Sin Zona Franca, Ensenada perderá al 30% de sus consumidores, los de más alto poder adquisitivo

El no quedar incluida en la Zona Franca Fronteriza del Norte del país representará pérdidas económicas para Ensenada de entre 800 a 900 millones de pesos anuales, por la pérdida del 30% de sus consumidores.

4 Vientos

Ensenada, Baja California, 24 de septiembre de 2018.- Pero el daño crecerá en la medida que su planta industrial y comercial más grande y productiva –el 13% del total-, decida abandonar la ciudad para reinstalarse en la región beneficiada por el nuevo gobierno federal.

Ello lo manifestaron los presidentes de las cámaras de Comercio (Canaco) y de la Industria de la Transformación (Canacintra) – Jorge Menchaca y Alejandro Lara, respectivamente-, al anunciar que los sindicatos patronales de Ensenada comenzaron una intensa campaña de recolección de firmas ciudadanas para insistir ante Andrés Manuel López Obrador, Presidente electo de México, en la necesidad de que Ensenada se incorpore a la nueva zona franca.

Incluso la cámara industrial prepara diferentes estudios técnicos de carácter fiscal, de consumo, social, laboral, poblacional y de inversión para sustentar la petición y Ensenada quede dentro de la zona franca desde el primer día del 2019.

¿Adiós a los consumidores de más alto poder de compra en Ensenada? (El Vigía)

Los dirigentes empresariales coincidieron en resaltar la importancia de que todos los ciudadanos de Ensenada se sumen al movimiento a favor de la incorporación, principalmente los trabajadores del campo, los asalariados y de la industria manufacturara por ser quienes resentirán de manera inmediata y directa la política marginal del nuevo gobierno.

“Si este movimiento no lo hacen los ciudadanos, no va a prosperar. Debe ser la propia comunidad la que debe insistir en el planteamiento para que (el tema) salga adelante”, destacó Lara.

Ambos directivos lamentaron que López Obrador postergue a un municipio que en la pasada jornada electoral otorgó a su alianza –Morena, Partido del Trabajo y Encuentro Social- casi 116 mil votos, de los cuales 92 mil 633 fueron directos para Morena-, dejando muy atrás a sus rivales PAN, PRD y MC -34 mil 116-, y PRI, Panal y PVEM -16 mil 880 votos-.

Durante la reunión del grupo Foro de Ensenada, los empresarios aseguraron que sólo el 30 por ciento de los habitantes de Ensenada que tienen un mayor poder adquisitivo –alrededor de 140 mil personas-, podrán abastecerse en Tijuana o Playas de Rosarito con alimentos, ropa, calzado, gasolina y diversos insumos más baratos, e incluso reinstalar sus actividades productivas en los municipios beneficiados.

“Pero ni las micros, pequeñas y medianas empresas podrán trasladarse a los municipios fronterizos porque simplemente no les será económica y financieramente posible. Entonces, se perderán o movilizarán empleos por el cambio de plantas y oficinas de las grandes empresas que emigren al norte, y enfrentaremos el cierre de las otras empresas, más pequeñas, por inoperatividad”, destacaron.

Maquiladora en riesgo (El Vigía)

Menchaca señaló que la fuga de consumidores de Ensenada representará pérdidas anuales, tan sólo en el comercio, de entre 800 a 900 millones de pesos, y precisó: “No es que solicitemos formar parte de la franja fronteriza, sino que los beneficios fiscales de la franja fronteriza se le den a la región fronteriza, como históricamente se ha hecho”.

Jara y Menchaca revelaron que, en su visita a Tijuana y Mexicali el pasado 20 de septiembre, el Presidente electo recibió decenas de solicitudes de diversos personajes para que incluya a Ensenada en la zona franca, y que incluso el ex presidente local de la Canacintra y actual activista social Mario Zepeda, entregó a López Obrador una petición que firmaron cuatro mil porteños.

“De hecho –reveló Jara-, varios representantes empresariales acudieron para verlo (al mandatario electo). Se les dijo en el hotel donde se hospedaba que (el líder morenista) estaba cansado ante las diferentes actividades realizadas durante el transcurso del día; sin embargo, Zepeda le comentó al representante de López Obrador lo de la carta con las cuatro mil firmas, por lo el Presidente accedió y hojeó con interés el documento, dándose cuenta que el planteamiento estaba sustentado por la propia ciudadanía”.

Menchaca por su parte declaró que, históricamente, la primera zona libre en México se estableció de acuerdo con la cantidad de kilómetros que podía recorrer una mula, partiendo de la frontera, para trabajar una disca (sic) al día.

“En la actualidad no es posible que nos rijamos de acuerdo a esos parámetros arcaicos, sino en las necesidades de desarrollo de los asentamientos poblacionales de la región fronteriza, y de un análisis profundo, realista de las circunstancias sociales y económicas que permiten el desarrollo de una región para competir con el país vecino todos los días”.