CONAGUA y gobierno de Ensenada desalojan a 35 personas de la presa López Zamora, pero no la desazolvan

Para “salvaguardar vidas”, abrir espacios comunitarios para presuntamente dejar que la Universidad Autónoma de Baja California (UABC) reforeste y abra senderos a caminantes y ciclistas, y recuperar un espacio predial que corresponde a la federación, el Ayuntamiento de Ensenada y la Comisión Nacional del Agua (Conagua) iniciaron trabajos conjuntos en la zona del vaso de la presa Emilio López Zamora que incluyó la destrucción de “22 chozas hechas de cartón, fierro y láminas”, y el desalojo de 35 personas por vivir en una zona de peligro por inundación, pero su acción  conjunta de gobierno no incluyó el desazolve del lecho de la infraestructura hidráulica que de acuerdo con la Comisión Estatal de Servicios Públicos de Ensenada (Cespe), afecta más del 66 por ciento de la capacidad de almacenamiento de agua por el acumulamiento de lodos y basura. A los 4 Vientos presenta un comunicado de las dos dependencias en torno a su actividad coordinada.

Una parte de la basura, lodo y contaminación del vaso de la presa que las autoridades responsables de la conservación de la obra hidráulica tienen decenas de años de no ver ni corregir (Archivo).

Ensenada, B.C., 6 de agosto de 2018.- Dentro del programa de recuperación de espacios, el XXII Ayuntamiento de Ensenada, en coordinación con la Comisión Nacional del Agua (Conagua), realiza trabajos para limpiar el vaso de la presa.

El plan es desalojar legalmente asentamientos irregulares y posteriormente habilitar un área para esparcimiento familiar que será reforestado por estudiantes universitarios.

José de la Luz Valdez, subdirector de Servicios Públicos Municipales, comentó que existe preocupación del riesgo que implicaría la próxima temporada de lluvias para quienes habitaban en chozas cercanas al vaso de la presa -aguas arriba de la cortina-.

Mencionó que justo por ese motivo, el alcalde Marco Novelo giró instrucciones a fin de establecer acciones conjuntas con la Conagua para salvaguardar la vida de esas personas, recuperar y rehabilitar el espacio, además que se trata de una zona federal.

La destrucción de las chozas en la zona aledaña a la presa López Zamora (Cortesía).

Este programa de limpieza inició la semana pasada con la destrucción -bajo una orden jurídica- de alrededor de 22 chozas hechas de cartón, fierro y láminas, así como con el desalojo de 35 personas.

Asimismo, estaba instalada una vivienda construida en forma y un piso firme para posteriormente edificar otra casa de material, las cuales también serán destruidas.

Finalmente, el funcionario municipal informó que el programa de limpieza que encabeza semanalmente el alcalde Marco Novelo y el personal del Ayuntamiento será puesto en marcha en esa zona de la ciudad, en cuanto concluyan éstos trabajos – dos o tres semanas.