«Kiko» Vega al fin presenta manifiesto ambiental del aeródromo Ojos Negros, otro súper negocio APP

El gobierno de Baja California ingresó en la Dirección General de Impacto y Riesgo Ambienta (DGIRA) de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT), el Manifiesto de Impacto Ambiental Regional (MIA-R) del proyecto denominado «Aeropuerto Ojos Negros en el Municipio de Ensenada, B. C.»

Javier Cruz Aguirre / 4 Vientos

6 de agosto del 2018.- La fecha de ingreso del proyecto fue el 27 de julio pasado y se publicó en la Gaceta Ecológica del gobierno federal del 2 de agosto. Con esta última fecha se abrió un plazo legal de 10 días hábiles, contados a partir del día siguiente de la publicación hasta el jueves 16 de agosto, para solicitar lo siguiente:

1.- Se lleve a cabo una consulta pública; 2.- se ponga a disposición del público la MIA-R; y, 3.- se organice una reunión pública de información a efecto de que el gobierno de Francisco Vega de Lamadid explique los aspectos técnicos ambientales del citado proyecto.

La Gaceta detalla que el proyecto corresponde a la construcción de la primera fase de un aeródromo, Clase 4D, donde operaran modelos de avión con una longitud de 18.70 A 37.57 metros, ocupando una superficie de 730.99 hectáreas.

Las obras incluyen la construcción de estacionamientos, pista aérea, helipuerto, zona de hangares, plataforma de aviación comercial, plataforma de aviación general, edificio terminal de pasajeros, cuerpo de rescate y extinción de incendios.

Visión arquitectónica del aeropuerto de Ojos Negros (Archivo).

También un área de almacenamiento y suministro de combustible, planta de tratamiento de aguas residuales y vías de acceso.

La zona de almacenamiento que incluye turbosina, gas avión diésel y gasolina, tendrá un volumen máximo de 150 mil litros, por lo que no requiere estudio de riesgo.

Asimismo, para las obras del proyecto se informa que no se requiere de la remoción de vegetación forestal.

Cabe destacar que de acuerdo con el Código de Referencia Aeroportuario que elaboró la Organización de Aviación Civil Internacional, que en 1944 creó la Organización de Naciones Unidas, los aeródromos del mundo se clasifican en términos de las dimensiones máximas de una aeronave que puede operar en un determinado complejo aeroportuario mediante la combinación de número y letra clave de referencia, la cual indica qué aeronaves pueden operar en la terminal aérea al que hace referencia.

Así, el número certifica la Longitud de Campo de Referencia del avión, o sea la longitud mínima necesaria para el despegue con el peso máximo homologado de despegue al nivel del mar, en atmósfera tipo, sin viento y con pendiente de pista cero, como se indica en el correspondiente manual de vuelo del avión prescrita por la autoridad que otorga el certificado, según los datos equivalentes que proporcione el fabricante del avión.

Avión Airbus A300 (Youtube).

Así, el aeródromo 4D que se pretende construir en Ojos Negros –todavía se desconoce cuándo se reanudará la puesta en marcha de la Asociación Pública Privada que construirá y administrará el aeropuerto-, debería tener una pista de más de mil 800 metros de longitud y podría recibir aviones de 36 a 52 metros de envergadura, y de 9 a 14 metros de distancia externa del tren de aterrizaje, como el Airbus A300, el McDonnel Douglas MD-11 y los Boing 757 y 767.

Sin embargo, tal y como lo informa el MIA del gobierno de Baja California, el MIA que se registró es para desarrollar la primera fase del proyecto.

Al respecto, el 17 de septiembre del año pasado el todavía secretario estatal de Infraestructura y Desarrollo Urbano (SIDUE), Manuel Guevara Morales, reveló que el proyecto aeroportuario es “escalable” y que al terminar la totalidad de la obra la pista tendrá una longitud de tres mil metros y 45 de ancho, la cual se construirá en el terreno de 700 hectáreas que la administración de Vega adquirió con una inversión pública de 250 millones de pesos, y que tendrá una inversión total –pública y empresarial de mil 200 millones de pesos.

Antes, el 9 de junio del 2016, el Congreso de Baja California aprobó por 14 votos a favor, cero en contra y 8 abstenciones la Iniciativa de Decreto mediante el cual se autoriza al Poder Ejecutivo del Estado, para que se asocie en Empresa de Participación Estatal Mayoritaria, cuyo objeto sea la administración, operación, explotación y, en su caso, construcción de Aeródromo Civil en la localidad de Ojos Negros.

La creación de esta empresa tiene su antecedente en la factibilidad que el 28 de agosto de 2014 otorgó al gobierno estatal, la Dirección de Aeropuertos y Servicios Auxiliares (ASA) de la Secretaria de Comunicaciones y Transportes (SCT), para construir y operar en Ojos Negros un aeródromo de aviación general con aproximación visual.

El 15 de junio del 2017, el gobernador de Baja California, Francisco Vega de Lamadrid anunció el inicio del proceso para la selección del operador del aeropuerto de Ojos Negros en el municipio Ensenada, mediante una licitación pública nacional (Síntesis TV).

En la justificación del proyecto ante la SCT, Francisco Vega indicó que compraría 730 hectáreas en 161.3 millones de pesos y que “a fin de atender en forma óptima la operación y mantenimiento del Aeródromo, es pertinente la constitución de una empresa de participación mayoritaria, en la que los accionistas sean el propio Ejecutivo Estatal, con una participación accionaria del 51%, y otra sociedad con experiencia en el rubro, con una participación del 49%”

El gobernador consideró que dicha medida “constituiría una gran fortaleza en la administración del aeropuerto, al conjugarse la participación de un gobierno responsable y emprendedor, con la experiencia y capacidad técnica de una administradora aeroportuaria, lo que garantiza la solvencia y competitividad de los servicios que el Aeropuerto ofrecería”.

Pero sin constituir antes la Empresa de Participación Estatal Mayoritaria, y mucho menos presentar el documento ambiental del megaproyecto en la Semarnat, el gobierno de Baja California procedió a licitar la obra y el 8 de septiembre del 2017 concedió el proyecto como socio empresarial al consorcio que integran Visión Desarrollos Inmobiliarios, Arquitectura e Ingeniería Integrada, AII Proyecto y Obra, Arca del Pacífico, Constructora RJ Ingeniería, Construcciones y Triturados Pacnor y Operador Sr. Antonio Santillán.

Todas ellas tienen en común su nula o escasa experiencia en la construcción y operación de aeropuertos.

También destaca que el dueño de las dos principales empresas del consorcio –Visión Desarrollos Inmobiliarios y Arquitectos e Ingeniería Integrada- es el ingeniero Arnoldo Edmundo Guevara Márquez, ex presidente del Consejo Coordinador Empresarial de Baja California, ex presidente de la misma organización patronal en Mexicali y uno de los empresarios que más proyectos de inversión ha logrado durante la administración de Vega de Lamadrid y la presidencia municipal de Jaime Rafael Díaz Ochoa.

El ingeniero Edmundo Guevara Márquez (segundo de izquierda a derecha), cuando en 2009 asumió la representación estatal del Consejo Coordinador Empresarial (Tijuana Noticias)

Por ejemplo, el 3 de marzo del 2016 ganó el concurso Sidue-SSP-APP-2015- 003 para diseñar, construir, financiar y mantener la infraestructura para la Policía Estatal Preventiva, de la ciudad de Tijuana, que le aportará recursos públicos mensuales por tres millones 17 mil pesos y por un periodo de 15 años; es decir, ganará conn la Asociación Pública Privada casi 544 millones de pesos.

Antes, el 24 de noviembre de 2015, ganó también de la SIDUE, por asignación directa, otro concurso (D-NSJP-15-TIJ-EP-150) para realizar el proyecto ejecutivo del Centro de Justicia Penal de Tijuana por un monto de 21 millones 970 mil pesos.

Y el 15 de abril del 2016, la administración municipal de Mexicali que preside Jaime Díaz Ochoa, aprobó la acción de urbanización del fraccionamiento Eucaliptus 45 Residencial, propiedad de Visión Desarrollos Inmobiliarios.

Finalmente, cabe recordar que el 23 de marzo de este año la diputada petista Claudia Agatón Núñez logró que el congreso del estado exhortara a la Sidue a cobrar los 52 millones de pesos de la denominada “Garantía de Seriedad de la Propuesta”, que Visión Desarrollos Inmobiliarios S.A. De C.V. depositó a favor del gobierno estatal para celebrar con Francisco Vega el contrato constitutivo de la “Empresa de Participación Estatal Mayoritaria” relativa al aeropuerto civil en Ojos Negros.

Hasta hoy, la dependencia estatal que ahora dirige Alfonso Padrés Pesqueira no se ha dignado a contestar a la petición legislativa que se originó por la violación de las Bases Generales del Procedimiento que daban a Visión Desarrollos, 180 días para crear la empresa de participación estatal.