Vida de excesos y vicios en El Viejo Andrés, nuevo videoclip de Los Hipogrifos

El pasado viernes 14 de septiembre la banda ensenadense Hipogrifos presentó su nuevo video “El Viejo Andrés” en un bar del centro de la ciudad de Ensenada, videoclip que narra la vida desenfrenada, llena de excesos y autodestructiva de uno de los guitarristas de la banda, Andrés M.

Fotos y redacción por Iván Gutiérrez / A los 4 Vientos

DSC_1785

Con 10 años de trayectoria, que incluye la publicación del disco “Es un mundo crudo, mantente rudo”, cuatro videoclips y la gira nacional “México Crudo 2014” (tocando en lugares como el Lunario del Auditorio Nacional y El Chopo), la banda ensenadense de punk rock Hipogrifos recién estrenó su nuevo videoclip, previo a iniciar una breve gira por la república que incluyó visitar entidades como Guadalajara y Ciudad de México.

Integrada por Tito Nayas (Batería y voz), Issac Alagalleta (Bajo y voz), Luigi Eleras (Voz), Andrés Trezas (Guitarra) y Kbto El Mutante (Guitarra), Hipogrifos se forma un 27 de septiembre del 2007 en Ensenada Baja California México. Con el sonido agresivo característico de la música punk, las letras de Hipogrifos tienen una fuerte carga de lucha social: “nosotros vemos al punkrock como la necesidad de gritar la voz de aquellos que no la tienen, juntar toda esa ira y convertirla en euforia, anarquía musical desde que empieza la primera rola hasta que termina el show, gritar todas esas cosas que nos molestan y corear esas cosas que nos gustan”.

DSC_1759
Sobre la producción del video, los músicos compartieron que ésta fue totalmente auto-gestionada, participando Issac Villavicencio (o “Tacko) como director, con el apoyo en cámaras de su hermano “Chema” González y del joven Eduardo Ruiz: “Todos los que salieron en el video son amigos  de la banda y el video realmente fue de muy bajo presupuesto pero con eso se armó”.

 

Con el objetivo de conocer un poco más sobre la narrativa de vicios que se proyecta en el videoclip, 4Vientos entrevistó al joven Andrés Méndez, protagonista de la nueva producción de Hipogrifos.

4Vientos: ¿De qué habla la canción del Viejo Andrés?

Andrés: La rola trata de un tipo que se deja llevar por los placeres de las drogas y el alcohol, una persona que le gustan los excesos, disfruta lo prohibido. Cuando Hipogrifos empezó yo tocaba en la banda pero me fui. Entonces ellos compusieron la rola, que originalmente se llamaba “Escoria”, ya cuando regresé la tocaron y como que me identifiqué bien cabrón, entonces el Tacko dijo que era una rola sobre el Viejo Andrés.

4V: ¿Cómo describirías, en breves palabras, a este Viejo Andrés?

A: Ese Viejo Andrés tenía otras conductas, una actitud muy auto-destructiva, que en gran parte se debían a estar intoxicado. Pero a la vez sigo siendo el mismo, sigo siendo yo, sigo teniendo las mismas ideas, pero con un comportamiento muy diferente.

1754

1720

4V: ¿Cómo se llega a ser el Viejo Andrés?

A: Por un lado me encantó la loquera cuando la conocí. Fue algo que fue evolucionando. Era muy ignorante de mi persona, tenía muchas ideas claras pero a la vez era muy inconsciente sobre mi sentir y el impacto de mis acciones, era muy inmaduro, y era muy divertido serlo, pero llegó un momento en que dejó de ser divertido, porque implicaba lastimar a muchas personas, había muchas consecuencias por mis actos, y problemas físicos que conlleva el estar loqueando.

4V: ¿Cómo dejaste atrás al Viejo Andrés?

A: Fue una combinación de estar en un momento de alto consumo de alcohol y drogas con problemas emocionales. Estaba muy decaído, todo tipo de problemas en mi vida social, familiar y amorosa. Llevaba ya varios meses intentando bajarla unas rayitas, nomás no podía y no podía, hasta que un día explotó todo en un viaje de drogas (LSDs). Tenía todo esto encima y quería olvidarlo todo, y por las ansias me comí 4 ácidos.

Fue una noche de catarsis, pasaron cosas bien locas con unos hermanos, por suerte estaba con ellos, porque sí pasó de todo por mi cabeza esa noche, me quería morir. Eso sembró en mí la intención de dejarlo. Obviamente no podía hacerlo solo; estuve en un centro de rehabilitación. Llevando un mes sin consumir nada me di cuenta de que el problema no era el alcohol ni las drogas, sino que era yo, mi forma de ser, mi forma de afrontar la vida, y en eso tuve que trabajar en cambiar. Por eso me siento bastante diferente a antes, si bien mi ideología y mi humor es la misma, pero mi conducta y mi manera de darle prioridad a ciertas cosas es diferente, y eso me hace tomar otro tipo de decisiones.

4V: ¿Cómo volviste a la música?

A: En su momento me fui a CDMX y ahí dejé un poquito la música, no practicaba como antes y empecé a tocar peor. Cuando dejé de tomar reencontré el amor por la música y  empecé a tocar muchísimo. Los Hipogrifos son mis amigos desde niños, entonces un día… vivía en Tijuana (finales del 2014) y necesitaban un guitarrista para un tokin allá, me hablaron para hacer el paro, tocamos y empezó a repetirse eso, hasta que me dijeron que era ya el guitarrista de planta.

1751