México gana 4 medallas de bronce en Olimpiada Internacional de Física; una es para BC

El estudiante de preparatoria Rubén Ulises Rodríguez González, de Baja California, ganó una de las cuatro medallas de bronce que el equipo mexicano de Física obtuvo en la edición 49 de Olimpiada Internacional de esta ciencia (IPhO, por sus siglas en inglés) que se realizó en Lisboa, Portugal, los pasados días 21 a 28 de julio, en donde nuestra nación también obtuvo una mención honorífica.

4 Vientos /  Academia Mexicana de Ciencias

El alumno, que tuvo una sobresaliente participación en los entrenamientos selectivos para el certamen internacional que este año reunió a 412 competidores de 90 países, ganó previamente la medalla de oro en la Olimpiada Nacional de Física de 2017, luego de participar en el selectivo estatal que anualmente organiza la Facultad de Ciencias de la Universidad Autónoma de Baja California (UABC).

Otro destacado preparatoriano del estado, Uriel Rodolfo Velarde Martínez, fue seleccionado en mayo pasado para participar en el equipo mexicano que asistirá a la Olimpiada Iberoamericana de Física, a realizarse del 20 al 28 de octubre en Puerto Rico.

En el certamen internacional el equipo mexicano lo conformaron Oliver Vicente García Esparza y Oscar Guardado Chacón, ambos de Nuevo León; Daniel Martín Marín Quiroz, del Estado de México; Rubén Ulises Rodríguez González, de Baja California; y Valeria García Hernández, de Sinaloa. Los cuatro primeros consiguieron un puntaje que los hizo acreedores a la presea de bronce, mientras que Valeria García recibió mención honorífica.

Como cada año, la delegación estuvo acompañada por mentores especialistas en física quienes han sido, en buena medida, los responsables de que año con año México figure en la lista de ganadores de medallas. En esta edición, participaron Eleazar Neri y Rodrigo Pelayo Ramos, que forman parte de la Coordinación de Olimpiadas de la Sociedad Mexicana de Física, a cargo del investigador del Instituto de Física de la UNAM, Víctor Romero Rochín, miembro de la Academia Mexicana de Ciencias.

De izquierda a derecha: Eleazar Neri, profesor-mentor; Oliver García, de Nuevo León; Daniel Marín, del Estado de México; Valeria García, de Sinaloa; Oscar Guardado, de Nuevo León; Rubén Rodríguez, Baja California; y Rodrigo Pelayo, profesor-mentor (Foto: cortesía Instituto de Física-UNAM.

“Desde mi perspectiva, estas dos últimas olimpiadas confirman la consolidación de un proyecto que iniciamos hace ocho años, que llamamos ‘Las medallas se ganan en México’, un programa de entrenamiento, tanto a distancia como presencial, apoyado por la Sociedad Mexicana de Física y en el que participa muchos profesores y entrenadores”, dijo Romero Rochín.

La Olimpiada Internacional de Física (IPhO) es una competencia anual para estudiantes de preparatoria que tiene el objetivo de promover la ciencia y el desarrollo de contactos internacionales en educación física. La competencia incluye pruebas teóricas y experimentales con un valor máximo de 50 puntos en total.

La 49ª IPhO, organizada por la Sociedad Portuguesa de Física, ha sido la más numerosa hasta ahora, con una participación de 412 competidores de 90 países. De ellos, 42 obtuvieron medalla de oro; 69, de plata; y 99, de bronce.

 México participa en las IPhO desde 1993. El mejor resultado ocurrió en 2017, cuando la delegación mexicana obtuvo cinco medallas de bronce. En total, nuestro país ha conseguido tras ocho participaciones en diez años un total de 23 medallas de bronce y 13 menciones honoríficas.

“Los estudiantes se preparan desde inicios de año con tareas semanales, además de dos entrenamiento en el Centro de Investigación en Matemática y un entrenamiento experimental en la Facultad de Ciencias de la UNAM; es admirable su esfuerzo y dedicación ya que deben dominar temas como mecánica clásica, termodinámica, física moderna, relatividad, etc. son temas que rebasan lo aprendido en sus escuelas y una de nuestras labores es enseñarles y buscarles problemas sobre estos temas», dice Eleazar Neri, quien viajó con el equipo mexicano como parte del equipo de monitores.

Los participantes, antes de entrar a la competencia (Cortesía)

«Ellos se enfrentaron a dos exámenes, uno de teoría (tres problemas) y otro experimental (dos problemas), con alto grado de dificultad para un estudiante de nivel preuniversitario. En esta ocasión, nuestro equipo salió con mejor ánimo de la prueba teórica cuyos problemas les agradaron más que los de la prueba experimental. En general, nuestra estrategia es `atacar´ todos los problemas y así tratar de alcanzar un mayor puntaje», explicó por su parte Neri.

Del total de países latinoamericanos que participaron en el certamen, México fue el segundo mejor posicionado después de Brasil, que obtuvo una medalla de plata y cuatro de bronce. Les siguen Argentina, con 3 de bronce; Costa Rica, El Salvador y Colombia con una presea de bronce cada uno.

De acuerdo con Romero Rochín, “todos los seleccionados son igual de talentosos desde que México participa en estos concursos”, afirmó.

“Lo que nos faltaba era un programa que canalizara ese talento. Estamos viendo los resultados, sin embargo, todavía nos falta: no hemos ganado aún una medalla de oro ni de plata. Esto requiere dar otro brinco cualitativo en nuestra preparación y en eso estamos”, concluyó (Con información del Instituto de Física de la UNAM).