Denuncian fracaso administrativo y posible desvío de 2.8 mdp que crearían Plan Maestro de Vialidades en Ensenada

Presuntamente “por exceso de trabajo”, la Tesorería Municipal no canalizó al Instituto Municipal de Investigación y Planeación (IMIP) una cantidad millonaria que el Congreso local y el cabildo autorizaron para la elaboración del Plan Maestro de Vialidad y Transportes de Ensenada.

Javier Cruz Aguirre / 4 Vientos

5 de marzo del 2019.- Lo anterior se desprende de la declaración hecha ayer por el Presidente de la Comisión de Seguridad, Tránsito y Transporte del Ayuntamiento de Ensenada, el regidor Iván Duarte Córdova, en la reunión del grupo Foro Ensenada, en donde el edil también aceptó que el programa de reingeniería administrativa del gobierno municipal que costó al erario más de un millón de pesos, no funcionó.

“Nunca operó conforme a como se planteó. La simplificación administrativa y el ahorro financiero que se ofrecieron quedaron pendientes al enfrentarse al creciente aparato burocrático del municipio, por lo que se puede considerar más una medida que logró algunos ahorros”, opinó.

Hace dos años -7 de marzo del 2017-, el gobierno local que preside el priista Marco Antonio Novelo Osuna, pagó un millón 160 mil pesos a la empresa Alpha & Gama Consultores Administrativos, S.A. de C.V., por la realización de una auditoría financiera y normativa de carácter preventiva y correctiva del Ayuntamiento, por el periodo del 1 al 31 de diciembre del 2018,  que concluyó en la elaboración del programa de reingeniería del municipio.

La empresa, con oficina matriz en la Ciudad de México y que tiene como clientes a Petróleos Mexicanos, la Comisión Nacional de Derechos Humanos, las secretarías federales de Salud y de Economía, el Gobierno de San Luis Potosí y el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología, recibió por asignación directa el contrato de servicios profesionales del ayuntamiento local.

No hay evidencia material, aparte del programa general de reingeniería administrativa, de los resultados que arrojó esa Auditoria, así como tampoco de sus conclusiones, recomendaciones  y de las medidas correctivas que se adoptaran realmente tras la fiscalización externa hecha por los socios del consorcio: ONG Contraloría Ciudadana para la Rendición de Cuentas A.C., la Universidad de las Ciencias de Calidad, y Access to Energy.  

Respecto al incumplimiento de la Tesorería de aplicar el recurso presupuestal que el cabildo etiquetó específicamente para crear el necesario Plan Maestro de Vialidad y Transportes de Ensenada, consistente en dos millones 800 mil pesos, el munícipe dijo desconocer por qué la titular de la dependencia, Guadalupe  Méndez  Maldonado, no los entregó al IMIP para que hiciera el programa estratégico.

“Si este dinero no se aplica en específico para lo que fue destinado, el responsable de la omisión pudiera incurrir en alguna responsabilidad de carácter administrativa”, apuntó.

Y reiteró que la Tesorería Municipal debe canalizar de inmediato el dinero público en la meta que se trazó, “pero al parecer esta instancia se encuentra saturada de trabajo y no lo ha hecho.”

Fue el 27 de febrero del 2018, al aprobar una prórroga por dos periodos de cinco años a los concesionarios del transporte público de la ciudad, cuando el cabildo de Ensenada, a petición expresa de la Tesorera Guadalupe Méndez, decidió destinar dos millones 800 mil pesos de los ingresos por el cobro de derechos derivados de la renovación de las licencias, a la elaboración del Plan Maestro de Movilidad y Transporte del Municipio.

La Tesorera Guadalupe Méndez y el presidente municipal Marco Novelo, la pareja que operó la crisis financiera y de servicios en el municipio de Ensenada (Foto: Frontera).

Pero el tema tiene otro antecedente. El 27 de diciembre del 2016, el Congreso del Estado aprobó entregar poco más de dos millones de pesos al gobierno de Ensenada para que lo aplicara, en el año siguiente, a la elaboración del Plan Maestro de Vialidades del municipio.

En aquella ocasión el presidente de la Unión de Transportistas Independientes del Municipio de Ensenada (Utime), Armando Gutiérrez Guerra, declaró que el estudio “permitirá tener una base para lograr la modernización del transporte público” en la jurisdicción municipal.

El Plan Maestro –dijo entonces el transportista- también serviría para reconsiderar otras alternativas de movilidad sin afectar al sector en caso de darse un incremento al precio de las gasolinas y el diésel en 2017, cosa que finalmente ocurrió.

En aquella ocasión se acordó que el plan contemplaría varios elementos, entre ellos iniciar el proceso de reestructuración de las rutas del transporte, definir en qué vialidades el gobierno debía invertir en obras de bacheo, reencarpetado y pavimentación, así como analizar la posibilidad de que el gobierno municipal utilizara recursos federales a fondo perdido para lograr la modernización, semaforización y vigilancia de la Unidad Municipal de Transporte.

Por motivos que nunca aclararon la Presidencia y la Tesorería Municipal del XXI Ayuntamiento que presidió el también priista Gilberto Hirata Chico, esos recursos públicos tampoco se aplicaron en lograr el objetivo fundamental para el que fueron asignados por los diputados.