Sí podemos hacer cambios en nuestra comunidad: Martha Yadira Jiménez Estrada

Este 23 de mayo se celebra, en nuestro país, el Día del Estudiante. Para muchos universitarios, este día es sólo una oportunidad de asueto, de descanso, de no tener que ir a clases. Se olvida, con ello, que la fecha nos recuerda que las universidades debieran ser siempre espacios de libertad, pensamiento, crítica, autonomía y lucha.

Diana Sofía Grijalva Rincón* / A los 4 Vientos

En México, el Día del Estudiante conmemora la violenta represión que emprendió el 23 de mayo de 1929 el gobierno de Emilio Portés Gil contra estudiantes de la entonces Universidad Nacional de México, quienes exigían, entre otras cosas, la autonomía universitaria. Su resistencia no fue en vano, pues poco tiempo después les sería concedida esta petición, dando paso, así, a la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

Para sumarnos a la importancia que debe tener esta fecha, 4 Vientos conversa con Martha Yadira Jiménez Estrada, una estudiante universitaria de Chiapas, quien realiza una estancia académica en la Universidad Autónoma de Baja California, aquí, en Ensenada. (N de la R)

Martha Yadira Jiménez Estrada estudia la licenciatura en Comunicación Intercultural en la Universidad Intercultural del Estado de Tabasco, pero no se ha limitado a aprender de las experiencias brindadas por su escuela, sino que a lo largo de su formación profesional ha participado en proyectos de intervención social y ha sido seleccionada para ser parte de programas internacionales de investigación. Por ahora, realiza una estancia académica en la UABC, unidad Valle Dorado, en Ensenada.

Originaria de Guadalupe Victoria, en el municipio de Chapultenango, Chiapas, desde su nacimiento, Martha ha transitado entre dos lenguas: el zoque y el español. De manera natural aprendió los dos idiomas, el zoque a través de sus abuelos paternos y el español gracias al apoyo de su madre.

Cuenta que su inclinación hacia la carrera de Comunicación Intercultural estuvo influenciada por las costumbres de su pueblo, de mayoría zoque, principalmente por el hábito de los viejos de contar historias a los más chicos.

Martha relata: “Decidí estudiar comunicación para que todo lo oral lo pudiera convertir en algo escrito, porque lo oral se va. Yo estoy recibiendo esa información, pero el día que ya no esté no va a quedar en ningún lado, por eso me dedico a escuchar y luego escribir”.

Esa determinación por documentar las historias de su pueblo la llevó a buscar mayores oportunidades de aprendizaje. Ya cursando la carrera, en el tercer semestre fue aceptada en tres programas distintos. Así que tuvo que decidir.

—Fue la primera vez que me vi en apuros de tener que elegir sólo uno —dice sonriente—. Eran dos programas de investigación y un programa de liderazgo para jóvenes indígenas. Decidí ir a la estancia de liderazgo porque es un programa de Latinoamérica en el que sólo se eligen a los mejores 34 alumnos de todas las universidades.

Compañeros de Martha Yadira Jiménez Estrada en el Programa de Liderazgo para Jóvenes Indígenas 2017, en Puebla

La estancia, que es parte del Programa de Liderazgo para Jóvenes Indígenas, tuvo lugar entre mayo y junio de 2017. Durante ese tiempo, Martha y 33 jóvenes provenientes de diferentes partes de Latinoamérica realizaron un proyecto de investigación en torno a la preservación de la lengua amuzgo de Guerrero y Oaxaca. Esta investigación fue publicada en la Gaceta de la Universidad de las Américas de Puebla, el 27 de diciembre de ese mismo año.

Previo al Programa de Liderazgo para Jóvenes Indígenas, Martha presentó su primera ponencia en el Centro Estatal de Lenguas Arte y Literatura Indígenas de Chiapas (CELALI), en abril de 2016.

—Ahí presenté —recuerda— mi primera ponencia sobre las cosmovisiones de los pueblos y el tema que llevé fue: “Danzas de los zoques de Chapultenango”.

Al año siguiente asistió al IV Encuentro de Conocimiento, Ciencia y Tecnología en un Mundo Multicultural. En dicho encuentro presentó, en colaboración con el ingeniero Cipriano Domínguez, el proyecto intitulado “Traductor zoque”. Se trata de una aplicación para Android que ayuda al usuario a traducir del español al zoque y viceversa. La aplicación no pudo continuar en funcionamiento, pero ella mantiene la esperanza de conseguir suficientes patrocinios para sustentar la mejora de la aplicación en un futuro. 

Martha Yadira Jiménez en el IV Encuentro de Conocimientos Ciencia y Tecnología en un Mundo Multicultural, con la maestra Mirna Cecilia Villanueva Guevara, directora general del Consejo de Ciencia y Tecnología del Estado de Puebla, y el doctor Noboru Takeuchi, investigador de Centro de Nanociencias y Nanotecnología de la UNAM, campus Ensenada.

Además de su trabajo en proyectos académicos, Martha participó como refuerzo para la asociación civil Centro de Lengua y Cultura Zoque,  en la suspensión de la Ronda 2.2 de licitaciones de hidrocarburos, en Chiapas, durante junio del 2017.

La Ronda 2.2 fue parte de las llamadas Rondas Petroleras, que consisten en otorgarle permisos a la paraestatal Pemex y a la iniciativa privada para que puedan seleccionar las áreas más adecuadas para la exploración y explotación de hidrocarburos. Entre las regiones seleccionadas en la Ronda 2.2 se encontraba el municipio de Chapultenango, hogar de Martha Yadira Jiménez Estrada:

—Estaba en sus planes hacer 12 pozos petroleros y 9 mineras, nuestra tarea era informar sobre cómo nos podía afectar y por qué no debíamos permitir estas licitaciones. Fue una lucha que duró mucho tiempo, pero al final se logró—, comenta a 4 Vientos.

A raíz de su participación en la lucha contra las rondas petroleras, Martha encontró nuevos propósitos para su futuro profesional, aunque es su deseo seguir trabajando en beneficio de las comunidades originarias a través de la traducción.

—Muchas personas en Guadalupe Victoria —dice— no hablan español, y eso las vuelve vulnerables. Ése es otro de mis objetivos: que la información que casi siempre está en español, y que incluso a mí me cuesta trabajo entender a veces, traducirla a una lengua indígena.

Ser testigo de la vulnerabilidad a la que están expuestas las comunidades indígenas que no dominan el español despertó en ella el interés por formarse en Derecho al terminar la licenciatura en Comunicación Intercultural.

Martha explica:

Hay muchas personas a las que por no hablar español les imponen un castigo que no se merecen. Nunca les dan la opción de contar con un intérprete. Es algo muy común que pasa no sólo en Chiapas, sino en muchos estados. Por robarse unas galletas a la persona le dan cinco o diez años de cárcel, pero ella no sabe realmente por qué la están sentenciando, ya que no cuenta con un intérprete. Entonces creo muy necesario trabajar con cuestiones de derecho en un futuro.

Con 20 años de edad y una licenciatura aún sin terminar, Martha Yadira Jiménez Estrada ya tiene amplia experiencia en el campo al que desea dedicarse. Gracias a su participación en beneficio de su pueblo, cree firmemente que el cambio positivo es posible. Y expresa:

—A veces creemos que no vamos a hacer un gran cambio, pero no es cierto: sí podemos hacer cambios dentro de la comunidad en donde estamos. Si nosotros cambiamos, podemos cambiar con los demás, pero hay que empezar con nosotros mismos.

Martha Yadira Jiménez Estrada con el maestro Raphael Steger Cataño

Actualmente Martha Yadira está colaborando en el área de Difusión y Vinculación de Eclipsus Creatividad con Causa, una agencia cuyo trabajo consiste en la creación de campañas que promueven la convivencia social, los valores, las tradiciones y la cultura mexicana. En los meses que están por venir, Martha Yadira participará como representante de Eclipsus en el proceso de vinculación entre la agencia y el Colegio de la Frontera Norte, con el objetivo de sumar a los integrantes de esta institución a las actividades realizadas por la agencia.

*Diana Sofía Grijalva Rincón es estudiante de la carrera de Ciencias de la Comunicación de la Facultad de Ciencias Administrativas y Sociales de la UABC, en Ensenada.