“Que nuestra escucha sea activa en todo momento”: Radioasta, nueva radio en Ensenada

El pasado viernes 9 de noviembre, Grupo Radioasta A.C. presentó en rueda de prensa a la concesión de radiodifusión en frecuencia modulada que recién les ha otorgado el Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT). 

Karen Márquez* / A los 4 Vientos

Se trata, como señaló Guillermo Tapia, director de Grupo Radioasta A.C., de un hecho histórico para la ciudad de Ensenada: el nacimiento de una próxima emisora de corte artístico y cultural, gestionada por un sector de la ciudadanía dedicada a diversos oficios y profesiones. 

Durante casi dos horas, Tapia compartió parte de los antecedentes de grupo señalando sus inicios como radio callejera en la ciudad de Ensenada, transmitiendo in situ por diferentes espacios culturales de la localidad, promoviendo la obra de artistas emergentes y con trayectoria. Dichas transmisiones se llevaron a cabo durante 3 años, entre 2013 y 2016. “Ese es el ADN de Radioasta”, mencionó Tapia, respecto a la cobertura radiofónica desde y para la comunidad.

Tapia también comentó que a lo largo del proyecto se ha trabajado en torno a 3 células principales: Radio online; Capacitación (talleres en ingeniería de audio, producción de radio, locución, streaming) y Promoción de servicios en audio branding.

En el año 2016, gracias a la serie radiofónica Signos de Encanto, dedicada a conocer y difundir la poesía y literatura producida en Ensenada, Grupo Radioasta logró posicionar parte de las voces y letras del arte literario ensenadense en la Fonoteca Nacional, formando así parte del mapa sonoro de la república mexicana. Por otro lado, en el mes de julio del mismo año, el grupo ingresó a la Asociación Mundial de Radios Comunitarias (AMARC), una organización no gubernamental internacional al servicio del movimiento de la radio comunitaria, desde donde se tejen numerosas redes comunales y equipos de enseñanza y aprendizaje colaborativo.

Otras radios comunitarias de la Baja California y Baja California Sur que forman parte de AMARC son: Radio Kashana –recomendamos la lectura del texto «Mujeres de letras libres» Más allá de la radio – Tinta Negra -, de Patricia Valenzuela[1]-, desde Santa Rosalía; y Corazón de las Californias, una A.C., de Cabo San Lucas, que promueve temas relacionados a los derechos humanos, la equidad de género, medio ambiente, investigación y cultura.

Durante la charla con integrantes de la comunidad y medios locales, Tapia mencionó además la labor de las compañeras de Violeta Radio, un proyecto radiofónico feminista comunitario en la Ciudad de México que transmite por internet, y que próximamente obtendrá la primera frecuencia FM de uso social comunitaria en la capital del país.[2]    

 “Cada una de las producciones que realizamos está pensada para preservar algo”, escuchamos con entusiasmo de la voz del director de Radioasta. Arte, culturas populares, tradición; semejantes hallazgos suceden principalmente en las calles, los barrios, las plazas, las zonas rurales, el campo; en el fulgor de la colectividad, en la experiencia humana compartida, en el momento preciso, histórico.  Por lo tanto, es un colectivo ciudadano integrado por productores de radio, músicos, artistas plásticos, poetas y escritores que trabajan con el fin preservar, promover y difundir el arte, cultura y los sonidos del Puerto de Ensenada, B.C.

 

“¿QUÉ HACEMOS PARA ACTIVAR NUESTRA ALEGRÍA?”

Creación. Solidaridad. Colaboración. Intercambiar saberes y formas de enunciación colectiva. Tales parecen ser los motores que mueven la labor de Grupo Radioasta. Parte de esa alegría se incrementa al conocer que gran parte del trabajo creativo que activa las frecuencias radioastas es y será realizado por mujeres. Algunos de los nombres mencionados en diversas colaboraciones son: Nysaí Moreno, fotógrafa ambientalista; Liz Durand, poeta; Flora Calderón, poeta, escritora y promotora cultural; Cristina Solano, defensora de los derechos indígenas, intérprete-traductora de niñas indígenas y actual directora de INMUJERE, por mencionar algunas.

Difusión de artes, transmisión de cosmovisiones, música experimental como potencia sonora –y sanadora-. Pasiones alegres elevando la potencia de ser. Pero además, el espíritu humano reflejado en acciones que nos enseñan que “la radio es de todos”.

Hace apenas un mes atrás, en la CDMX, Grupo Radioasta colaboró en el ejercicio “Radio integración”; la siembra de una semilla radiofónica en la comunidad de Integración Down IAP en donde se trasmitió el mensaje «trátame igual, trátame con respeto», a través de las narrativas de integrantes de la comunidad de Integración Down.[3] Sin duda, otro de los encantos de la poesía es, poder escuchar las historias de vida de quienes perciben la realidad con otros ojos, pero comparten, acaso, los mismos sueños: la vida más dignamente vivible.

 

¡VIVAN LAS RADIOS COMUNITARIAS!

No podíamos evitar recordar aquí a La Chismosita, una radio bocina de vecinos que está haciendo barrio e historia en la Santa María La Ribera de la Ciudad de México, al llevar los micrófonos a las calles para escuchar las diversas voces que transitan cotidianamente: “Queríamos hacer algo para fomentar la cultura en el barrio en conjunto, algo público, como una plataforma y salir con bocinas pero no teníamos acabada la idea hasta que nos asesoraron de otras radios de barrio,” dijo alguna vez Ángel Badillo, un querido e incansable promotor cultural y activista del barrio, integrante de la asociación de vecinos[4].

Por otro lado, hace unos meses, en un evento feminista realizado en Enclave Caracol de la ciudad de Tijuana, la compañera Andre González, doctorante chilena en El Colegio de la Frontera Norte, nos compartía la labor de Radio Humedales, “una radio online pensada y deseada para vociferar la existencia lesbiana, desde Concepción, desde el BíoBío, desde el centro-sur”; un proyecto, pues, dedicado a trenzar redes creativas, afectivas, de pensamiento; de lucha y resistencia.[5] Posteriormente surge en la ciudad de Tijuana, Frontera Norte de México, el proyecto RabiaLes, una radio feminista autónoma online que difunde narrativas respecto a diversos temas, como los activismos de las trabajadoras del hogar en México; la visibilidad lésbica; la despenalización del aborto; las luchas contra los feminicidios, entre otros.[6]

También en Tijuana, durante la pasada visita de Marichuy –actual vocera del Congreso Nacional Indígena (CNI)-, y gracias a la labor de la Red de Apoyo al CIG en Tijuana y San Diego; una de las mesas de trabajo de la jornada cultural fue bajo la temática de medios libres.[7] En ella surgió el compromiso, por parte de integrantes de la mesa, de conformar el plan de trabajo para la creación de una radio comunitaria autónoma, que visibilice las luchas de resistencia a nivel local, regional y nacional; que promueva los principios del buen gobierno (EZLN) a través de acciones que involucren a las comunidades indígenas, su cultura y sus tradiciones.

La lista no termina. Las radios comunitarias emergen hacia todos los rumbos y horizontes. En todo el territorio mexicano y latinoamericano, con su historia de censura y represión, es urgente y necesario abrir canales de expresión y difusión de nuestros rituales comunales; los que alientan la vida, que recargan el espíritu creador. Elevar las raíces ancestrales al cielo de nuestra memoria; que recorran nuestra piel, nuestra lengua y nuestros oídos. Porque ya nos colma de alegría la frecuencia del agua y de la tierra.

Enhorabuena a Grupo Radioasta A.C. por el trabajo tan inspirador que han realizado hasta hoy, y toda la buena fortuna para lo que está por venir. Lo que ya es, aquí y ahora. Que nuestra escucha –y todos nuestros sentidos- sean activos en todo momento.

¡Hagamos radio!

 

TIME IN OUR HANDS

Como una anunciación atemporal, hace un par de noches compartía con una música de Tijuana, algunas de las mujeres experimentalistas en la música electrónica y creación sonora que han influenciado, de muy singulares maneras, parte de mis procesos creativos.

Entre ellas estaba una de mis favoritas, Ann Delia Derbyshire, una compositora británica de música concreta, pionera de la música electrónica, escultora sonora y apasionada de la radio, quien en 1962 se unió al Taller Radiofónico de la BBC de Londres, colaborando con sus pares, mujeres músicas y productoras -entre ellas Daphne Oram y Magdalena Fagandini-; así como escritores, dramaturgos, poetas, compositores, técnicos de sonido y más.

En la época de embistas en Playa Girón, un boom latinoamericano latiendo, los Rollings Stones debutando en los escenarios; una red de colaboradores exploraba las posibilidades del sonido y las producciones radiofónicas.   

 

*Karen Márquez es poeta, escritora, activista feminista autónoma, co-educadora comunitaria, productora y creadora de arte ritual, bruja en constelación Guarache Cósmico. Egresada de la Licenciatura en Intervención Educativa por la Universidad Pedagógica Nacional, Tijuana, actualmente gestiona el proyecto Mundágora Feminismo Autónomo, reivindicando experiencias estético-pedagógicas libres y comunitarias; visibilizando la obra de mujeres creadoras desde una perspectiva feminista, entre otras actividades. karenmarquez.saucedo@gmail.com

 

Recomendación musical que inspiró ésta nota: Murcof https://www.youtube.com/watch?v=Dm9W83XJyGg&t=1216s

 

[1] Radio Kashana https://www.radiokashana.org/noticias/-mujeres-de-letras-libres-m%C3%A1s-all%C3%A1-de-la-radio-tinta-negra/

[2] Violeta Radio http://www.violetaradio.org/

[3] Integración Down IAP https://www.integraciondown.org/

[4] La Chismosita, radio bocina de vecinos que buscan “hacer barrio” https://regeneracion.mx/la-chismosita-radio-bocina-de-vecinos-que-buscan-hacer-barrio/

[5] Radio Humedales http://radiohumedales.org/home/

[6] Rabiales https://rabiales.wordpress.com/podcast/

[7] Algo más que una esperanza, crónica del recorrido del CNI-CIG en B.C.  https://feminopraxis.com/2018/06/30/algo-mas-que-una-esperanza-cronica-del-recorrido-del-cig-cni-por-baja-california/