Ante indudable fracaso, Hacienda prorroga periodo de inscripción a estímulos fiscales en zona franca exclusiva (Video)

Debido al virtual fracaso en la implementación del plan federal de reducir el monto de los Impuestos al Valor Agregado (IVA) y sobre la Renta (ISR) en la franja fronteriza del norte de la república, la Secretaría de Hacienda y Crédito Público prorrogará hasta el 30 de junio el plazo para la inscripción de las personas físicas y morales al Decreto que establece esos estímulos fiscales en la región.

4 Vientos

15 de marzo del 2019.- El secretario de Desarrollo Económico de Baja California, Carlo Bonfante Olache, confirmó la decisión de la Secretaría de Hacienda luego de sostener ayer en Tijuana una reunión con el Procurador Fiscal Federal, Carlos Romero Aranda.

En Baja California, manifestó el funcionario estatal en un comunicado, han sido “pocas” las empresas que se enteraron  de la existencia del decreto, las que entendieron sus procedimientos y las que finalmente lograron inscribirse y aplicar sus beneficios.

De acuerdo con Bonfante, el Procurador Fiscal encontró el mismo panorama en los seis estados fronterizos, y 43 municipios que incluye el decreto. Por ello anunció el aplazamiento del periodo de inscripción al programa hasta el 30 de junio, así como una mayor flexibilidad en los requisitos para adherirse a sus favores.

¿Por qué los contribuyentes fronterizos a los que está destinado el programa federal no han respondido en la forma en como esperaba el presidente Andrés Manuel López Obrador cuando anunció el proyecto? Los organismos empresariales y profesionales de la región dicen que es muy difícil cumplir con la tramitología impuesta en el decreto. Juzgue usted:

El “Decreto de estímulos fiscales para la región fronteriza norte” se enmarca en los esfuerzos del Gobierno de México para fortalecer la economía de los contribuyentes de la frontera norte del país y con ello estimular y acrecentar la inversión.

Sus objetivos son mejorar la competitividad, reactivar la economía regional, generar empleos y aumentar los ingresos y la recaudación fiscal, así como atraer turismo “con lo que se beneficiarán pequeñas y medianas empresas.”

En el caso del estímulo que otorga en el ISR, cuyo caso de inscripción a sus beneficios vencía el próximo 31 de marzo, se establece un crédito fiscal “equivalente a la tercera parte del impuesto causado en el ejercicio o en los pagos provisionales, contra el gravamen del mismo ejercicio o en los pagos provisionales del mismo, según corresponda, en la proporción que representen los ingresos totales obtenidos en la región del total de sus ingresos.”

En el IVA, que concluyó su periodo de inscripción el pasado 7 de febrero, el decreto concede un crédito fiscal del 50% del impuesto, el cual se aplicará en forma directa sobre la tasa del 16%, a fin de que la tasa disminuida que resulte sea del 8%.

Sólo podrán adherirse al decreto los contribuyentes residentes en México o en el extranjero con establecimiento permanente en el país, que cumplan con las siguientes características:

Ingresos exclusivamente en la región fronteriza norte de al menos el 90% del total de sus ingresos, que no gocen de ningún otro estímulo fiscal y se encuentren bajo alguno de los siguientes regímenes:

Personas morales del régimen general; personas morales que optaron por acumulación de ingresos; personas físicas con actividad empresarial y profesional; y personas físicas y morales que realicen actividades de enajenación de bienes, otorgamiento del uso o goce temporal de bienes, o de prestación de servicios independientes, siempre que se efectúen en los locales o establecimientos ubicados en la citada región.

Para inscribirse al decreto y en el caso del ISR, los interesados deben presentar un aviso al Sistema de Administración Tributaria (SAT) para solicitar su inscripción en el padrón de beneficiarios del estímulo a más tardar el 31 de marzo de 2019.

Asimismo deben acreditar que cuentan con una antigüedad de por lo menos 18 meses con domicilio fiscal en la región fronteriza norte o que cuentan con un establecimiento permanente dentro de la misma, en cuyo caso el estímulo se otorgará en la proporción que representen los ingresos totales obtenidos en la zona fronteriza norte del total de los ingresos del contribuyente.

Los contribuyentes interesados que inicien operaciones o tengan menos de 18 meses de antigüedad en el domicilio fiscal, deberán acreditar que cuentan con la capacidad económica, activos e instalaciones para operar sus actividades empresariales en dicha región, y que para realizar las actividades dentro de esta zona, utilizan bienes nuevos de activo fijo.

También deberán contar con firma electrónica avanzada, opinión positiva del cumplimiento de obligaciones fiscales, tener acceso al Buzón Tributario y colaborar semestralmente con el SAT, participando en el programa de verificación en tiempo real.

Y en el caso del IVA, los interesados deben realizar la entrega material de los bienes o la prestación del servicio en los locales o establecimientos ubicados dentro la región fronteriza norte.

Al mismo tiempo, debían presentar en tiempo y forma el aviso de aplicación de estímulo fiscal a más tardar el 7 de febrero de conformidad con las Reglas de Carácter General que al respecto emita el SAT; salvo los contribuyentes que inicien actividades en fecha poster.

En su comunicado, el secretario estatal de Desarrollo Económico señaló ayer que será hasta la publicación de la nueva Miscelánea Fiscal cuando la Secretaría de Hacienda de a conocer los nuevos estímulos que se ofrecerán para que los contribuyentes se incorporen al decreto.

El funcionario consideró que “un mes fue poco tiempo” para que las empresas se enteraran de los requisitos que pide el decreto y de los beneficios que ofrece, y se convencieran e iniciaran el trámite.

Además, pocos fueron aceptados (en el decreto) porque se dieron motivos diversos para rechazarlos”, agregó.

Carlo Bonfante concluyó: “Para incentivar el buen desempeño de la economía bajacaliforniana, es necesario contar con programas que fomenten la competitividad de nuestras empresas, que hagan frente al mercado de la frontera Sur de Estados Unidos y así eviten la fuga de divisas y consumidores.”