Art Walk en la Cava del Chivo Gruñón: una experiencia para deleitar el espíritu y el paladar (VIDEO Y FOTOS)

Sopla un viento sereno por donde viaja el aire limpio tan característico de las zonas rurales de Ensenada. A un costado del monte, un olor a pizza recién horneada combina de manera perfecta con un buen trago de cerveza artesanal. El momento enriquece no sólo el paladar, sino también el espíritu: la Cava del Chivo Gruñón hoy es anfitrión del arte.

Iván Gutiérrez / A los 4 Vientos

IMG_6974

Es viernes y la “Cueva” del Chivo Gruñón lo sabe. En el tocadiscos de la estancia, Pink Martini interpreta Hang on Little Tomato, mientras sobre la barra del lugar reposan dos premios de las últimas ediciones del Ensenada Beer Fest. Al fondo, los músicos del Cuarteto Virá preparan sus instrumentos para un concierto sublime, mientras afuera varios artistas porteños y foráneos decoran el patio con sus cuadros, dibujos y esculturas en lo que será el primer Art Walk de este espacio bohemio.

DSC_5199

DSC_5203
Al internarse en las paredes de piedra de la Cava del Chivo Gruñón la primera impresión que uno se lleva es la de una atmósfera rústica con sabor a nostalgia. Así lo presumen los recuadros de personajes históricos y familiares, los carteles de la cultura pop de los 60s, las tecnologías de otra generación, las mesas de madera y las lámparas elaboradas con botellas de vino, elementos que adornan la estancia de este lugar “subterráneo” ubicado en San Antonio de las Minas, dentro de las instalaciones de Ochentos Pizza.

Sobre un sillón de antaño con iluminado por una luz dorada, Don Julián de Gracias, alias el “Chivo Gruñón”, nos platica sobre el inicio de esta Cava: “La idea de Ochentos era producir su propio vino (y de hecho se hizo), pero después de un rato se abandonó esta área. Entonces nos dimos cuenta que hacía falta un área de espera. Todas las cosas que adornan las paredes son cosas que encontramos en el rancho, cosas de mi abuelo, por ahí está la primera tabla con la que surfeé cuando tenía 14 años. Ese fue el concepto, ofrecer cerveza para la gente en un espacio rústico”.

DSC_5202

Sobre la marca de cerveza artesanal del Chivo Gruñón, Julián de Gracia comparte que hacer cerveza es “el arte de darte gusto a ti mismo y aprovechar los insumos y los ingredientes. En cuestión de cerveza artesanal, ser honesto con lo que estás haciendo es lo más importante”.

Iniciando producción en marzo de 2015, el punto de arranque del Chivo fue el Ensenada Beer Fest, en donde comenzaron a posicionarse primero con cervezas ligeras como la Kolsch 45 (elaboradora con cebada y trigo) y la Honey (endulzada con un poco de vainilla y miel). Después nació la famosa Irish Red, también llamada Ochentos Irish Red tras convertirse en la favorita de los visitantes de Ochentos Pizza.

“Mucha gente no está acostumbrada a los sabores fuertes de ciertas cervezas artesanales muy amargas, por eso iniciamos con cerveza clara. Ya después expandimos el rango, West Coast IPA, Scout, Rubish Porter (segundo lugar en Ensenada Beer Fest) y la Toronaje Pale Ale, elaborada con toronjas del rancho que plantó mi abuelo hace 30 años”.

Abierta de lunes a domingo en un horario de 12 a 8pm, la Cava del Chivo Gruñón siempre está dispuesta a darle la bienvenida a cualquier aventurero que esté buscando una experiencia bohemia con una cerveza deliciosa y un espacio donde relajarse con buena música de jazz.

 

ART WALK DEL CHIVO GRUÑÓN, PARA DELITAR EL ESPÍRITU Y EL PALADAR

IMG_6968

Dándole seguimiento a su meta de convertirse en un espacio que no sólo se distinga por su cerveza, sino también por brindarle impulso a la escena cultural y artística de Ensenada, es que el pasado 27 de abril la Cava del Chivo Gruñón celebró el primer “Art Walk” de sus instalaciones, en el que participaron artistas plásticos, compositores de música clásica, gastrónomos y claro, la comunidad ensenadense.

Una de las participantes en este primer festival artístico fue la artista plástica Esther Gámez, quien expuso una serie de cuadros sobre la flora y fauna nativa en formatos pequeño-mediano. Usando un estilo ilustrativo con dibujos que se acercan a la ilustración científica pero con un fin artístico, la joven artista compartió que “es genial que se multipliquen este tipo de espacios, sobre todo porque en Ensenada las galerías independientes e institucionales son muy limitadas. Son necesarios más espacios como éste, donde converja la gente y donde podamos cotorrear entre artistas y crear lazos”.

Por su parte, la artista visual Claudia Cota, gustosa del arte abstracto figurativo, exhibió uno de sus cuadros inspirado en Toros de Lidia, España, y expuso sentirse “muy contenta de que se realicen este tipo de eventos donde se promueve la gastronomía, el vino y las cervezas artesanales de la región. Debería de haber más apoyo del gobierno para abrir más espacios como éste”.

IMG_6963

Otra artista que destacó en la exposición de la Cava del Chivo Gruñón fue la creadora húngara Kremena Lefterova, quien dominando diversos materiales artísticos para la creación de cerámica, pinturas y esculturas, expuso una serie de retratos elaborados a partir de mezclar diferentes rostros femeninos: “Yo soy diseñadora industrial, esto para mí es como un hobbie, si bien he hecho pintura toda mi vida. En Manhattan vendí todo y después me vine para acá a empezar de nuevo”.

Lo que más disfruta pintar Kremena son rostros, animales y mujeres, utilizando un estilo barroco y rococó: “No es fácil pintar esto, los ojos, los labios, no es fácil pintar algo hermoso. Esto para mí es un reto, tiene que ser hermoso, que valga la pena hacerlo, como una obra maestra. Me considero una buena artista. Siempre estoy probando nuevos colores, rostros diferentes. En una semana realizo una obra, y en cuanto termino una ya quiero empezar la siguiente”.

El aderezo de este manjar expresivo lo puso el Cuarteto Virá, conjunto de cuerdas que cada viernes ensaya en la Cava del Chivo Gruñón, y que en esta ocasión, a manera de agradecimiento, interpretó canciones de Astor Piazzolla y Joseph Haydn.

IMG_6947

Formado desde 2011, el Cuarteto Virá cuenta entre sus filas con músicos que desde pequeños han tenido una formación musical. En esta temporada, los músicos se han dedicado a revivir a un compositor que cuenta entre su obra con más de 68 cuartetos de cuerdas, el vienés Joseph Haydn.

Astor Piazzolla, compositor de tangos argentinos, es otro artista que cobró vida con este cuarteto en el primer Art Walk del Chivo Gruñón. Al respecto de este evento, las integrantes del cuarteto comentaron: “Desde hace unos años para acá la gastronomía y el arte están convergiendo en Ensenada. Me gusta mucho esta mezcla que ofrece ambas ofertas en un espacio muy íntimo, sumando música, cerveza, vino, comida deliciosa y arte en múltiples manifestaciones”.

IMG_6977

Sin lugar a dudas, el primer Art Walk de la Cava del Chivo Gruñón fue una experiencia única, donde todos los sentidos se vieron satisfechos por la combinación perfecta de buena comida, exquisita cerveza y arte potente con múltiples formatos y discursos. 

El próximo Art Walk de la Cava del Chivo Gruñón, de entrada libre, está programado para este viernes 22 de junio, evento en el que habrá paella y vino para degustar y en el que el Cuarteto Virá ofrecerá nuevamente un concierto de música clásica. Para acudir a este espacio bohemio basta con visitar las instalaciones de Ochentos Pizza en San Antonio de las Minas, en Rancho Cimarrón s/n a un lado de la Villa Santa María.

IMG_6984

 

COBERTURA AUDIOVISUAL DEL ART WALK EN LA CAVA DEL CHIVO GRUÑÓN