Un discurso solidario (*)

La necesidad de encontrar los caminos para enfrentar la grave situación que viven los trabajadores de México, es una expectativa que solo podrá lograrse si avanzamos en la construcción de un nuevo proyecto político en el que se pongan por delante las necesidades y los intereses del pueblo.

Jesús Sosa Castro / 4 Vientos

Para muchos, y en especial para quienes militamos en Morena, ese proyecto de nación debe ser resultado de la discusión, la tolerancia y la vigencia de principios ideológicos y políticos que abra espacio a la solución real de los problemas de la nación.

Las personas y organizaciones que han sido cooptadas por el neoliberalismo sólo están contribuyendo al alargamiento de una crisis económica y social que es necesario eliminar 
Si esto es como muchos ciudadanos lo vemos, levantar una nueva fuerza política que trabaje para cambiar esta situación, no resulta sencillo.

La historia de México está llena de ejemplos que acreditan estas dificultades. Una y otra vez se han hecho intentos por agrupar a las fuerzas democráticas para generar condiciones de cambios en la sociedad, y una y otra vez se frustran esos esfuerzos. ¿Qué ocurre entonces con estos intentos por lograr la unidad que recurrentemente nos planteamos? Seguramente hay algo muy importante entre nosotros que nos falta por aprender.

Yo creo que la izquierda ha puesto a discusión importantes proyectos políticos con miras a revertir la situación que vive el país. También ha desarrollado mucho su capacidad para criticar a sus oponentes. Por esta escuela hemos pasado muchos y el resultado de este aprendizaje ha hecho imposible la unidad de las fuerzas democráticas.

Lo que no se estudia y aprende en esa escuela de la intolerancia y la inmediatez, es la autocrítica para dar contenido de largo aliento a los proyectos políticos que hagan duradera la unidad de una izquierda independiente, tolerante y democrática. Y si es difícil lograr la unidad de acción de distintas fuerzas sociales para empujar procesos y logros reivindicativos, mucho más difícil es la construcción de un partido político que tiene como tarea fundamental conquistar el poder para ponerlo al servicio del pueblo.

Todos, organizaciones sociales y militantes de Morena, estamos obligados a trabajar para hacer habitables nuestras casas. Esto es más necesario e importante si entendemos que en un Sindicato o en un partido convivimos personas con todo tipo de experiencias políticas, niveles económicos, formaciones culturales y tendencias religiosas. Hacer posible marchar juntos en defensa del país o de nuestros intereses de clase, tiene que ser resultado del desarrollo de una conciencia más allá de las luchas reivindicativas y de los intereses personales o de grupo.

Una conciencia tal que impida convertirse en patiños del sistema o de los detentadores del poder. Los que han aceptado ir al banquete para hacer el trabajo de meseros, no le están enseñando nada positivo a sus bases menguadas ni están contribuyendo a fortalecer la cultura de la izquierda.

Como miembro de Morena, me felicito de compartir nuestras opiniones en este acto donde asisten los compañeros del MONAE, para fortalecer su interesante proyecto de liderazgo colectivo y dar prioridad a su escuela nacional de cuadros para formar a los dirigentes políticos que tanta falta le hacen al país.

Sé que muchos de ustedes simpatizan o son ya miembros de Morena. A unos y a otros los felicito y a los demás, a los que aún no han definido una posición sobre lo que pasa en este país, los llamo a conocer a fondo los planteamientos del Movimiento Regeneración Nacional, y si eso conviene a sus luchas y demandas, incorpórense individualmente a este Partido Nuevo que estamos construyendo miles de ciudadanos.

No queremos que ingresen de manera corporativa o por presión de alguien. Apelamos a la conciencia política y al convencimiento personal para estar en condiciones de ir por el cambio verdadero.

Hoy, Morena se está construyendo como Partido porque la otra izquierda, se pasó a las filas de los viejos adversarios políticos. Lo hacemos a partir de la experiencia probada de ser una fuerza independiente del poder. “Mientras unos negocian, otros luchamos y nos debemos a la sociedad.”

(*) Resumen de un discurso pronunciado en nombre de MORENA DF en el acto del “Movimiento Organizado Nacional Aquí Estamos”, el 8 de junio en Alianza de Tranviarios de México

Si deseas leer más de JESÚS SOSA CASTRO, haz click en la imagen: