El Centro de Investigación del Ejército y el CICESE analizan ampliar su relación científica (Video)

Autoridades del Centro de Investigación del Ejército visitaron el Centro de Investigación y de Educación Superior de Ensenada (CICESE). Los militares, se informó, buscaron temas de interés para vincular y trabajar proyectos conjuntos.

Todos@Cicese

Con el objeto de identificar las áreas de interés común en donde pudieran surgir acciones de colaboración y trabajo conjunto, el director del Centro de Investigación y Desarrollo del Ejército y Fuerza Aérea Mexicana (CIDEFAM), acompañado por personal a su cargo y de las direcciones de Sanidad y Transmisiones de la Secretaría de la Defensa Nacional, visitaron el pasado 15 de enero las instalaciones del CICESE.

Durante la presentación, científicos y militares recordaron que el CICESE y el CIDEFAM ya participaron en un proyecto: el diseño, construcción y puesta en órbita de un sistema de nanosatélites en donde participan, por convenio, la Dirección General de Transmisiones de la Secretaría de la Defensa Nacional, la Agencia Espacial Mexicana, la UNAM, el IPN y el CICESE.

Este proyecto, recordaron, abarca el diseño y construcción de dos nanosatélites: uno dotado con una cámara en el espectro visible y el otro en el infrarrojo.

Según explicó el director del CIDEFAM, General de Brigada Hernán Cortés Hernández, este centro tiene apenas cinco años de haberse creado. Sin embargo, las fuerzas armadas en México tienen muchos más años realizando labores de investigación y desarrollo en sus diferentes áreas, como en la Dirección General de Industria Militar o en las escuelas militares de graduados de Sanidad y de Ingenieros.

En la reunión, el director del CIDEFAM, General de Brigada Hernán Cortés Hernández (izquierda), y el director general del CICESE, doctor Guido Marinone Moschetto (Foto: Cortesía).

En 2013, explicó el general Cortés Hernández, se creó este centro con el objetivo de concentrar, administrar, controlar y difundir la cultura de la investigación hacia el interior de las fuerzas armadas. No cuenta con investigadores adscritos en su organigrama porque se trata más bien de un cuerpo administrativo encargado de manejar la investigación que se realiza en las distintas áreas.

“Nosotros recibimos las propuestas de proyectos, las autorizamos, distribuimos los recursos e informamos al alto mando de lo que es viable para el ejército, sus ventajas y desventajas; lo que nos sirve”.

La comitiva militar estuvo conformada, además del general Cortés, por el Mayor Ingeniero en Comunicaciones y Electrónica Ehécatl Ignacio Morales Diego y la soldado auxiliar de oficina Claudia Rivera Montes, del CIDEFAM; los Mayores Médico Cirujanos Rebeca Vargas Olmos y Exsal Manuel Albores Méndez, ambos de la Dirección General de Sanidad, y por el Capitán Ingeniero en Comunicaciones y Electrónica Álvaro Juárez Tejeda, de la Dirección General de Transmisiones.

Por parte del CICESE participaron, además del director general, doctor Guido Marinone Moschetto, los directores de sus cuatro divisiones académicas (Ciencias de la Tierra, Física Aplicada, Biología Experimental y Aplicada y Oceanología) y de las direcciones de apoyo, que son Estudios de Posgrado, Telemática y de Impulso a la Innovación y el Desarrollo.

El objetivo de la visita fue planteado por el director del CIDEFAM: que nos conozcan, conocer los trabajos y proyectos del CICESE, y buscar una vinculación que permita trabajar en otros proyectos conjuntos.

“Además, la reglamentación nos exige que existan enlaces y trabajo con otras instituciones para hacer un ejercicio eficiente de los recursos, aprovechar experiencias y buscar áreas de oportunidad donde podamos desarrollar proyectos conjuntos, (…) pues nuestra finalidad es hacer más eficiente el trabajo de las fuerzas armadas”, señaló.

La visita abarcó primero una reunión donde todos participaron: después, un recorrido de casi cinco horas por laboratorios e instalaciones del CICESE.

El director de Ciencias de la Tierra, Luis Alonso Gallardo Delgado, les  explicó sobre las capacidades de equipamiento geofísico que permiten conocer las características del subsuelo desde 30 centímetros hasta cientos de kilómetros de profundidad; sobre las diferentes técnicas y modelos que permiten determinar las características físicas de rocas y recursos en 2 y 3 dimensiones, así como los equipos de percepción remota usados para conocer la afectación en casos de deslaves y deslizamientos de terreno, entre otros.

También las capacidades de los laboratorios geológicos y los alcances de la Red Sísmica del CICESE, integrada por instrumentos que pueden medir la velocidad, aceleración y desplazamiento del terreno en caso de ocurrir eventos sísmicos en el noroeste de México.

Los estudios en sismología no solamente se enfocan a evaluar el desplazamiento y la estructura de la corteza terrestre en esta región, sino que ahora monitorean el desplazamiento del terreno en regiones volcánicas activas, el hundimiento en zonas como Cerro Prieto (40 cm desde 2012) y generan mapas de riesgo sísmico para prevenir afectaciones en zonas urbanas.

En uno de los laboratorios del Cicese (Cortesía)

En Física Aplicada, su director, Eugenio Méndez, detalló las líneas de investigación que 70 investigadores siguen en sus áreas académicas, de las cuáles consideró que podrían ser de interés para el ejército las que se refieren a telemedicina, comunicación en hospitales basada en inteligencia artificial, desarrollo de materiales biocompatibles transparentes, medición de presión intraocular por medios ópticos, biosensores, así como microscopías y espectroscopías ópticas.

En Oceanología, Edgar Pavía López detalló la estructura académica que abarca personal, posgrados e infraestructura en Acuicultura, Ecología Marina, Oceanografía Física y Biológica, además del Departamento de Embarcaciones Oceanográficas que opera el buque Alpha Helix.

Las áreas de estudio del personal de esta división abarcan todas las provincias oceanográficas mexicanas: la Bahía de Todos Santos, el litoral del Pacífico de la península de Baja California, el Golfo de California, el Pacífico Mexicano y el Golfo de Tehuantepec, así como el Golfo de México, el Mar Caribe, Canal de Yucatán y el Canal de Florida, siendo esta una de las pocas instituciones que opera estaciones oceanográficas en aguas de Estados Unidos y Cuba.

Ofrece también servicios de pronóstico meteorológico, predicción de mareas, corrientes, nivel de mar y algunas variables ambientales. Ofrece servicios de diagnóstico patológico de especies acuícolas y asesorías sanitarias; asesorías diversas a la iniciativa privada y a los tres órdenes de gobierno. Es sede también del centro de operaciones del Sistema Nacional de Alerta de Tsunamis.

La comitiva visitó el kiosko que opera el sistema de salud a-Prevenir © y el laboratorio de Evovisión; los laboratorios de Innovación Biomédica y de Degradación Natural de Hidrocarburos (del Consorcio de Investigación del Golfo de México -CIGOM-); los laboratorios de Nivel de Mar y Alerta de Tsunamis; de Radiofrecuencia y Pulsos Ultracortos; la Red Sísmica del CICESE y los laboratorios de Geocronología y Microscopía Electrónica de Barrido.