MUSA VERDE: Ciencia fuera de camino

La opinión generalizada sobre el trabajo científico es su poca utilidad y uso que va de escaso a nulo en la vida diaria. Esto no es mala publicidad o encono contra este quehacer, aunque lo hay, sino falta de conocimiento de cómo y por qué se hace trabajo científico.

Horacio de la Cueva / 4 Vientos

La culpa de esta ignorancia recae sobre los científicos y los administradores de la ciencia, en ese orden, más que sobre el público ajeno a estos quehaceres para cual el trabajo científico está más cerca de la magia de Merlín que de los problemas de la vida diaria.

Si hay una ciencia que no ha rendido las cuentas y los resultados que la sociedad le demanda ha sido la ecología. Se entiende entre el público que la ecología es la ciencia que resuelve los males que los humanos han causado al planeta. Esta percepción de la ecología deriva de las inquietudes que surgieron con eventos como la explosión de armas atómicas en la atmósfera, que dio origen a Greenpeace, la publicación de Silent Spring (La Primavera Silenciosa) de Rachel Carson denunciando los efectos de insecticidas como el DDT sobre el ecosistema o la presencia del smog en grandes centros urbanos industrializados.

El público volteó a las ciencias para encontrar respuestas y soluciones a amenazas directas a su salud y al ambiente y las conexiones entre este y los seres vivos que lo habitan. Esta conexión surge de la de etimología y la razón de la ecología. Ecología etimológicamente es el estudio de lo que sucede en casa (oikos en griego), desde la práctica de la ecología es el estudio de las interacciones entre un organismo y su entorno.

Por razones teóricas, metodológicas, prácticas y de actitud no todos los ecólogos pueden o quieren resolver problemas ambientales. Esto no exime a los ecólogos de ayudar dentro de sus capacidades para identificar y buscar respuestas a los muchos problemas ambientales y ecológicos que aquejan al mundo.

La solución pocas veces será de un laboratorio; se requiere de trabajo en equipo. El mejor ejemplo actúa del trabajo en equipo es del IPCC, el panel intergubernamental de cambio climático por sus siglas en inglés. Un grupo multidisciplinario de ciencias naturales y sociales que busca amelioriar el cambio climático y lograr nuestra adaptación al mundo que estamos creando.

Imagen: GIECC

La falta de involucramiento de parte de los científicos en problemas ambientales impulsó a la sociedad civil a organizarse de diversas maneras para confrontar estos problemas. Muchas organizaciones, como Greenpeace o Sea Shepherd, viven de destacar estos problemas y proponer soluciones a los mismos con más contenido de simpatía que de ciencia.

No conocemos si las carreras fuera de camino tienen efectos a corto y largo plazo en los animales, plantas y paisajes silvestres de la península de Baja California. Los vehículos que participan en estas carreras van de las motocicletas a camionetas Trophy Truck con un peso mínimo de dos toneladas. Podemos esperar que diferentes vehículos tengan efectos diversos sobre el ambiente, pero lo importante es si se pueden encontrar efectos ambiental y ecológicos generales de las carreras fuera de camino.

Es imposible medir todos los impactos tanto inmediatos como a largo plazo en todas las carreras y en todas las rutas. Más importante que saber o suponer que hay un efecto es saber si hay alguna forma de que lo podamos medir y demostrar su significación.

Las carreras pasan por sitios con especies endémicas, sin que se evalúe su efecto sobre estas últimas. Además, los ejidatarios se quejan de daños a caminos y paisajes. Las Manifestaciones de Impacto Ambiental para las carreras fuera de camino siempre son aprobadas, se cumple con la letra de la Ley.

Podemos utilizar a los roedores nativos afectadas por ruidos para evaluar efectos inmediatos, midiendo sus desplazamientos al momento de las carreras. El efecto a largo plazo en la vegetación y el paisaje sería encontrar a lo largo de la ruta una cobertura vegetal menor dominada por especies invasoras y especies de plantas y animales invasores asociados a disturbios. En su caso e; daño ambiental debe compensarse de forma realista.

Las carreras fuera de camino deben beneficiar a todos los involucrados, no sólo a organizadores, el sector turístico, diseñadores de carros y espectadores, también a los dueños de las tierras y al ecosistema.

Además, pido que se encuentre y castigue a los culpables intelectuales y materiales de los asesinatos de Miroslava Breach, Javier Valdéz y del secuestro de los 43 normalistas de Ayotzinapa.

Si deseas leer más de MUSA VERDE, haz click en la imagen: