A DOS DE TRES CAÍDAS.  Kico y AMLO: ¿Diplomacia o impunidad?

Dice un refrán muy conocido: Cría cuervos… ¡y te sacaran los ojos! Y como es bien sabido, aun con el uso de metáforas, estos refranes y dichos populares, encierran muchas verdades, incluso, hay algunos refranes que tiene su origen en pensamientos de la filosofía oriental, en fabulas europeas y en vivencias del México rural.

Arturo Ruiz, El Súper Cívico/ A los 4 Vientos.

Y voy a cuento con ese dicho tan común, por la actitud de “reconciliación” y un ánimo de no agitar las aguas, en el proceso de cambio de mando en la Presidencia de la República que ha asumido en las últimas semanas el presidente electo Andrés Manuel López Obrador.

Podría entender esto, como un mensaje de que no pretende iniciar una cacería de brujas, ni una política de aniquilamiento de los adversarios, pero eso también debe tener límites, sobre todo si dichos adversarios han incurrido en actos de enriquecimiento ilícito, corrupción o abuso de poder.

Nadie puede dejar de reconocer que, un porcentaje importante de la votación a favor de AMLO como candidato, tuvo como motivación en gran parte, el hartazgo de millones de personas en relación a los gobernantes del PRIAN que abusaron del poder para enriquecerse mediante actos de corrupción, tráfico de influencias y desvío del dinero público.

Y si AMLO, ahora investido como presidente electo y a partir del primero de diciembre como presidente constitucional de los Estados Unidos Mexicanos, no somete a investigación y sanción a quienes incurrieron en ilícitos, será un mensaje de que la impunidad es una práctica perversa entre la clase política, y eso sería un terrible precedente y generaría un fuerte desanimo en un importante sector de la sociedad nacional.

Digo esto, porque la imagen de un AMLO sonriente saludand o a un también sonriente y hasta eufórico Kiko Vega, el gobernador más corrupto de Baja California, da escalofríos y causa malestar en muchos de quienes creemos en AMLO y detestamos a este nefasto gobernador.

Manifestantes que asistieron al mítin de AMLO realizado en Mexicali el pasado 20 de septiembre, expresaron su repudio al gobernador panista del estado Francisco Kiko Vega. Foto: Milenio/Internet

Entiendo la diplomacia, pero ésta también tiene formas de mostrar que existen diferencias.

Yo tengo la confianza de que Andrés Manuel López Obrador una vez que asuma a plenitud las facultades del Poder Ejecutivo, tendrá que instruir a los órganos procuradores de justicia que investiguen todas las denuncias y presunciones de actos de corrupción y de enriquecimiento ilícito, para procesar, juzgar y castigar a quienes abusaron del poder y dinero público en beneficio propio.

Espero sinceramente, que implemente además una política efectiva para detener la desaparición de personas y para investigar a fondo el paradero de quienes están en calidad de desaparecidos, porque eso, es una llaga abierta en muchas familias en nuestra entidad y en diversas entidades de la República Mexicana.

Más allá de los problemas sociales, que no dudo que serán bien atendidos con programas asistenciales y de impulso al trabajo bien remunerado, tendrán éxito en reducir la pobreza y elevar la productividad, es importante que AMO y su Gabinete, entiendan que una parte de nuestra sociedad, espera de él, a un Estadista capaz de conducir el poder político, corregir y levantar la economía nacional dándole impulso al mercado interno y que a la par, sea sensible a los temas que más lastiman a nuestra sociedad.

Es importante reconocer que la clase política mexicana, generalmente solo habla de política cuando se avecinan procesos electorales y en ese momento la gente deja de ser vista como una comunidad de personas con rostros únicos, con nombres propios y con una vida real y palpitante.

Porque cuando solo asumimos la política, la democracia y la libertad, desde una visión electorera, la gente se vuelve número, la persona se transforma en elector y la vida en un mercado político.

Y eso tiene que cambiar, ahora la sociedad debe seguir participando, el ciudadano debe ser demandante de que se cumplan las promesas y compromisos de campaña y el gobierno debe ser austero, eficaz y totalmente transparentes.

Si no ocurre esto, la transición a una democracia efectiva y real, quedará solo en un cambio de nombres, siglas y formas, sin transformar de fondo a las instituciones y la dinámica de nuestra sociedad.

Ante una multitud de simpatizantes, el presidente electo Andrés Manuel López Obrador reiteró que cumplirá todos sus compromisos de campaña ejerciendo un gobierno sin corrupción ni impunidad. Foto: internet/ UniRadioInforma

Esperemos lo mejor en el gobierno de Andrés Manuel López Obrador, y que la ambición y la soberbia, no les gane a los protagonistas políticos emergentes de MORENA y sobre todo que se fijen bien a quien suben a su lustrosa embarcación.

Ojalá puedan y quieran revisar la historia de lo que le sucedió al PAN que se llenó de arribistas que dejaron atrás a los panistas de viejo cuño que poseían ideales y principios sólidos y fueron conduciendo al PAN a una alta burocracia presupuestívora y ambiciosa, que terminó cediendo al nepotismo, la corrupción y el tráfico de influencias. Y con ello, terminaron divorciándose de la sociedad que los llevó al poder.

Imagen de portada: Reunión del presidente electo Andrés Manuel López Obrador y el gobernador Panista de Mexicali, Francisco Vega Lamadrid, el 20 de septiembre de 2018 en Mexicali, para comentar el proyecto de zona franca en esta entidad fronteriza. Foto: El Unviersal/internet