-de-proceso-– los jardines y patios de mármol de la mansión inspiraron en 2012 a la periodista de San Diego, California, Susan Luzzaro, a describir la mansión como “una hacienda digna de una telenovela mexicana”.

Tiene piscina, seis baños y cinco recámaras. Se localiza en el número 1145 Mansiones Ln, Chula Vista, California y el matrimonio la adquirió en 114 mil dólares, o poco más de un millón 50 mil pesos si se toma en cuenta que en 1999 la cotización era de poco más de nueve pesos por dólar.

En el apartado 2 de la nota aclaratoria en bienes inmuebles que Bonilla registró a su declaración patrimonial presuntamente el 9 de febrero, se informa sobre esta  propiedad:

“Casa habitación. Superficie: 2,000 metros cuadrados. Superficie de construcción 1,000 metros cuadrados. Fecha de adquisición: abril de 2004. Valor de compra: 8,000,000 de pesos mexicanos, de los cuales se adeudan 7,000,000 de pesos mexicanos. Domicilio: 1145 Mansiones Ln, Chula Vista, California, Estados Unidos de América. Código postal 91910. Titular: declarante y cónyuge en copropiedad.”

Datos de la propiedad en Chula Vista, California

La segunda propiedad que agregó es otra vivienda –a su nombre- que se ubica en la calle Gladiola, número exterior 9645, colonia Jardines de la Mesa, en Tijuana.

El inmueble tiene 300 metros cuadrados de terreno en donde construyó 100 metros cuadrados. La compró el 2 de enero de 1986 y la registró con un valor fiscal (no incluyó el comercial) de 317 mil 142 pesos, solo en la construcción.

Cuando el pasado 2 de marzo A los 4 Vientos publicó la declaración inicial del candidato morenista, éste sólo incluyó como bienes de su propiedad una casa y un departamento con valor conjunto de 13 millones 890 mil 534 pesos:

1.- La casa la reportó como propiedad privada desde 1972. Tiene un área de construcción de 781 metros cuadrados en un terreno de casi 900 metros cuadrados de superficie, y un valor fiscal de tres millones 90 mil 534 pesos.

2.- El departamento cuenta con 300 metros cuadrados de construcción; no tiene datos del Registro Público de la Propiedad, folio real u otro dato que permita la identificación del bien que adquirió en octubre del año pasado, Lo repórtó con un valor fiscal de 10 millones 800 mil pesos.

Destaca que en la declaración inicial del político que A los 4 Vientos conoció el 24 de febrero, las dos propiedades las registró como adquiridas de contado, pero este día su manifestación patrimonial sólo admite la compra de la casa al contado, no así en el departamento que ahora lo declaró adquirido a crédito.

También presentó una aclaración en adeudos: 1.- en una tarjeta de crédito del bando estadounidense Credit One Bank, por cuatro mil 900 pesos: 2.- en otra tarjeta de crédito con el banco estadounidense Capital One, con un saldo de 100 mil 480 pesos.

Aclaraciones que por presión aclaran la opacidad

También sobresale el hecho de que en la conclusión de su manifestación inicial de bienes -con fecha de envío y declaración del 21 de marzo de 2019-, Bonilla Valdez todavía registró su puesto como Delegado Federal de la SEDESOL en Baja California con función principal de supervisión, pero eliminó todo lo relativo al sueldo que percibía por ese trabajo: 87 mil 154 pesos mensuales netos de acuerdo con la declaración que A los 4 Vientos consultó en Declaranet el 24 y 25 de febrero.

El reporte de Bonilla también destaca por otra información: Su registro -todavía- como delegado federal de la Secretaría de Desarrollo Social, aún cuando el documento aclara que el 28 de febrero del 2019 terminó su encargo tal y como legalmente debió hacerlo: 90 días antes de la jornada electoral estatal del 2 de junio próximo.

El hoy candidato a la gubernatura de Baja California lo expuso así al periodista Zedryk Raziel, del periódico capitalino Reforma, el 18 de marzo:

El senador con licencia (Jaime Bonilla) dijo que le presentó su renuncia a Gabriel García, Coordinador General de Programas Integrales de Desarrollo, y que éste la aceptó.

«Ya renuncié al cargo, yo estoy con licencia al Senado y además renuncié porque tenía que haber renunciado 90 días antes para el proceso electoral, precisamente», dijo (Bonilla) en entrevista.

¿Qué día fue?, se le preguntó.

«Noventa días antes del 2 de junio, recórrete para atrás, creo que el 28 de febrero o algo así», comentó.

Ese día también adelantó que su suplente como delegado federal en Baja California sería Jesús Alejandro Ruiz Barraza, ex dirigente del PRD en el estado.

La renuncia que reportó a Reforma

«Están por nombrarlo, es una persona interina que es el doctor Jesús Ruiz, pero no se ha hecho oficial», dijo.

El sábado 6 de abril, a las 13:40 horas, Ruiz Barraza informó en su cuenta en Facebook que ese día recibió su nombramiento oficial como “delegado del gobierno federal para BC”, luego de desempeñar, desde el 1 de marzo, la función de “encargado de despacho” por encargo de Bonilla.

Y textual escribió:

“Además de constituir un alto honor para mi, representa un enorme reto substituir a una persona de la estatura del ingeniero (Bonilla), de quien solo he recibido oportunidades y aliento para mi desarrollo, y en quien reconozco valentía política, enorme ética del trabajo y mística de servicio. Haré todo lo que esté de mi parte para estar a la altura de la responsabilidad y del personaje que me antecede.”

Ruiz Uribe apareció como futuro delegado de la SEDESOL en Baja California desde noviembre del año pasado, cuando medios de comunicación del estado publicaron una lista de personajes que aparentemente tienen el visto bueno de Bonilla para ocupar diversos cargos públicos en la entidad, tras el triunfo de Andrés Manuel López Obrador en la elección del 1 de julio.

En esa lista se encuentran políticos del PRI, PAN y PRD de cuestionable pasado, como Edgardo Leyva Mortera, Francisco Pérez Tejada Padilla, Eligio Valencia López, Salvador Morales Riubí, Carlos Munguía y Daniel Romero Mejía.

Con Jesús Ruiz Barraza se confirma otro cargo de los que reparte ese inventario.

Información de contexto: