GRÍTALO 2.0: Una velada cultural en medio de la lluvia

Afuera la lluvia canta melodías ocultas para los mortales, susurrando pasiones y sueños de vidas pasadas. Adentro los poetas, escritores, músicos, danzantes y demás creadores comparten su pasión y/o angustia por existir, permitiéndose arropar por la formación de un nuevo espacio-tiempo cultural facilitado por las plataformas Art To Rosa y Paralelícuaro. Así se desarrolla la segunda edición del Grítalo, un evento de convergencias artísticas y culturales donde se vinculan las artes, pero sobretodo, las almas.

Iván Gutiérrez / A los 4 Vientos

DSC_2425

Entre números de música, danza, poesía, arte plástico y teatro fue que el pasado sábado 2 de febrero más de setenta ensenadenses disfrutaron una velada cultural en las instalaciones del Taller de Guitarras Carlos Patiño, evento organizado por gestores culturales jóvenes de la ciudad de Ensenada. La tarde-noche transcurrió de manera amena entre la calidez de focos dorados, presentaciones artísticas y tazas de café gratuitas.

DSC_2386
DSC_2407
DSC_2343

Entre los organizadores de la velada se encuentran Kevin Gabriel, Careli Zavala y Eduardo Palacios. Algunos de los artistas participantes en el evento fueron Anelvira Wolburg, Damián Garibay, Timna “Transente”, Kevin Contreras, Careli Zavala, Edith Ochoa, John LeFou, Eduardo Palacios, Sierra González, «Regalado del Mundo, Ilse McCarthy, Sonia, entre muchos otros.

“Estos espacios son muy importantes. Es buen tener interés y compromiso, y participar en estos eventos. Que bueno que estamos aquí”, compartió en su momento la joven Sonia, quien desde Tijuana acudió para presentar sus obras plásticas.

DSC_2325
DSC_2312
DSC_2296
DSC_2294

Por su parte, la Efecto Jazz brindó una interpretación teatral que hizo derramar tantas risas como las nubes gotas. Esta misma plataforma compartió piezas musicales de diferentes artistas antes las decenas de asistentes que encontraron un abrigador y expresivo refugio en este evento.

DSC_2328
DSC_2342
DSC_2337

Geosmina, otro de los grupos participantes, transformó canciones populares de géneros como la banda y el norteño en llantos y melodías que tocaron todo tipo de fibras.

A lo largo de más de cuatro horas la gente participante cantó, coreó y se dejó abrazar por los corazones que esa noche abrieron su pecho. Aplausos inundaron esta plaza pública de las artes improvisada, así como lo hizo la tormenta con las calles de la ciudad.

DSC_2355
DSC_2379
DSC_2315

Concluyendo el evento, Eduardo Palacios, uno de los organizadores, compartió palabras con el público: “Paralelícuaro significa el lugar de todos juntos, es una plataforma para juntar esfuerzos, para hacer algo abierto donde todos puedan participar y coincidir en una voluntad de cambio. Queremos hacer comunidad, cultura y darle la belleza que merece a lo cotidiano. Nuestra lucha es cultural y tenemos como campo de batalla lo cotidiano”.

Posteriormente le agradeció a la joven Citlalin Espinoza, quien con tan solo 15 años ya vela por su comunidad y se ha sumado a los esfuerzos de Paralelícuaro para crear más espacios sensibles y culturales en Ensenada.

GALERÍA DE FOTOS

DSC_2400
DSC_2404
DSC_2427
DSC_2334
DSC_2362
DSC_2397-2
DSC_2392
DSC_2351
DSC_2292
DSC_2309
DSC_2304


COBERTURA AUDIOVISUAL