SALTO CUÁNTICO: Una maestra en la Presidencia Municipal de Ciudad Juárez

Ser candidato a la presidencia municipal de una de las fronteras más complejas del país no es tarea sencilla, no obstante la Maestra Leticia Díaz Rojero junto a su equipo de trabajo del partido Nueva Alianza (PANAL) emprende la ya arrancada elección el pasado jueves 24 de mayo.

José Luis Treviño Flores/ A los 4 Vientos

La maestra Díaz Rojero reitera, siempre, que los habitantes de ciudad Juárez deben conocer no a una candidato más, sino a una mujer que desde pequeña, junto a sus padres y sus seis hermanos, comprendió la importancia de lo que significa luchar con valores y democracia.

Egresada de la icónica escuela secundaria La Altavista, a la que regresa como secretaria en uno de sus primeros trabajos. Comenta, orgullosa, cómo hizo la preparatoria nocturna al igual que muchos juarenses que estudian y trabajan.

Leticia Díaz Rojero, estudió administración de empresas y, posteriormente, realizó su licenciatura en Educación Tecnológica en el CAM (Centro de Actualización del Magisterio) y la Normal Superior con especialidad en Ciencias Sociales. Comenta que ella sabe lo que es escalar con esfuerzo propio, desde secretaria, prefecta y luego ir ocupando horas como docente de formación cívica y ética así como clases historia. La misma escuela secundaria que la vio crecer la elige como Secretaria General delegacional del sindicato.

Orgullosa de sus orígenes, forjada entre militantes de izquierda con aprendizaje político firme, sabe diferenciar amistades, religión y política; aprendió a medir fuerzas y respeto irrestricto a las ideologías. Menciona que se gana o se pierde por un voto frente a grupos antagónicos pero respetuosos en las luchas magisteriales.

Recuerda con orgullo que por 13 votos ganó su secretaría general y aprendió lo que es la inclusión política, ya que no permitió que su escuelita se viera fragmentada, la unió y fortaleció y aquel antagonismo fue armonizado.

Aspirar a la presidencia municipal no es igual a una lucha por una secretaría general en una institución educativa, pero los valores intrínsecos que deben caracterizar a un candidato para cualquier puesto de elección deben ser los mismos: conciliación, unidad, democracia, trabajar a ras de suelo con la gente y no permitir que la soberbia y las aspiraciones personales estén por enfrente del interés de las mayorías. Asegura que a ella no la mueve alcanzar  puestos de poder, sino «la oportunidad de construir y transformar» porque, dice, el mismo respeto que merecen los maestros lo merece la ciudadanía y como los ciudadanos también son padres de familia, estudiantes y trabajadores y trabajadoras, está convencida que desde su plataforma y su equipo se pueden dirigir una ciudad, ya que «el vínculo original es el mismo que desde las instituciones educativas: liderazgo comunitario y sensibilidad ante las problemáticas cotidianas.”

Se dice respetuosa de todas las posturas políticas propuestas. Cuando se le pregunta su opinión ante el partido de López Obrador,  MORENA, comenta que “es un fenómeno de esperanza, de cambio sin precedentes en la historia nacional.” Argumento que habla de su madurez política. Y agrega: “ ¿Por qué no dar otra esperanza, respetar el voto federal y buscar el local, ganar Ciudad Juárez con quien lo represente realmente, que los impuestos trabajen para la ciudad. Los maestros sí tenemos cuadros y gente preparada y se puede colaborar con las instancias federales en igualdad y respeto, dar la guerra , la batalla en la cultura de la prevención y enfrentar la inseguridad con acciones ciudadanas, talleres comunitarios, invertir en infraestructura para que los jóvenes no anden en la calle, los impuestos son de la gente, gestionar con empresas socialmente responsables, también los empresarios quieren paz y tranquilidad inversiones seguras, establecer compromisos con la sociedad sacarnos un 10 en cada materia: seguridad, salud humana y urbana, educación”.

La maestra Díaz Rojero, argumenta que “sí se puede crear un drenaje pluvial adecuado que terminaría con el problema de las inundaciones, porque andar poniendo parches aquí y allá no resuelve nada, sólo sangran el presupuesto. La gente está cansada de lo mismo.” Como ciudadana común ha visto a diario en el rostro de sus alumnos y padres de familia las carencias y dificultades no atendidas por la voracidad y saqueo de políticos insensibles.

Conocedora del espacio urbano agrega que se han entregado predios baratos en zonas de riesgo como la zona habitacional Las Palmeras, que ahora se inunda. Mejor informarse en acciones coordinadas con la Federación y aterrizar los recursos con previa planeación para eso está el IMIP (Instituto Municipal de Planeación). Encuestar, preguntar a la gente, ver los problemas, resolverlos y no ver a la administración municipal como un botín. Buscar proyección administrativa a largo plazo.”

En materia de generación de empleos, piensa que no todo es de las empresas locales, que se debe atraer inversión y sólo trabajando en atención comunitaria, educación y procuración de justicia se puede sanar el lastre de inseguridad y así dar una cara diferente hacia el exterior.

La atención a grupos vulnerables, becar a los alumnos con necesidades especiales, regresar el liderazgo docente a las comunidades porque son quienes están más cerca del sentir de la ciudadanía. Lo resume en una frase: “Atención con Educación”

Propone una agenda cultural general: “regresar a las comunidades a los barrios, acercar la cultura para todos, en todos los rincones de la ciudad de manera permanente, instituir la cultura artística, de reciclaje.” Por ello su campaña se centrará en llevar brigadas de apoyo y no discursos vacíos. Desde el inicio la gente podrá observar trabajo comprometido y efectivo».

Agrega:

“El deporte sin duda merece todo el apoyo para que nuestros alumnos y maestros no anden en los cruceros pidiendo limosna para tener recursos, es indignante, hay talento y no podemos permitir ésta barbarie. Detectar, fortalecer y empujar a nuestros deportistas, no arrojarlos a las calles. Para todo hay con qué, nada más que se lo han estado robando.”

La maestra considera que el acceso gratuito a Internet es vital para el acercamiento en las tecnologías de la comunicación.

Iluminar la ciudad y quitar el lastre de que grupos delincuenciales actúen al cobijo de policías corruptas y en la oscuridad. “Las mujeres no deben caminar en la zozobra, con miedo a la delincuencia y miedo a la policía». Es necesario, dice, «reeducar con equidad de género, involucrar a la ciudadanía, pedir permiso no imponer políticas públicas.”

Concluye enfatizando los valores con los que considera se debe gobernar Ciudad Juárez: “manos limpias, humildad, saber transmitir conocimiento, comprensión, vocación de servicio, vivir con principios y ayuda al prójimo, romper paradigmas».