SALTO CUÁNTICO: ¡Arriba Juárez! y el que lo dude, ahí está el mapa

Ciudad Juárez marcó un ejemplo de civilidad y congruencia histórica al votar no sólo masivamente, también desterró de manera contundente los dos partidos PRI y PAN, que desde siempre se habían repartido a su antojo los distritos electorales, sindicaturas y regidurías así como la presidencia municipal ahora en poder de la Coalición Juntos Haremos Historia, sólo eclipsada por el “independiente” Armando Cabada que exige el recuento por los poco más de 5000 votos con lo que Héctor González Mocken se atribuye el triunfo del Ayuntamiento.

José Luis Treviño Flores / A los 4 Vientos

También Armando Cabada  se debate en escándalos de coacción del voto por parte de una de sus funcionarias, la subdirectora de educación municipal María de Lourdes  Ríos, sorprendida en las instalaciones de la biblioteca pública Arturo Tolentino en posesión, según denuncia del representante de MORENA, Edgar Villegas, de materiales electorales y listados de nombres con cantidades a pagar por votos.

De los 22 distritos electorales en el Estado, 9 de ellos (2, 3, 4, 5, 6, 7, 8, 9 y 10) fueron para la Coalición Juntos Haremos Historia, sumándose sólo el distrito 14 de la ciudad de Cuauhtémoc donde también la Coalición aseguró el Ayuntamiento. En el distrito 13, donde se ubica el municipio de Guerrero, igualmente el Ayuntamiento fue para la Coalición PT, ES Y MORENA, no así la Diputación que en un reñido 29% para PAN y MC contra un 26% de la Coalición de López Obrador y un 27% del PRI, quedando hasta ahora con 18,300 votos la candidata Rocío Sarmiento a la cabeza.

Queda pues el Estado de Chihuahua en diputaciones, 10 distritos para la Coalición Juntos Haremos Historia, 10 para la bina PAN, MC. Un distrito para el PRI en solitario y otro igual para el PAN.

En Ayuntamientos el PRI obtuvo 21, PAN 4, el partido Verde 2, el PRD 4, MC 2, Nueva Alianza 3, PAN MC 25, MORENA PT y ES 5 municipios obtenidos. Un solo municipio quedó a cargo de un candidato independiente. Son 67 municipios en la entidad y sin duda el miedo, la coacción y la incertidumbre generada en éste, nuestro incendiado Estado (principalmente en la zona serrana), impidió que la Coalición de AMLO obtuviera mayor presencia, aunada la miopía de dirigentes como el caso de Chihuahua capital donde hubo pérdida total.

Por otra parte los partidos Nueva Alianza, Encuentro Social, Partido Verde y el PRD podrían perder el registro al no alcanzar el 3% de lo requerido por el Instituto Electoral.

Por ello no deja de ser relevante una ciudad Juárez heroica con todo su bagaje cultural, cosmopolita y diferido, que sí pudo otorgar la oportunidad para buscar una mejor forma de gobierno. Aún con los pocos votos de diferencia entre Héctor González Mocken y Armando Cabada, el pueblo de Juárez supo dar el extra. 

Fue seguramente incómodo y terrible haber descubierto a la subsecretaria de educación municipal en tales condiciones, comprobando una vez más que los tales ‘independientes’ incurren en prácticas pueriles, que también aprovechándose de la necesidad, coaccionan el voto, y aunque Armando Cabada se deslinde de María de Lourdes Ríos, el vínculo es ineludible.

Héctor González Mocken hizo la tarea y nuestra dolida frontera, inmersa por años en violencia, protagonista del arranque de campaña presidencial de AMLO, merece el digno trato federal que nunca ha tenido.

El triunfo de Cruz Pérez Cuéllar al Senado marca igual un espacio determinante en la política chihuahuense y una espina clavada en el conflictivo y mediocre gobierno de Javier Corral.

Con todo y cada mañoso intento a lo largo y ancho del país, Andrés Manuel López Obrador tendrá mayoría en ambas cámaras, iniciará una gira más por todo el territorio, no sólo para recordar a su pueblo que sigue ahí y que no se va a sentar a disfrutar las mieles de triunfo, también a dejar claro a gobernadores y ayuntamientos que el Presidente de México es él, y que no va a permitir más impunidad y corrupción tal como lo prometió en su campaña. Con serenidad, sí, con visión y reconciliación, pero con la firmeza por un México democrático.

El resto del Estado debe voltear la mirada y ver en la heroica ciudad Juárez como lo que es, principio y custodia de la República.