LA POLÍTICA ALEGRE: Hijo de tigre…

Trascendió la primera visita del abanderado del PRI a esta tierra donde convergen mares, desiertos, bosques y panistas.  La “Cuna de la Democracia”. Y algo que es menester señalar es lo que no se dice pero se contrapone a todo el discurso que han venido manejando en su campaña; eso de comulgar con la transparencia y mantener reuniones en el hermetismo de una habitación sin cámaras, sin periodistas y con un puño de empresarios hace saltar a la vista que el paladín de la coalición Todos por México no es como lo pintan.

Darío Grijalva / A los 4 Vientos

A Baja California vino de pasadita, apenas un día antes del arribo se hizo pública la agenda del cuatro veces exsecretario de estado y en Ensenada se quedó sin la oportunidad de al menos hablarle a sus ciudadanos de frente, escondiendo la cabeza en un hoyo de empresarios y sin una voz fidedigna que hable de lo sucedido. Hay medios que señalan que la comitiva era de 200 mientras que otros presumen de 500 pero todo lo tratado ahí queda fuera del alcance del pueblo por que no se permitió el registro de los hechos, todo lo que se hable de esa reunión carece de certidumbre. No se puede hacer campaña en lo oscurito, menos cuando se es representante de una organización que se ha caracterizado por el clientelismo, nunca cuando se presume ser distinto. Lo ocurrido en la torre Lucerna advierte que aunque la mona se vista de seda mona se queda.

La estrategia para convencer al electorado de votar por el candidato del partido más repudiado del país (y de sus congregados) es, en esencia, la de convencernos de que Meade no es ni del partido ni tiene las mismas mañas que los dinosaurios adscritos a sus filas; Pepe Toño es diferente, “ha sido el protagonista de los éxitos de la política pública en México en las últimas décadas”, así lo expresó el Secretario de Relaciones Exteriores Luis “el aprendiz” Videgaray Caso, en su memorable discurso para destapar al único ciudadano capaz de llevar las riendas del país hacia un futuro prometedor. Desafortunadamente las encuestas electorales han manifestado que una golondrina no hace verano.

Las propuestas presentadas por la coalición de la consecución caen ridículamente en un plano onírico y pretenden aprovecharse del ciudadano crédulo y soñador. Ningún bebé nacerá en pobreza extrema; ¿Cómo diablos pretenden hacerlo? ¿A través de políticas sociales se les subvencionará una lana a casi 10 millones de personas en pobreza extrema para que hagan bulto con los otros 50 millones de pobres?,  ¿Cuánto dinero?, ¿de dónde lo van a sacar? Educación de excelencia; ni duplicando los recursos destinado a la educación se alcanzaría el promedio de inversión de los países de la OCDE en ese rubro, ¿todas las escuelas tendrán techo, drenaje, electricidad, agua, libros, maestros, alumnos, transporte, ganas?…

Toda la parafernalia de propuestas mesiánicas que ofrece José Antonio Meade son propias de la ficción y no tendrán lugar en la realidad hasta que se diseñen y muestren los medios y estrategias a través de los cueles puedan aplicarse; en una de esas hasta propone que se garantice el premio de la lotería para cada mexicano por derecho constitucional. Prometer sin sustento hace que se pierda toda credibilidad, por eso, a palabras necias oídos sordos.

Millones de personas, a sabiendas de lo anterior, votarán por el PRI y es que el que por su gusto es buey hasta la coyunda lame. El sentido de pertenencia de los mexicanos es en general muy volátil, todo depende de quién sea el adversario.Yo soy de esta colonia, municipio, estado, le voy a tal equipo, le voy a este partido. En la contienda electoral nadie quiere ser mexicano porque no hay necesidad de serlo, se apropian de una de las opciones ofuscados por ese sentido que no permite más horizonte que el que alcanza la vista y cualquiera que piense diferente está equivocado. Le doy un ejemplo; no hace mucho nuestro heroico presidente pronunció un discurso en contra de las declaraciones del mandatario de los EE. UU. Hacia México, dijo: Presidente Trump, bájele de huevos… Valga la paráfrasis para ilustrar que en ese momento todos nos sentimos mexicanos y aplaudimos a Peña Nieto porque el antagonista estaba fuera de las fronteras del territorio nacioal.

El país necesita aliviarse de todos sus males, terminar con la corrupción, la impunidad, el tráfico de influencias, la violencia, la pobreza, el crimen, la censura. México necesita que funcionen las instituciones, que se pueda garantizar un verdadero Estado de Derecho, y el candidato no priista del PRI difícilmente podrá lograr ese cometido porque inevitablemente, de ganar la grande, le será otorgado el poder a los que lo acompañan, a los que han hecho con este país lo que han querido. José Antonio Meade Kuribreña es hijo del PRI y aunque sea adoptado; hijo de tigre, pintito.

* Darío Grijalva es estudiante de la carrera de Ciencias de la Comunicación en la Universidad Autónoma de Baja California (UABC), campus Valle Dorado (Ensenada). Actualmente es practicante en A los 4 Vientos.