DANZAR HASTA QUE LLUEVA: Morena y sus candidatos para 2019 en Baja California.

Por doquier ya la gente se pregunta por los candidatos que postulará MORENA para gobernador, munícipes y diputados en las ya inminentes elecciones estatales y municipales . Nombres van y vienen; despiertan inquietudes; ya hay quienes están casi en campaña.

Daniel Solorio Ramírez/ A los 4 Vientos

De lo que nadie está hablando es de las propuestas de gobierno que los presuntos candidatos tendrían que estar ya enarbolando, publicitando, consultando. No hay propuestas de gobierno. Lisa y llanamente no las hay. Inevitablemente hay que “achacar” esa ausencia de propuestas a los vacíos ideológicos que padecemos en Baja California, como consecuencia de que las dirigencias de Morena se encuentran en manos de personas ajenas al morenaje regional.

Jaime Bonilla encabeza una dirigencia que no está haciendo su tarea. Hacerla, no es su perfil. No es, ni con mucho el AMLO Baja California.

Es un resonante error asumir, sin más, que en las elecciones estatales de 2019 el electorado “se volcará en las urnas a votar por MORENA”. Eso no va a suceder sencillamente porque AMLO no será candidato. Su nombre no estará en las boletas y él estará sumamente ocupado. Todo su tiempo estará dedicado a organizar su gobierno y operar sus estrategias indispensables para cumplir los múltiples compromisos que forman la propuesta alternativa de gobierno, por la que votamos más de 30 millones de electores.

El morenaje tiene que estar muy preocupado de que Yeidckol Polevnsky no parece estarse ocupando de Baja California. Si lo está haciendo, lo hace a las escondidillas. Circulan versiones no comprobadas de que Jaime Bonilla está ofreciendo las candidaturas a conocidos miembros de las oligarquías regionales. Eso no es lo que el morenaje quiere.

El exgobernador priista Xicotencatl Leyva Mortera y el dirigente estatal de MORENA, Jaime Bonilla. Nexos políticos y amistad estrecha. Foto: AFN/Internet

Me uno, desde aquí, a quienes, como es el caso de la profesora y abogada Martha Elvia García, (por cierto una de las promotoras del PLEBISCITO CONTRA CONSTELLATIONS BRANDS), ya vienen pregonando con mucho o poco ruido, que el electorado de Baja California ya tiene que madurar.

Tenemos que aprender a votar por una propuesta de gobierno que previamente sea construida y publicitada, y solo después empecemos a pronunciarnos en favor o en contra de los precandidatos, dependiendo de sus posibilidades reales de cumplir o no esa propuesta y de lograr que el electorado la acepte.

Ya muy poca gente quiere a los prianistas en el gobierno. Pero si MORENA no ofrece una alternativa, o siquiera un claro paliativo a las políticas neoliberales del prianismo, otra vez estamos en el riesgo de que tan avariciosos personajes se queden en el gobierno.

Los miles y miles de obreros, campesinos, estudiantes, pequeños y medianos comerciantes industriales y demás personas de las clases populares, necesitan una alternativa real, para tener gobiernos estatales y municipales comprometidos claramente con los intereses de “los de abajo”.

Si no tenemos algo similar a la propuesta de gobierno nacional que llevó al triunfo a López Obrador, pero adaptado a las circunstancias regionales, tendremos que sufrir a los prianistas, por lo menos los dos años que vienen.

Mitin multitudinario de Andrés Manuel López Obrado en Tijuana, el 15 de abril de 2018, en su campaña por la presidencia de la República. Foto:La Verdad/Internet

No he leído, ni he escuchado, ni siquiera a título de chisme, que Jaime Bonilla, o que Modesto Ortega, o que cualquiera de los demás dirigentes municipales de MORENA estén llamando a construir una propuesta de gobierno. 

Imagen de portada: Jaime Bonilla, empresario. Dirigente de MORENA en Baja California, senador de la República y próximamente coordinador de la delegación del gobierno federal en BC. Foto: InfoBaja/internet