REDES DE PODER: Gutierritos recargado

En una tienda Oxxo un paquete de cacahuates, una botella de agua y unas papas tienen un costo total de 90 pesos

Alfonso Torres Chávez/ A los 4 Vientos.

La escalada de precios, decía Adam Smith en La riqueza de las naciones, es consecuencia de la falta total de diseño de una política económica. Las crisis no pueden evitarse, pero si puede el estado implementar mecanismos económicos de protección.

Si los precios de productos como las botanas o el vaso de café –que en las tiendas Oxxo tiene un precio promedio de 17 a 19 pesos- están subiendo, significa que el dinero volverá a sufrir un estado inflacionario.

Si nos ceñimos a la ley de la oferta y la demanda, las personas gastan un presupuesto determinado, este sexenio se anunció un aumento de 176 pesos al salario mínimo, pero de nada nos sirve si los precios de los productos básicos no se mantienen en el mercado. Es decir, que yo gane un mínimo de 176 pesos diarios por jornal trabajado, de nada me sirve si en las tiendas una bolsa de papas me cuesta entre 40 a 90 pesos.

Charles Fourier Quotes

El gobierno del Andrés Manuel López Obrador formuló un programa económico cuyo modelo se parece más al falansterio de Carlos Fourier, economista francés que aseveró que el hombre llegaría a vivir un mundo ficticio donde el dinero tendría por fin un valor establecido sin cambios, palabras más palabras menos porque explicar el falansterio requeriría un artículo completo.

Qué maravilla que el salario mínimo aumente a 176 pesos, sobre todo para quienes menos ganan, pero lo que se requiere es el que estado estabilice la escalada de precios.

Smith afirma en su obra que la única forma que tiene el estado para producir riqueza de una manera equitativa –y lo mismo sucede con el pago de impuestos-, es que se implementen blindajes para evitar que el dinero pierda valor por la especulación.

Si la escalada de precios continúa como va, el gobierno federal tendrá que implementar medidas de austeridad más agresivas.

De nada sirve que AMLO proponga la austeridad republicana, si no puede controlar la escalada de precios que es producto de una pésima política económica.

Si el banco central libera dinero circulante, quizá eso complique más la situación financiera del país, por lo que hasta no tener una política definida no se detendrá la inflación ni la escalada de precios.

Por otro lado, lo que más afecta a la población es el aumento de precios de la canasta básica.

Quizá una liberación RESPONSABLE de los precios solucionaría el problema, siempre que el gobierno implementara controles estrictos sobre dicha liberación.

Si no se sostiene una política económica responsable hasta el final del sexenio, nos veremos inmersos en una profunda crisis.