DANZAR HASTA QUE LLUEVA: El Rector de la UABC le apuesta al «continuismo»

El Rector de la UABC Juan Manuel Ocegueda Hernández ha entrado en una campaña por el continuismo en nuestra casa de estudios superiores.

Daniel Solorio Ramírez / 4 Vientos / Foto principal: El Rector Ocegueda en su toma de protesta (plex.info)

1.- Mientras la Junta de Gobierno nos sigue debiendo una explicación sobre el tipo de rector que quiere, uno para la renovación, o uno para el continuismo, el rector Juan Manuel Ocegueda Hernández le está apostando al continuismo. Eso suena feo. Es juego sucio para los candidatos a rector que estamos ofreciendo a la comunidad universitaria un cambio de rumbo hacia la democratización institucional de la UABC.

2.- ¿Cuánto le cuesta al erario de UABC este «encarte» (ver fotografías en esta columna) de cuatro planas completas en La Crónica? No lo sé, pero asumo que no es bajo el costo.

3.- LA PROPAGANDA UNIVERSITARIA es un gasto absolutamente innecesario en una casa de estudios superiores que por falta de recursos económicos rechaza a más de diez mil estudiantes cada año.

4.- Muy poca gente sabe lo que realmente significan las «acreditaciones» y «certificaciones» de nuestros planes de estudio; muy poca gente de UABC tiene información sobre ese oscuro capítulo instalado en el gobierno de UABC desde hace más de quince años.

5.- Este y otros muchos temas se nos imponen a la comunidad universitaria sin debate de por medio. Nadie discute, nadie informa, lo único que se advierte es que de modo altamente dogmático los gobiernos en UABC nos imponen un gasto y una propaganda que, salvo prueba en contrario, es absolutamente inútil.

6.- ¿Quiénes son esas «empresas acreditadoras»?, ¿qué personas las integran? y ¿qué cantidad obtienen de ganancias del erario de UABC a cambio de certificarnos y acreditarnos? Nadie lo sabe, nadie lo discute, nadie lo debate. Como en tantas otras cosas, ahí no hay autonomía que sirva. Pagas o pagas.

7.- Si no cambiamos voluntariamente, si no somos capaces de democratizarnos por cuenta propia, otros vendrán de fuera y nos «arrebatarán» la autonomía universitaria que nunca hemos ejercido, pero que al menos la tenemos en el plano de la legalidad.

8.- Mi compromiso con la UABC para el periodo 2019-2023 es poner a consideración de la comunidad universitaria un proyecto para una nueva Ley Orgánica democratizadora de nuestra vida institucional y presentarla al Congreso del Estado y al Gobernador, pidiéndoles su apoyo para ponerla en vigor.

Si deseas leer más de DANZAR HASTA QUE LLUEVA, haz click en la imagen: