SALTO CUÁNTICO: PseudoKrauze

“Los escritores burgueses se debían suicidar como clase. Inevitablemente porque la derecha no lee; la izquierda no tiene tiempo, entonces, ¿quién te lee? O bien fracasas espantosamente y te mueres de hambre por ahí vendiendo «kleenex» por las esquinas. O si no fracasas del todo te aburguesas.” : Francisco Umbral

Enrique Krauze recientemente en un vídeo de poca duración conminó a los mexicanos a que ejerciéramos un voto dividido, es decir, que no votemos en su totalidad por los candidatos de la Coalición Juntos Haremos Historia. Declaró: “México no debe volver a ser el país de un solo hombre”.

José Luis Treviño Flores/ A los 4 Vientos

Krauze un intelectual que, por cierto, no pongo entre comillas intelectual, (que debería hacerlo), porque ningún intelectual que se jacte de serlo a recurre prácticas poco inteligentes. ¿A qué está invitando Enrique Krauze? A impedir que nuevas políticas públicas direccionadas en beneficio de los ciudadanos aterricen.

Si López Obrador no tiene la mayoría en el Congreso, entonces todo lo que ha venido proponiendo para sacar al país del drama neoliberal se vería truncado por tener en la próxima legislatura a una mayoría plagada a la misma clase política que ha hundido a México en su actual crisis.

Andrés Manuel López Obrador calificó a Krauze como «intelectual orgánico del conservadurismo»: Foto: Cuartoscuro/ El Financiero

Krauze siempre se ha favorecido y ha vivido de ser comparsa de políticas impopulares, conservador y con una visión tendenciosa de la historia nacional. Es un mayordomo de la literatura, que pone sus llamadas “Letras Libres” al servicio de la infamia. No podíamos esperar otra declaración de su parte.

Ya se había encargado antes en las pasadas contiendas electorales a la presidencia  de dibujar a Andrés Manuel López Obrador como un “monstruo populista”, lo ha llamado “un revolucionario de mentalidad totalitaria y aspiraciones mesiánicas”.

http://www.noticiamx.com/2018/06/esposa-de-amlo-pone-en-su-lugar-enrique.html

Krauze jamás ha abierto la boca cuando los gobiernos emanados del PRI y el PAN, han establecido el caos social, económico y de inseguridad. Krauze es como el “consejero del rey”, aquel que susurra al oído del “monarca” lo que éste  quiere escuchar para seguir recibiendo los beneplácitos y recompensas. No le veo el caso que Enrique Krauze salga al quite de su clan, él sabe que como buen mercenario lo seguirán contratando para continuar vociferando basura pseudointelectual al momento de darse el inevitable triunfo de Andrés Manuel López Obrador.

Krauze también habló de evitar “la concentración del poder absoluto”, en un afán por la utilización de oraciones incendiarias, burdas y maniqueas de blanco y negro.

El poder absoluto es lo que tenemos actualmente y no porque el presidente Enrique Peña Nieto lo ejerza, sino por el ejercicio mismo de la estructura de poder fundamentada en un triángulo efectivo de dominación: autocracia, plutocracia, tecnocracia. No puede meter Enrique Krauze a López Obrador en esa triada dictatorial con la cual hemos convivido durante décadas y los resultados sociales, económicos, culturales, han sido devastadores.

Me parece una reacción desesperada, visceral, que evidencia de manera triste la poca capacidad y visión que tiene del país donde vive. Ante tal discurso, no queda más espacio que ignorarlo, hacerlo a un lado, enviarlo al cesto de la basura conservadora.

“Los conservadores comunican conservadurismo, sea cual sea el tema que se saque a colación.”

 George  Lakoff

Imagen de portada: Enrique Krauze con el priista Manlio Fabio Beltrones a su derecha y el panista Felipe Calderón a su izquierda. Foto: Internet/Polemn