Al fin en BC un Observatorio de los derechos de las mujeres

Participan en él 60 asociaciones de la sociedad civil, barras y colegios de profesionistas, academia y población en general. Su principal objetivo es crear un programa de indicadores para medir el cumplimiento de los derechos de las mujeres y garantizar su acceso a vivir una vida libre de violencia, algo aún muy pendiente en Baja California.

4 Vientos

La Comisión Estatal de los Derechos Humanos de Baja California (CEDHBC) instaló el Observatorio de los Derechos Humanos de las Mujeres, las Niñas y las Adolescentes, con la participación de representantes de 60 asociaciones de la sociedad civil organizada, barras y colegios de profesionistas, academia y población en general.

La Ombudsperson de Baja California, Melba Adriana Olvera Rodríguez, informó que el Observatorio “es un círculo de colaboración entre la Defensoría con todos estos actores relevantes para la supervisión del cumplimiento de los derechos de las mujeres, las niñas y las adolescentes en Baja California”.

Pero el nuevo organismo de observación tiene una justificación incuestionable: la persistente violación a los derechos de las mujeres en la entidad.

De acuerdo con la CEDHBC, en 2017 se registraron 688 quejas por posibles violaciones a los derechos humanos de las mujeres, lo que equivalió a casi el 27 por ciento del universo del total de las quejas. En lo que va de 2018, van alrededor de 300 interpuestas por mujeres.

“Vamos muy similar al año pasado. La mayoría de las quejas son en Tijuana, 171; en Ensenada, 57 casos; 49 en Mexicali; 8 en Playas de Rosarito y 7 en Tecate.”

La histórica reunión para crear el Observatorio (Cortesía)

Y los principales derechos humanos presuntamente vulnerados son seguridad jurídica, la igualdad (que implica la no discriminación), en trato digno y la protección a la salud.

Por otra parte, las principales autoridades señaladas son: la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE), con 50 quejas; la Oficialía del Registro Civil en Tijuana, con 42; el Sistema Educativo Estatal, con 39; y la Secretaría de Seguridad Pública Municipal de Tijuana, con 29.  

Como antecedente, Olvera refirió el pacto que la CEDHBC asignó, en meses recientes, con los Presidentes del Poder Judicial, de la Mesa Directiva del Congreso, con el Ejecutivo del Estado, así como con presidentes municipales, con lo cual se comprometieron a establecer una agenda de avance en los derechos humanos para las mujeres y las niñas.

Señaló que uno de los derechos que está pendiente de garantizarse plenamente en Baja California es el derecho de las mujeres a vivir una vida libre de violencia; por lo tanto, será uno de los temas importantes que se van a abordar, analizar y medir.

Subrayó que uno de los objetivos principales del Observatorio es crear un programa de indicadores para medir el cumplimiento de derechos en Baja California.

En ese sentido destacó que, en este ejercicio que tuvo una duración de más de cuatro horas, se generó un espacio de participación ciudadana en el que las participantes aportaron información importante para la generación de los primeros indicadores.

Imagen: Evolución

Además, manifestaron su preocupación en temas como “Escuela para Padres” que desde su título y contenidos no se incluye la perspectiva de género; justicia con perspectiva de género; protección a la salud de las mujeres, con énfasis a las que viven con cáncer; derechos de las mujeres en situación de calle; mujeres con discapacidad psicosocial asociada a las adicciones; entre otros temas.

“Es un esfuerzo que no se hará únicamente por parte de la CEDHBC, sino en colaboración y en estrecha comunicación con las mujeres del Estado; además de que se realizará de manera permanente, no sólo durante la presente gestión de la Defensoría”, enfatizó.

Olvera Rodríguez precisó que durante la instalación del Observatorio se dieron cita activistas, organizaciones de la sociedad civil que se han dedicado y han destacado en el tema, además de otras organizaciones que apoyan, por ejemplo, el tema de la migración, que también quieren participar en la construcción de estos indicadores para aportar en la visibilización de las mujeres que migran.

También están las asociaciones de personas con discapacidad, de la población LGBTI, de diferentes colectivos, de diferentes grupos que se hacen presentes para participar en esta invitación que hace la CEDHBC.

La Titular de la Defensoría puntualizó que hay varias formas de participar. “Es un ejercicio abierto, cualquiera puede venir a participar en cada sesión. Hoy es la instalación porque hoy arrancamos, sin embargo, las sesiones serán itinerantes por los diferentes municipios, de los cuales, Ensenada será el próximo en ser sede, en el mes de septiembre. Quien quiera acudir, puede acudir. Claro que como es un Observatorio social ciudadano no están invitadas a participar las instituciones de gobierno que son a las que vamos a observar que cumplan con su trabajo”.

Agregó que la creación de la estructura de Observatorio pasa por varias etapas, ya que no es solamente lanzar una convocatoria o hacer una reunión.

Foto: Edgar Lima

“Se hizo primero un diagnóstico de la situación en un acercamiento con organizaciones y con ellas conocer cuáles son las inquietudes, qué temas querían abordar. Todas las organizaciones con las que previamente, al día de hoy nos reunimos, coincidieron en el tema de los derechos de las mujeres a una vida libre de violencia. Así es que van a ver como un indicador de medición de este Observatorio los feminicidios”.

En ese sentido, apuntó que también se observarán otros derechos como al trabajo, a la educación, al deporte, a la cultura, al libre tránsito y a la seguridad en las calles.

“Vamos a revisar el cumplimiento de los derechos no sólo para las mujeres, sino también para las niñas, las adolescentes y para las mujeres mayores. Es decir, vamos a incluir por supuesto esta perspectiva intergeneracional, multicultural”.

Puntualizó que se contempla que a finales de 2018 se pueda dar un diagnóstico de qué está pasando con las mujeres del estado.

“En algún momento vamos a invitar a los funcionarios a rendir cuentas, a explicar qué están haciendo, qué han dejado de hacer, por qué han dejado de hacer; siempre con un ambiente de pleno respeto a la dignidad de las personas. No podemos pedir el respeto al derecho al trato digno si nosotros no tenemos un trato digno en la forma de conducirnos con respeto, que inspire y que motive a la paz y a la construcción”. 

Finalmente, Melba Adriana Olvera Rodríguez reiteró que la CEDHBC “va a sumar siempre con quienes tengan disposición de construir, desde cualquier trinchera, por una sociedad más justa para las mujeres, las niñas y las adolescentes”.