SALTO CUÁNTICO: #Cd.JuárezInundada. Tragedia urbana y el diluvio sin arca

“No queremos llegar a su conciencia, porque ya la perdieron,

queremos llegar a su alma, antes de que la pierdan”

Alejandro Jodorowsky

Si el criterio del gobernador Javier Corral se sustenta en partir de su casa al Palacio de Gobierno en suburban blindada, con escoltas y en la seguridad que estos factores brindan para que llegue a sus labores, pues sí, su perspectiva de la realidad es obtusa.

José Luis Treviño Flores/A los 4Vientos

Decretar a través del secretario de Educación que queda a criterio de los padres llevar o no a sus hijos a la escuela y los maestros obligados a asistir porque ni siquiera están considerados en las contingencias ambientales, con autos muy diferentes a su suburban blindada, a pie, sorteando hoyos, inundaciones, socavones, y con  el estrés de tener que llegar pese a todo, porque el señor gobernador no puede tolerar un solo día de suspensión de clases aunque la integridad de alumnos, padres y maestros esté en riesgo.

¿Sabrá el gobernador que al día siguiente de la intensa lluvia que paraliza a Ciudad Juárez por completo, el ausentismo por accidentados, autos averiados y un sinfín de situaciones inherentes a la contingencia se replican y empeoran? ¿Sabrá que la población estudiantil y docente espera con ansias que tenga un asomo de sentido común y declare que se suspenden clases debido a los riesgos que nuestra desatendida y abandonada ciudad implica? No, todo lo contrario, no vaya a ser que todos estén pensando en faltar porque “no saben hacer otra cosa que buscar pretextos para recortarle días al calendario escolar.” El gobernador y su gabinete ¿ya observarían las fotos y videos cuando llueve? O tal vez prefiera disfrutar momentos placidos con sus queridos gatos.

Los accesos a cada centro de trabajo no solo son imposibles, son una tragedia griega con todo y final catastrófico. Y mientras Javier Corral hace su catarsis separado de los héroes trágicos que sucumben ante la furia del “Olimpo” de la inclemente naturaleza, los medios masivos que hacen las veces del coro gritan sin cesar los peligros a los que la polis juarense se enfrenta. En fin, qué podemos esperar si ni siquiera nos ha podido brindar seguridad ante la delincuencia común, ni hablar de los crímenes de alto impacto.

¿Será que la UACH, Universidad Autónoma de Chihuahua, que suspende actividades cada vez que cae un tormentón, aprovechen para irse de juerga alumnos y catedráticos? ¿O realmente piensan en salvaguardar la integridad? Si le preguntamos al gobernador, seguramente pensará lo primero, ya que los “insospechados” niños de educación básica junto a sus “maquiavélicos” maestros nada más están viendo “como faltar”.

Me asalta la reflexión, ¿por qué la UACH sí piensa en sus estudiantes de arriba de 18 años como personas en riesgo ante fenómenos naturales y las autoridades de educación básica y media superior no? Quizás los niños y adolescentes son de “hule” igual que sus maestros, “no les pasa nada”

La próxima vez que el clima extremo de nuestra ciudad cobre vidas humanas, pudiendo evitarse, su gobierno panista señor gobernador, será responsable.

Ciudad Juárez inundado por las lluvias torrenciales de esta semana. Foto: José Luis Treviño/4Vientos.

“Las tragedias de los otros son siempre de una banalidad exasperante”

Óscar Wilde

Imagen de portada: Tormenta de lluvia y granizo deja dos muertos e inundaciones en Ciudad Juárez. Foto: internet/ Voces del Perioidista.