SALTO CUÁNTICO: Di rana y yo brinco

“Las vejaciones a las que sometes a los demás regresan, tarde o temprano, para torturarte”

Ken Follet

No estaba seguro de volver a abordar la postura del gobierno mexicano en torno a las elecciones en Venezuela, al principio me asaltó la fiaca, dedicarle líneas al insulso, poco hombre, gris, incongruente Luis Videgaray.

José Luis Treviño Flores/ A los 4 ientos

Mientras México se debate en su peor crisis de violencia y económica, vive uno más de sus vergonzosos procesos electorales plagados de fraudes comprobables; la coptación del voto mediante los programas sociales, es tan recurrente que casi es una institución por parte de PRIANRD.

Mientras nuestro país tiene los salarios más bajos, las gasolinas más caras, las negociaciones más arrodilladas en el Tratado de Libre Comercio (TLC), exhibe al mundo las posturas más ridículas en política exterior, desde correr al embajador norcoreano porque así lo ordenó el gobierno de Estados Unidos a la cancillería mexicana y recurrentemente posicionarse en contra del gobierno de Nicolás Maduro, contraviniendo ese elemental principio de no intervención y autodeterminación de los pueblos que había caracterizado a nuestro país antes que comenzaran los gobiernos neoliberales y principalmente la presente administración encabezada por Enrique Peña Nieto, que se ha caracterizado por su total sumisión al gobierno de Donald Trump; éste dice rana y Videgaray brinca.

«Trump dice rana y Videgaray salta». Foto: internet (Regeneración)

Observar a nuestro lamentable y desafortunado canciller declarar con tono tibio y cobarde que “desaprueba” que Trump llamase animales a los migrantes, francamente dan ganas de darle una sacudida, ¡Reacciona Luis! ¡Nadie cree lo que dices! ¡Renuncia! antes que pases a la historia como diapositiva pirata.

Mientras tanto los mexicanos estamos resistiendo los últimos días antes de las elecciones y los últimos meses antes que salga el presente gobierno federal. Somos tan buena onda que los vamos a dejar concluir, no podemos quitarles el derecho de despedirse como la más catastrófica administración del naciente siglo, ya habían ganado esa presa Fox y Calderón, pero ahora la obtiene con creces Peña Nieto, quien cierra magistralmente el fallido proyecto neoliberal.

Sé que la presente columna no la leerá Videgaray, pero sí muchos mexicanos que están igual de hartos y decepcionados que este columnista.

A los candidatos Meade, Anaya y Rodríguez Calderón les recordamos que perdieron la elección antes que comenzaran las campañas. Tuvieron la más excepcional ayuda, desde Videgaray hasta el último funcionario del gobierno peñista, que se encargaron de poner mojoneras en el camino como guías directas al despeñadero.

Así pasa cuando la soberbia alimenta las acciones. Ya lo dijo Al Pacino con su personaje de Satanás en la película El Abogado del Diablo, “Vanidad… Mi pecado favorito”, que por cierto José Antonio Meade lo recalca en cada acto: “El mejor soy yo” . Y Anaya no se queda atrás: “Soy absolutamente el mejor”. ¿Y El Bronco?, bueno, qué puede decir de sí mismo que le ayude si cada vez que abre la boca se autoinmola.

 

AMLO sigue muy arriba en las encuestas y no sólo debe agradecer a su equipo y a su firme convicción a lo largo de tres procesos electorales, sino a la soberbia y vanidad de sus adversarios que se dejaron seducir por los pecados más antiguos, mencionados por el cristianismo, el budismo, el islam y cada religión que advierte a sus seguidores cuan peligroso es caer en la tentación de los apetitos por el poder mal habido.

El pueblo de México sabe que el efecto boomerang ya llegó y con la fuerza del voto contundente sacará de Palacio Nacional y del Congreso de la Unión a la peste política del PRIANRD que nos tiene sumidos en la crisis y desesperación.

Así que nuestro canciller puede seguir como vulgarmente se dice: “cajeteándola”, desde acá le echamos porras, así ayuda a terminar de sepultar al grupo Atlacomulco, al Yunque y a cada allegado a sus clanes.

“Quien vive entre los deleites y los vicios ha de expiarlos luego con la humillación y la miseria.”

Friedrich Shiller

Imagen de portada: Luis Videgaray, canciller de México, expresó su preocupación por la falta de garantías para ejercer el derecho a manifestarse en Venezuela.Foto: EFE/ Noticieros Televisa (internet)