Sobre el fideicomiso de Morena

Hechos duros: 1.- Morena anunció que destinaría la mitad de sus prerrogativas etiquetadas para gastos de campaña en ayuda a los damnificados. Lo hizo directamente AMLO en TV, radio, redes y primer debate.

Rogelio Vizcaino Alvarez / 4 Vientos

2.- Se constituyó un fideicomiso con domicilio en la sede nacional de Morena y con directivos del funcionariado del partido.

3.- El PRI denunció ante el INE que Morena usaba recurso electoral para hacer dádivas y se dio inicio a una fiscalización que hoy se presenta como la mas grande en la historia.

4.- Como resultado de la fiscalización, el INE declara que no puede demostrar que se usó dinero de las prerrogativas electorales, porque Morena (en su condición de partido político) no entregó dinero a los damnificados. Not a fucking penny.

5.- No obstante, en la investigación del fideicomiso se encontró una mecánica de fraude a la ley en la que funcionarios, dirigentes y candidatos de Morena violaron la normatividad de los fideicomisos, pero el INE asume que no puede acusarlos de haber violado la normatividad electoral.

6.- El INE “da vista” a SAT, FEPADE, PGR para que los delitos que no son de su competencia se investiguen.

7.- Morena decide asumir como estrategia de defensa argumentar que el fideicomiso es privado y no partidario. El dinero no es recurso público y por tanto no le corresponde al INE investigar, denunciar ni sancionar.

8.- El caso será examinado por el TEPJF en su sala especializada y, esa instancia solo podrá juzgar lo que Morena impugne.

Fake News, Semifake news y mala leche: 1.- Morena dice que entregará la mitad de su presupuesto de campaña y miente porque no entrega nada de ese recurso público.

2.- Los medios narran con detalle las trampas que los funcionarios de Morena efectivamente usaron para alimentar con depósitos ilegales –desde el punto de vista hacendario- el fideicomiso, pero mienten al dar por tácito que los recursos se usaron en actividad electoral. Los medios no tienen pruebas de que los funcionarios empleados y candidatos de Morena que retiraron los recursos los gastaron ilegalmente. (Quien acuse debe demostrar que los dirigentes de Morena de la CDMX y Puebla aplicaron en actividad electoral los recursos del fideicomiso y lo único comprobable es que los recibieron).

3.- Morena oculta que mintió al anunciar su ayuda a damnificados, oculta que sí integró un fideicomiso y pretende que nadie sabe que el INE documento con todo detalle (video, foto, documentos bancarios) los depósitos ilegales y los retiros sospechosos.

Comedia de pastelazos. Lo que enreda esta comedia de malentendidos es que el INE no acusa a Morena de mal uso de los recursos federales etiquetados exclusivamente para las campañas electorales. No lo hace porque no quiere o porque no puede, pero no lo hace. Lo que el INE acusa es la formación de un fideicomiso y una serie de actos fraudulentos e ilegales, pero que no son materia electoral.

La acusación del INE no tiene sustento, no porque Morena no haya cometido fraude a la ley, sino porque se cuidó de cometer fraude a la ley electoral. La acusación del INE a Morena es legalmente improcedente. Corresponderá a las autoridades judiciales y hacendarias investigar y perseguir cualquier ilícito, pero no al INE que en su propio dictamen asume que no tiene atribuciones para hacerlo. Una caza de brujas mas de Ciro Murayama, una nueva petición de principios.

Resumen: Morena decidió hacer demagogia repartiendo dinero etiquetado, se dio cuenta que no podía operarlo impunemente y le dio un giro a su fideicomiso para presentarlo como receptáculo de donaciones privadas; lo hizo mal y dejó huellas en todas las pistolas. El INE armó una investigación mayúscula que se convirtió en arma arrojadiza contra AMLO y Morena previo a la elección, el intento de uso sesgado de la investigación dividió a los consejeros del INE y la correlación de fuerzas no permitió hacerla pública previo a la elección, hoy estamos ante la necedad grotesca de Murayama que acusa a sabiendas de que perderá ante el Tribunal Electoral, pero habiendo sembrado ya una acusación sin sustento legal y sin consecuencias.