Lenta revisión de caso de alerta sanitaria en Tijuana

El gobierno de Baja California aceptó hoy que una clínica privada de Tijuana –Grand View, hospital especializado en procedimientos quirúrgicos usados para tratar la obesidad (bariátrica)- fue cerrada hace casi un mes porque registró seis casos de estadounidenses infectados en quirófano con una bacteria que puso en peligro la vida de los pacientes.

4 Vientos / Foto principal: Síntesis TV

Tijuana, B.C., lunes 14 de enero de 2019.- La aceptación del caso ocurrió luego de que el pasado sábado 12 de enero la agencia Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) de los Estados Unidos, emitió una alerta sanitaria para que los ciudadanos de su país eviten acudir al hospital de Tijuana que en internet dice “ser el mejor hospital bariátrico de toda América Latina”.

En un comunicado, el secretario de Turismo del estado – Óscar Escobedo Carignan- fue el que se encargó de informar que el hospital fue cerrado “de manera precautoria” el 19 de diciembre de 2018. Esto “en tanto las autoridades normativas de la Secretaría de Salud del Estado, específicamente la Dirección Contra Riesgos Sanitarios, realizan las investigaciones y aplican las sanciones y medidas que correspondan con la finalidad de corregir dichas anomalías”.

Pese a la gravedad del problema, el gobierno estatal no termina de hacer la investigación y no hay una fecha oficial para presentar los resultados de su pesquisa.

Lo que si hay son dos declaraciones de funcionarios estatales para minimizar la alerta del gobierno estadounidense.

Primero, el 12 de enero, Héctor Rivera Valenzuela, subdirector general para la Protección contra Riesgos Sanitarios de Baja California, tras aceptar que efectivamente hubo un contagio en el hospital, dijo que “se trató de una contaminación de los quirófanos, pero no tiene nada qué ver con la capacidad de los médicos” que ahí trabajan: los cirujanos Mario Almanza, Marcelo Hernández y Rafael Camberos, entre otros.

Y hoy Escobedo Carignan destacó que los casos de infección “representan una situación que involucra solamente a una clínica particular de la ciudad (de Tijuana), por lo cual no debe generarse alarma.”

Foto: El Economista

De hecho, el secretario de Turismo destacó que Baja California “es el único estado de México que cuenta con políticas públicas en materia de Turismo de Salud y Bienestar”, y que anualmente son 2.76 millones de personas las que llegan al estado para recibir atención médica.

“Los 6 casos de pacientes infectados fueron atendidos en una misma unidad, por lo que la atención de pacientes en otros hospitales se efectúa de manera normal, sin reportarse afectaciones de esta índole”, agregó el ministro.

En su alerta sanitaria, la CDC denunció: «Recientemente, algunos residentes de EU que regresaron de Tijuana, Baja California, fueron diagnosticados con infecciones causadas por una forma resistente a los antibióticos de la bacteria pseudomonas aeruginosa.»

Destacó que “la mayoría de los infectados, aunque no todos, se sometieron a una cirugía para bajar de peso. Cerca de la mitad de los infectados se sometieron a una cirugía en el Grand View Hospital», por lo que llamó a los que viajen a Tijuana a que no se sometan a una cirugía en dicho nosocomio “hasta que las autoridades mexicanas puedan confirmar que la bacteria resistente a los medicamentos ya no existe.”

Hoy, en la respuesta del gobierno estatal, Escobedo Carignan invitó a las personas a visitar la plataforma digital en idioma inglés https://bajahealthtourism.com, para conocer cuáles son las instituciones y profesionales de la salud debidamente acreditados ante las autoridades sanitarias de la entidad.

“Es necesario que los pacientes se abstengan a atenderse con médicos que no se encuentren debidamente certificados y en unidades señaladas por las autoridades”, recomendó por último.