Comercio denuncia «total abuso de poder» del Ayuntamiento de Ensenada

El sindicato del comercio de Ensenada anunció este día actos de protesta contra el cabildo local, a quien acusa de adoptar acciones “autoritarias, atropelladas y de un total abuso de poder” en tres temas: el carnaval, la eliminación del uso de bolsas de plástico en el comercio y la imposición de parquímetros de estacionamiento en el centro histórico de la metrópoli porteña.

4 Vientos

14 de febrero del 2019.- Con su aliado natural a un lado en la toma de decisiones y acciones de inconformidad -el Consejo Coordinador Empresarial de Ensenada (CCEE)-, la mesa directiva de la Cámara de Comercio, Servicios y Turismo (CANACO) destacó que el ayuntamiento que preside Marco Antonio Novelo Osuna “no escucha y toma determinaciones de manera arbitraria, sin consultar las medidas que aplicarán a la comunidad”.

Jorge Menchaca y Jorge Cortés, presidentes de la CANACO y el CCEE, respectivamente, se referían a que el cabildo impuso a la ciudad y al comercio del primer cuadro de la ciudad y zona turística del bulevar costero:

1.- La realización de las fiestas de carnaval en un lugar inadecuado; 2.- la instalación de parquímetros con fines exclusivamente recaudatorios, sin respetar las zonas exclusivas de estacionamiento rentadas anualmente por las tiendas; y 3.- la cancelación de entrega de bolsas de plástico a la clientela en establecimientos comerciales, sin el sustento científico que confirmen de que estos artículos son dañinos para el ambiente.

Tema por tema, estos son los argumentos que los comerciantes agrupados esgrimen en su queja, todos ellos contenidos en un comunicado:

La máxima fiesta popular de Baja California, una molestia para un sector del comercio porteño (Archivo)

A.- Piden carnaval en Playa Hermosa: Más de 200 negocios son los afectados con la organización del Carnaval de Ensenada en la zona comercial del bulevar Costero. Pidieron que esta festividad, que se realizará del 28 de febrero al 5 de marzo próximo, se reubique en la zona municipal de Playa Hermosa.

Los quejosos aclararon que están de acuerdo con la organización de la festividad popular, la que más gente reúne en todo el estado, “pero no en donde se realiza por los actuales organizadores porque, a una importante cantidad de comercios, les obliga a cerrar sus negocios al no haber ventas por la imposibilidad que tienen sus clientes de acudir a sus comercios”.

Recordaron que uno de los planteamientos que han hecho los concesionarios de la fiesta –los empresarios Rodolfo Lizárraga y Fernando Mancilla Ponce, que obtuvieron en remate el carnaval cuando pagaron por él un millón de pesos cuando el cabildo pedía tres-, es que en Playa Hermosa no pueden vender igual que en el centro de la ciudad; “sin embargo, no se considera la afectación que hacen al comercio organizado.”

Los mercantes manifestaron que aun cuando su agrupación ha tenido disponibilidad al diálogo, al grado de pactar compromisos con los concesionarios de tener acuerdos justos con cada uno de los comerciantes afectados, la negociación no se ha dado y los convenios preliminares se cancelaron.

“Por el contrario, los comerciantes establecidos una vez más se sienten impactados de manera negativa con la festividad porque bloquea la entrada principal tanto del turismo como de clientes locales”, indicaron los manifestantes en su escrito.

Finalmente, en este tema revelaron que ya estudian la posibilidad de recurrir a un recurso legal para evitar la imposición del sitio de festejos y sufrir pérdidas por caer sus ventas en los nueve días que dura el carnaval, incluidos las jornadas de preparativos, instalación y levantamiento de puestos, así como la limpieza de calles y avenidas.

Las bolsas de plástico, en la polémica (Foto: Economía Digital)

B.- Sin fundamento científico que sustente la prohibición de bolsas de plástico: La CANACO resaltó “la total carencia de algún fundamento científico que sustente la prohibición al otorgamiento de bolsas de plástico en mercados”, determinación del cabildo que originó, a decir de los comerciantes, una reducción del 25 por ciento en sus ventas.

“Las bolsas de plástico se pueden reciclar (…) Representantes de empresas que elaboran bolsas de plástico nos explicaron el ciclo de este material. Una vez que se usa la gente acostumbra a reutilizarlos para (almacenar) la basura. Luego se manda a los rellenos sanitarios, ahí se recoge, se procesa de nuevo y una vez más se reutiliza”, explicaron en su escrito.

Por ello rechazaron “la discrecionalidad de las autoridades del XXII Ayuntamiento de Ensenada para indicarnos qué plásticos se podrán usar y cuáles no, como si fueran expertos en un tema del cual carecen de sustento informativo”.

A continuación resaltaron que al cancelar el uso de las bolsas de plástico en los comercios, el cabildo “jamás sustentó” su norma con razones técnicas y estudios científicos que precisaran sobre los efectos de los empaques en la salud humana y ambiental.

“El acuerdo de Cabildo es ambiguo porque no especifica a qué tipo de bolsas se refieren, ya que existen (para) diferentes usos, como acarreo y empaque. Solo establecieron una medida general para que no se regalen, lo que no genera una solución. En ningún momento se habla del reciclamiento, que sí es una alternativa para productos de desecho.”

Además, en su documento de inconformidad, la CANACO manifestó que la medida no solo afecta a los comerciantes que no pueden vender la misma cantidad de productos, en especial aquellos de mayor dimensión, sino también a la ciudadanía en general que en estos momentos sufre “severos problemas de recolección de desechos, por lo que esta medida solo complica el problema de contaminación por basura que ya existe en la ciudad”.

Los empresarios asimismo recordaron que en muchas escuelas de Ensenada se pide a los alumnos que reúnan plástico para venderlo y así alcanzar dos propósitos; 1.- fomentar el reciclamiento y, 2.- obtener ganancias para invertirlas en la solución de necesidades específicos de los planteles escolares, metas que ya están afectadas por la disposición “unilateral y autoritaria del cabildo.”

Modelo de parquímetro que podría instalarse en Ensenada (Archivo).

C.- Sin estudio de factibilidad para la autorización de los parquímetros: La Canaco acusó al ayuntamiento de concesionar a una empresa, sin estudios de factibilidad, sin dar el nombre del concesionario, sin transparentar contratos y violando acuerdos con el sector comercial de respetar las áreas de exclusividad ya establecidas, la instalación de parquímetros en la zona Centro de la ciudad.

“La única justificación que dan a conocer los integrantes del cuerpo edilicio es que se debe a la necesidad de recaudar más ingresos por el Ayuntamiento de Ensenada. Pero la empresa concesionaria se llevará entre un 70 a 75 por ciento de las ganancias, mientras que el Ayuntamiento recaudará solo entre el 15 al 20 por ciento.”

La Cámara reveló que funcionarios municipales informaron que el gobierno local, por el cobro de áreas de exclusividad a los establecimientos comerciales, tiene un ingreso anual de seis millones de pesos, cantidad que se duplicará con el uso de los parquímetros.

“Lo anterior indica que se le apostará a la medida de la recaudación por concepto de las infracciones a la población, que generará efectos negativos al sector comercio debido a que con la multa por vencimiento del parquímetro, la inmovilización del vehículo y el pago de la grúa, los clientes ya no regresarán.”

Finalmente recordaron que en otras ciudades de Baja California en donde se ha intentado aplicar este modelo de cobro, las autoridades han fracasado, siendo éste el  caso de la misma ciudad de Ensenada en donde hace años se usaron los parquímetros.

“No estamos dispuestos a permitir que se sigan cometiendo este tipo de atropellos, hechos por un Cabildo que muestra un total abuso de poder.”

Nota de contexto: