AL FILO DE LA NAVAJA: La visita Oficial de Michelle Bachelet a México

La Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, dos veces Presidenta de Chile, realiza una visita oficial al país para revisar el estado que guarda la nación con respecto a los compromisos internacionales contraídos por el Estado Mexicano en torno a los Derechos Humanos.

Raúl Ramírez Baena / A los 4 Vientos / Foto principal: Agencia Sputnik

Destaca la reunión a puerta cerrada que tuvo el jueves 4 de abril con representantes de las ONG de derechos humanos, cuyos temas se concentraron en cuatro grandes rubros: 1) democracia; 2) seguridad y justicia; 3) derechos económicos, sociales, culturales y ambientales, y 4) pueblos indígenas.

Sin duda, uno de los puntos críticos en la agenda de Bachelet con la sociedad civil fue en relativo a la Guardia Nacional militar (GN), cuya entrada en operación es inminente. Obviamente, la visión crítica desde las organizaciones civiles es a partir de la creación de la GN; peor aún, de la anunciada decisión del Presidente López Obrador de nombrar a un militar en activo en el mando central.

Este asunto es de extrema sensibilidad para Bachelet ya que fue Secretaria de la Defensa de su país, Chile, teniendo como antecedente que ella y su madre, Ángela Jeria, fueron torturadas por la Dictadura del General Augusto Pinochet, en Villa Grimaldi, uno de los centros de tortura más crueles y temidos de la dictadura. Por suerte pudieron salir, viviendo en el exilio en Australia y Alemania antes de regresar a Chile en 1977. No pudo acompañarlas su padre, el coronel Alberto Bachelet, asesinado pocos días después del golpe de Estado por permanecer fiel al Gobierno del derrocado Presidente Salvador Allende.

Ante el temor y expectativas creadas por la reciente creación de la GN militarizada aún en contra de la atenta petición hecha al Primer Mandatario por el Presidente de la CNDH, Luis Raúl González Pérez, y a pesar de la decisión del Congreso de crear una corporación con mando civil, no militar, con base en su propia historia de vida, Bachelet siempre ha estado en favor del fortalecimiento de las corporaciones civiles para que la seguridad pública recaiga en estas autoridades.  Se comprometió a apoyar a la GN hacia el respeto a los derechos humanos.

Por su parte, el gobierno federal, en voz del Canciller Marcelo Ebrard, se comprometió a que la nueva corporación actuará “con perfil de derechos humanos”, a pesar de su conformación militar.

Bachelet y Marcelo Ebrard (Twiter)

Las cifras del terror

La Alta Comisionada fue advertida sobre los 230 mil asesinatos en los sexenios de Calderón y de Peña Nieto, y del alarmante aumento en la administración de López Obrador; los más de 40 mil desaparecidos, mil 300 fosas clandestinas, miles de casos de tortura y el 6.76 por ciento de la población obligada a abandonar sus hogares por la violencia en sus lugares de origen.

Según versiones de activistas presentes en la entrevista, aunque Bachelet ya sabía de la violencia en nuestro país, se mostró “sorprendida” del nivel al que ha llegado esta situación en México en años recientes.

Se le informó (lo cual motivó su interés) que en el sexenio pasado fueron asesinados 48 periodistas y 161 defensores, y en lo que va del año suman ya seis y diez, respectivamente.

Derechos económicos, sociales y culturales; medio ambiente y derechos indígenas

Por decisión de las ONG, una de las voceras ante la Alta Comisionada fue María de Jesús Patricio Martínez, Marichuy, ex candidata a la presidencia por el Concejo Nacional Indígena y el EZLN.

Uno de los puntos críticos que salió a relucir en la reunión con ONG es lo relativo a la instalación de macroproyectos económicos que promueven las empresas trasnacionales, que despojan a los pueblos originarios de su territorio y sus recursos naturales, como el agua, lo que ha generado conflictos en las regiones donde viven, e incluso fenómenos de desplazamiento forzado interno por la violencia generada en sus comunidades.

Foto: Milenio.

“Ya es un tema recurrente la disputa del control territorial entre los pueblos originarios y la concepción de desarrollo del Estado mexicano, con el Tren Maya, el Corredor Transístmico, el Proyecto Integral Morelos (que incluye la Termoeléctrica de Huexca) y los proyectos mineros y extractivistas”, le expresaron los activistas.

Escuchó también testimonios sobre la persistencia de la violencia de género que se traduce en altos niveles de feminicidios, acoso y agresiones sexuales, sin que los aparatos de justicia logren realizar investigaciones profesionales y sancionar a los responsables.

Bachelet estará en Saltillo, Coahuila, donde se reunirá con colectivos de familiares de personas desaparecidas; el lunes 8 de abril se encontrará con representantes del gobierno federal y el titular de la CNDH, y el martes concluirá su visita con una reunión con el Presidente López Obrador y una rueda de prensa.

¿Qué esperamos de la visita?

Por lo pronto, el hecho de que la Alta Comisionada haya venido en visita oficial a México ya es una señal de preocupación en torno a la situación de derechos humanos en el país, y que esta situación se refleje en el Informe que deberá rendir ante el Consejo de Derechos Humanos y la Asamblea General de la ONU, para que el Estado Mexicano sea llamado a cuentas.

Además, las ONG y las víctimas esperan que la Representación en México de ONU-DH continúe con su consecuente defensa de los derechos humanos y acompañamiento a las víctimas.