DANZAR HASTA QUE LLUEVA: ¿Qué hacer hoy por parte del pueblo dolido?

1.- El dolido pueblo mexicano tiene hoy, en AMLO un sólido liderazgo. Tenemos que aprender a defenderlo. Faltan casi cinco meses para que AMLO tenga a su disposición la presidencia y ya la derecha política (la que obra deliberadamente y la que lo hace sin conciencia) lo está ametrallando con exigencias inusitadas, con reproches inmerecidos y con descalificaciones inoportunas.

Daniel Solorio Ramírez / 4 Vientos

Nada de eso es casual. El aplastante triunfo electoral del domingo 1º de julio provocó una revolución que está removiendo todas las bases del ejercicio del poder político y económico que han dominado todos los rincones de nuestro país.

El empresariado político no encuentra su sitio. Cree ver en riesgo los gigantescos privilegios que por décadas estuvieron a su disposición; Siente en riesgo el acaparamiento de los recursos naturales que por mandato constitucional corresponden al pueblo, que hoy exige su recuperación. Estamos a las puertas de grandes batallas que ya vienen. El pueblo, es decir, por lo menos los treinta millones de electores que votamos por López Obrador, tenemos que estar parapetados. Que nadie se duerma; que nadie eche al vuelo las campanas.

2.- La perseverancia, la terquedad, la invencible tenacidad política de Andrés Manuel López Obrador tuvo el mérito enorme de romper la perniciosa tradición PRIANISTA de llegar al gobierno mediante los favores del que lo tiene en sus manos. En lugar de las armas de la zalamería, la subordinación y el sometimiento a los poderosos, AMLO optó, desde hace 40 años, por la vía de la confrontación directa contra el abuso del poder; por la vía del enfrentamiento contra la injusticia. Movió las conciencias del pueblo y logró que éste, con el voto de más de 30 millones de electores, lo eleve a la presidencia.

Foto: BBC Mundo

3.- Nadie en este país sabe mejor que AMLO, que el próximo 1º de diciembre tomará posesión del gobierno (será presidente y jefe de Estado), pero bien sabe que el PODER es otra cosa y que no necesariamente reside en el gobierno. Con las riendas del gobierno en la mano impulsará al pueblo para que éste tome el poder.

Muchas batallas habrá que librar para lograrlo, pero AMLO sabe que no está solo. Muchos millones de mexicanos estamos de su lado. Confiamos en su sólido liderazgo y sabe que lo defenderemos por todos los medios lícitos, incluyendo. Por supuesto la protesta callejera, el reclamo contra los privilegios, el rechazo a la corrupción, la exigencia de limpieza electoral y el desechamiento total de la delincuencia como instrumento del poder.

4.- Este dolido pueblo tendrá que aprender una experiencia nueva: apoyar, promover y defender al gobierno constituido. No sabemos cómo hacerlo. Nunca lo hemos hecho. Las actuales generaciones de habitantes de este país solo hemos tenido, después de Lázaro Cárdenas, gobiernos entreguistas a los intereses extranjeros.

Los que encabezaron el farsante Fox, el sangriento Calderón y el inefable Peña Nieto, rebasaron todos los límites; vigorizaron el sólido liderazgo de AMLO.

Si quieres leer más de DANZAR HASTA QUE LLUEVA, haz click en la imagen: