Ensenada entra por primera vez a la lista de las 50 ciudades más violentas del mundo

Tijuana y Ensenada ocuparon los lugares 1 y 34 en la lista de las 50 ciudades más violentas del mundo en el año 2018, de acuerdo con el Consejo Ciudadano para la Seguridad y la Justicia Penal.

Javier Cruz Aguirre / 4 Vientos / Foto principal: Hiptex

12 de marzo del 2019.- Es la primera vez en la historia del listado que Ensenada ingresa al registro y lo hizo con una tasa de 46.60 homicidios dolosos por cada 100 mil habitantes, cifra muy alejada de la letal Tijuana que reportó una cantidad de 138.26 asesinatos por cada 100 mil habitantes.

Ensenada concluyó así su racha de aumentar por tres años continuos, su estadística anual de asesinatos hasta llegar al record histórico del año pasado (253 muertes deliberadas), pero su comportamiento en los dos primeros meses del 2019 es alentador al registrar 8 sacrificados menos en el comparativo del periodo enero-febrero: 31 este año contra 39 del año 2017.

También se debe recordar que en abril del año pasado el autonombrado “Cartel La Rana” colocó mantas en una zona residencial de El Sauzal, conurbada al norte con la ciudad de Ensenada, declarándose vencedor en la pugna violenta por ser dueño del narcomenudeo en la región, al ganar a los integrantes de los grupos delincuenciales Jalisco Nueva Generación, Arellano Félix y Sinaloa.

Las ciudades bajacalifornianas se sumaron a la cifra histórica que aportó México a la lista: 15 de las 50 urbes más mortales del planeta, lo que representó el 30 por ciento del registro general.

José Antonio Ortega, presidente del Consejo Ciudadano para la Seguridad y la Justicia Penal, presentó este día el informe en la Ciudad de México y precisó que nuestro país aportó cinco de las 10 ciudades más violentas.

Aparte de Tijuana están Acapulco, Guerrero (segundo lugar mundial) con 948 homicidios y una tasa promedio de 110.50 asesinatos por cada 100 mil habitantes; Victoria, Tamaulipas (cuarto lugar con 314 muertes y una tasa de 86.01); Juárez, Chihuahua (quinto lugar con mil 251 crímenes y tasa de 85.56); e Irapuato, Guanajuato (sexto lugar con 473 víctimas y tasa de 81.44)

Escena común en Tijuana y Ensenada (Foto: La Crónica).

México también contribuyó al índice de metrópolis que ingresaron al inventario por primera vez: seis de las siete enlistadas.

Además de Ensenada, en donde se contabilizaron 253 homicidios dolosos -la cifra más alta en toda su historia-, se sumaron Irapuato; Cancún, Quintana Roo, en el lugar 13 con 257 fallecimientos y una tasa de 64.67 muertes por cada 100 mil habitantes; Uruapan, Michoacán (lugar 18 con 189 asesinatos y tasa de 54.52); zona metropolitana de Coatzacoalcos, Veracruz (lugar 26 con 162 sacrificados y tasa de 48.36); y Celaya, Guanajuato (lugar 32 con 240 inmolados y una tasa de  46.99).

Ortega indicó que en el informe 2018 salieron de la lista de las cinco primeras ciudades más violentas Los Cabos, Baja California Sur, que un año antes tuvo el primer lugar; La Paz, también en Baja California Sur; así como Mazatlán, Sinaloa, pero no por acciones efectivas de combate a la inseguridad.

“En 2018 –explicó el activista-, las tasas de homicidio de Los Cabos y La Paz se desplomaron, pero no gracias a alguna política, sino al hecho simple de que un grupo criminal se impuso a sus rivales y los expulsó de las plazas. Fue el Cartel Jalisco Nueva Generación el que desplazó por completo de esas ciudades al Cartel del Pacífico.”

Las 15 ciudades que México aportó al cuadro es la cifra más alta para el país desde 2010, fecha en que comenzó a publicarse el conteo mortífero. Fue precisamente 2010 el año que tenía el record más alto, con 13, seguidas con 12 localidades en 2011 y 2017.

“El informe se realizó a partir de la comisión de homicidios dolosos en ciudades y manchas urbanas superiores a los 300 mil habitantes, y con la información que pueda ser recopilada por internet,” puntualizó José Antonio Ortega.

A nivel mundial el estudio destacó que Brasil contribuyó a la lista con 14 ciudades violentas, seguido por Venezuela con seis, Estados Unidos con cuatro y Sudáfrica con tres.

Caracas quedó en tercer lugar con dos mil 980 asesinatos intencionales y una tasa promedio de 99.98, pero si se toma en cuenta únicamente el número de homicidios la capital venezolana ocupa el primer lugar mundial, seguido por Fortaleza (Brasil) con dos mil 724 muertes (noveno lugar con una tasa de 69.15) y Tijuana en tercer lugar con sus dos mil 640 víctimas.

Finalmente, en su mensaje político, el vocero del Consejo Ciudadano para la Seguridad y la Justicia Penal manifestó que las políticas erróneas que no sirven para abatir la violencia, y tratan de que el Estado no aplique la ley, son: 1.- Legalizar las drogas. 2.- Dar subsidios a delincuentes. 3.- Negociar con malhechores al ofrecerles treguas y/o amnistías.

“Las experiencias de Colombia y Honduras demuestran que aplicar la ley no es la causa de la violencia. No aplicarla, ¡sí!”