La policía de Ensenada otra vez a la calle en protesta. No les pagan sueldo ni lo que les deben

Por el no pago de la segunda catorcena de sueldo del mes de noviembre y la prima vacacional correspondiente al segundo semestre del año, la Asociación del Agente de Seguridad Pública Municipal de Ensenada realizará el lunes 26 de noviembre una manifestación que concluirá en las oficinas del presidente municipal Marco Antonio Novelo Osuna.

Javier Cruz Aguirre / 4 Vientos

24 de noviembre del 2018.- La protesta se programó para dar inicio a las 8 de la mañana en el estacionamiento de un centro comercial de la ciudad de Ensenada. De ahí la marcha partirá por la avenida Reforma hasta el centro de gobierno, en donde los policías se instalarán en la planta baja del edificio del gobierno municipal para realizar un mitin en donde plantearán su inconformidad.

El nuevo acto de movilización de los agentes preventivos de seguridad se da porque el ayuntamiento, de acuerdo con voceros de la organización, falló en pagar sueldo a los poco más de 800 elementos de la corporación, su prima vacacional y la nómina de jubilados y pensionados que son aproximadamente 300.

El pago, más de 3.5 millones de pesos, se debió cubrir el jueves 22 de noviembre, pero no se hizo. Oficialía Mayor y la Tesorería Municipal se comprometieron el viernes a pagar, a más tardar a las 18 horas, pero tampoco cumplieron. Esto resultó inaceptable para el gremio que a través de su secretario Víctor Manuel Ruiz Ponce, convocó a la nueva protesta.

Imagen de Facebook

Los conflictos de los policías con el gobierno de Novelo han sido constantes este año porque el edil no cumple con las promesas que hace a los agentes.

Por ejemplo el pasado 19 de julio, luego de una manifestación pública de los agentes por el pago de adeudos, entre ellos la liquidación de una deuda con una inmobiliaria que dio créditos de vivienda a policías y que hizo crisis porque el gobierno local no reportó a la empresa los descuentos que hizo a los agentes para cubrir ese débito, Novelo se reunió con la directiva de la asociación.

Ahí, tras poner en marcha las “mesas de trabajo” entre su administración y los policías, el gobernante manifestó que cumpliría “a cabalidad con las prestaciones a las que tienen derecho” los agentes de seguridad y las pagaría “puntualmente”.

En un comunicado se informó que el empresario priista “recordó que en esta administración el recurso destinado a Seguridad Pública se ha aplicado para fortalecer a la corporación y no se ha desviado, por lo que se cumple con los lineamientos establecidos”.

A la siguiente catorcena el problema de falta de pago se repitió y esto es así en los últimos cuatro meses.

 

 

Ayer, al dar a conocer que el ayuntamiento mintió en su promesa de pagar lo que por ley les corresponde en materia laboral, agentes de la corporación denunciaron que en varias delegaciones municipales de Ensenada no había dinero “ni para poner gasolina a las patrullas”, y que se tenía el mismo problema en la zona urbana.

El sábado, tres policías jubilados denunciaron en un video que la situación económica que viven las familias de los agentes retirados  es “preocupante” porque no se les cubre la deuda.

“Tenemos compañeros enfermos que necesitan comprar medicinas para enfrentar sus enfermedades, o pagar los servicios básicos o los alimentos con los que pasarán la catorcena”, manifestó uno de ellos.

Solicitaron el apoyo, la solidaridad y la comprensión de la sociedad porteña para exigir al gobierno local el pago de lo que les corresponde, en tanto que otros miembros de la asociación recordaron que la Tesorería Municipal tampoco ha cubierto los seguros a familias de agentes muertos en el cumplimiento de su función pública.

Terminaron expresando que el ayuntamiento tiene 10 años sin aumentar el sueldo de los agentes y que los apoyos que el gobierno ha brindado a la corporación a través del Fondo federal de Fortalecimiento para la Seguridad (Fortaseg), reiteradamente ha sido “observado” por los órganos de fiscalización pública por el manejo irregular de los recursos hechos por la autoridad municipal.