Entra en vigor el nuevo embargo pesquero a México. EPN hace mutis

El gobierno de los Estados Unidos inició ayer el bloque a la importación de productos pesqueros de México capturados con las redes de enmalle (“agallera”) que se utilizan en el Mar de Cortez, entre ellos el camarón, con el argumento de salvar a las 15 vaquitas marinas que aún habitan en el Alto Golfo de California.

Javier Cruz Aguirre / 4 Vientos

Ensenada, B.C., 17 de agosto del 2018.- La Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de Estados Unidos ordenó restringir la entrada de peces y camarón mexicano para cumplir la orden del juez federal, Gary S. Katzmann, de la Corte Internacional de Comercio de Estados Unidos con sede en Nueva York, de aplicar de inmediato el embargo que decretó el 26 de julio para frenar la muerte de la vaquita marina en el Alto Golfo de California.

El gobierno de Donald Trump había retrasado la entrada en vigor de la sentencia porque no tiene un certificado de importación de productos pesqueros capturados específicamente en el Alto Golfo de California, y evitar así el embargo a todas las importaciones de curvina, sierra, chano y camarón a las que se refiere la medida judicial contra México.

La Oficina de Adunas y Protección de Fronteras (CBP por sus siglas en inglés) procedió desde ayer a exigir a todos los importadores de los productos mexicanos incluidos en la sentencia, así como a otros productos marinos incluidos en códigos HTS, a solicitar un certificado de admisibilidad de importación a los Estados Unidos

El embargo ordenado al Departamento de Comercio, Servicio Nacional de Pesca Marina, Departamento del Tesoro y Departamento de Seguridad Nacional, se produce después de una demanda presentada en marzo pasado por el Consejo de Defensa de Recursos Naturales, el Instituto de Protección de los Animales y el Centro para la Diversidad Biológica.

Las tres organizaciones ambientales estadounidenses pidieron al juez Katzmann que tomara “acciones contundentes contra México”, al amparo de la Ley de Protección de Mamíferos Marinos de Estados Unidos, que protege no solo a las especies nacionales, sino también a las ballenas, delfines y marsopas de otros países.

En su sentencia, el juzgador federal advirtió que solo quedan 15 vaquitas marinas vivas y casi la mitad de la población se ahoga en las redes de pesca cada año, además de que, en el área de refugio de este mamífero marino, único en el mundo, nunca se ha prohibido la pesca con redes de enmalle para curvina y sierra, “lo que sirve para que pescadores furtivos realicen captura encubierta de totoaba, pez conocido como la “cocaína del mar”, por su alto valor comercial en el mercado negro de China”.

Archivo

En diciembre pasado, pescadores de camarón en San Felipe fracasaron al intentar capturar camarón con redes de atarraya, también conocidas como “suripera”, que son una alternativa que el gobierno mexicano propuso para evitar el uso de las “agalleras”.

La medida judicial contra los pescadores del Golfo de California se da a tres semanas de que inicie la captura de camarón en la región y en medio de una crisis económica que agobia al menos a dos mil pescadores que operan en la parte alta y media del Mar de Cortez, a quienes las medidas de protección dictadas por el gobierno federal a favor de la vaquita desde el 2015, les han trastocado su estilo de vida.

Tan solo los pescadores de camarón de Sonora lograron una captura de casi 62 mil toneladas del crustáceo en 2017, de los cuales exportaron casi el 55 por ciento al mercado estadounidense, por lo que el futuro para este sector es ahora de gran incertidumbre pese al crecimiento que ha tenido la producción del crustáceo en ranchos acuícolas -hasta 146 mil toneladas a nivel nacional, de acuerdo con la Comisión Nacional de Acuacultura y Pesca-.

Martín Téllez Castañeda, especialista de la Subdirección de Pesca, Forestal y Medio Ambiente en los Fideicomisos Instituidos en Relación con la Agricultura (FIRA) creados por la Secretaría de Hacienda y el Banco de México, informó en una nota del diario El Economista que las exportaciones de camarón de México a Estados Unidos, acumuladas a septiembre del 2017, considerando datos del Departamento de Comercio de Estados Unidos, ascendieron a 12 mil 202 toneladas, cifra inferior en 14.1% con respecto a las 14 mil 204 toneladas registradas en septiembre del 2016.

“Por su valor económico, a septiembre del 2017 se exportaron 149.4 millones de dólares, esto es, 5.3% menor a los 157.8 millones de dólares de septiembre del 2016. Se observa un aumento en el precio implícito promedio de las exportaciones del camarón mexicano de 10.2 por ciento”, informó entonces el especialista.

Hasta las 8.30 horas de este día, el gobierno mexicano no ha fijado su postura ante el nuevo embargo a las especies pesqueras del país.