Uku Summer y el lugar sobre el arcoíris, donde los sueños se vuelven realidad

Cuando decidimos tocar villancicos, aquel diciembre de 2013, nunca imaginamos que llegaríamos hasta este momento.

Por Reyes J / Fotografías: Elia Benítez

El pasado viernes 24 de agosto de 2018, en la esquina de calle 8 y  Moctezuma, el Ensamble de Ukeleles de Ensenada presentó por primera vez (en casi 5 años) el Uku Summer: un repertorio musical de verano. Evento organizado por Karla Bañales, directora del Ensamble, junto a Mauricio, Tatiana Fernández y Roberto Ornelas, quienes año con año abren sus puertas a este proyecto único en la ciudad.

La cita fue a las 6:30. Las carpas estaban puestas, adornadas con luces y flores hawaianas; niños, jóvenes y adultos esperaban entusiasmados el concierto, algunos sentados en las sillas previamente acomodadas y otros de pie. El escenario estaba listo con atriles envueltos con flores hawaianas y las integrantes del Ensamble esperando a que anunciaran  la tercera llamada.

El Ensamble, conformado en esta ocasión por Cecy Mozz (ukelele soprano y voz), Damaris Cuevas (ukelele concierto y voz), Elea Medina (ukelele concierto), Jazmín Benítez (ukelele concierto, xilófono y melódica), Laura Del Pilar (ukelele concierto) y dirigido por Karla Bañales (ukelele concierto y voz), estuvo preparando desde meses anteriores  repertorio para verano:

“Es la primera vez que presentamos este Uku Summer y realmente estamos muy emocionadas porque el Ensamble de Ukeleles empezó en navidad tocando villancicos en esta esquina”, mencionó Karla Bañales.

Karla Bañales, directora del Ensamble de Ukuleles de Ensenada

Canciones como: “Las Flores” de Gepe, “Lava”, canción de un corto animado, “Postcards From Italy” de Beirut (canción que esperó 5 años para ser interpretada), “Palmar” de Caloncho, “Chachachá” de Jósean Log, fueron interpretadas por el Ensamble.

“Se ve la ola de buena vibra y armonía cuando todo el ensamble está unido en una misma frecuencia”, comentó Melanni Barajas.

Ya casi para finalizar,  llegó el turno de “God Only Knows” de los Beach Boys, donde integraron el sonido de los cascabeles y la melódica con las voces. Y como olvidar  “Lo más vital”, del clásico El libro de la selva, donde algunas personas del público ayudaron a cantar el rap de la canción. 

“Yo sólo me preguntaba, ¿a qué hora van a tocar Somewhere Over The Rainbow”, comentó Ian Carrillo.

Para finalizar, Karla dijo: “no puede haber Uku Summer sin la siguiente canción”, y empezaron a sonar los primeros acordes de “Somewhere Over The Rainbow”. Los “uhs” y el sonido del xilófono se quedaron resonando en los corazones de cada integrante del Ensamble y público del primer Uku Summer.