DANZAR HASTA QUE LLUEVA: ¿Qué será de la UABC sin Sergio Haro?

(Texto para Zeta, escrito en 31 de mayo de 2017, con motivo del 
fallecimiento de Sergio Haro Cordero, periodista sin mancha)

Daniel Solorio / A los 4 Vientos

1.- Hoy que está iniciando una vez más un nuevo proceso de recambio en los mandos unipersonales de la Universidad Autónoma de Baja California, reproduzco aquí a continuación lo que escribí con motivo del fallecimiento de este periodista sin par. Nadie ha beneficiado tanto a la UABC como los trabajos periodísticos de Sergio Haro. Nadie arrojó más luz sobre las entrañas universitarias, ocultas tras las intensas (y a veces malolientes) campañas propagandísticas pagadas, ayer y hoy, con dinero universitario.

2.- Bien recuerdo sus primeras publicaciones sobre “La Mafia Universitaria” allá por 1991, constantemente retomadas para denunciar, por ejemplo, los abusos del gobierno de Felipe Cuamea Velázquez (el rector que nunca fue) luego de sus inexplicadas “inversiones en Bolsa de Valores”.


3.- Lo más chusco fue que también salió al paso el Patronato Universitario, no para informar, sino para confundir. Infructuosamente intentó ahogar la evidencia de que el dinero de UABC estaba siendo desviado por cauces ajenos a la educación superior. Costosas y extrañas planas en los periódicos fueron pagadas con dinero de UABC para sofocar, –vano intento–, el mal uso del dinero que el pueblo ha querido destinar para la educación superior.

4.- Igual que para muchos universitarios, para Sergio Haro la UABC fue una pasión enraizada en su alma. Y no es para menos porque al gobierno de la más noble y generosa (y muy costosa) institución de educación superior de Baja California le han faltado educadores. Sus gobernantes han cultivado más el poder que el saber.

5.- Sergio Haro lo denunció como nadie. Sus publicaciones arrojaron luces sobre la corrupción a la que no han sido ajenos los gobiernos de UABC. Por mi conducto la gran casa de estudios superiores de los bajacalifornianos se lo agradece hoy, que apenas inicia un nuevo proceso de renovación en el cargo de rector.

6.- Aunque nunca me lo dijo, siempre intuí que Sergio Haro fue el promotor de aquélla generosa portada de aniversario en que ZETA me declaró personaje del año 2012. No deja de tener un tinte de comicidad que ese reportaje denunciaba que con una sarta de mentiras “fuí corrido” de las aulas universitarias. Después felizmente pude regresar pero mi felicidad es ya incompleta. Sergio Haro está ausente. ¿ Qué será de la UABC sin Sergio Haro ?

Mexicali, B.C., 14 de septiembre de 2018