¿Qué hiciste Margarita?

La renuncia de Margarita Zavala a continuar como candidata  a la Presidencia de la República fue una noticia que toma por sorpresa a muchos mexicanos.

Osvaldo Medina Olvera

El clima electoral lleva a centrar la atención en un lapso muy breve y en torno a las consecuencias en las preferencias de los electores para el día 1 de julio.

Algunos se atreven a pensar hasta en el día siguiente, el 2 de julio. Pero se pierde la perspectiva de ver las cosas a un plazo más prolongado. Por eso la pregunta: ¿qué hiciste Margarita?

Mi punto de vista al respecto es que lo que Margarita Zavala ha hecho es replantear de manera inteligente su proyecto de vida política. Nadie mejor que ella para conocer su propio plan. Por eso es que la especulación  de los observadores se torna libre.

Margarita Zavala adoptó un postura resiliente y paradójica. Resiliente pues de su situación adversa la convierte en nicho de oportunidad. Y paradójica porque siendo ella en que se deposita una esperanza para empoderar a la mujer en política; abandona ésa posibilidad.

La situación adversa al situarse en una preferencia electoral que no le permite acceder realmente a la Presidencia de la Republica y que con su renuncia a continuar con la campaña, ella misma la convierte en una oportunidad de potenciar su imagen pública para darle un nuevo giro político.

Imagen: E Consulta

La adversidad de tener poco tiempo para buscar la preferencia del electorado pues la plataforma de promoción de voto le resulta adversa e injusta en comparación con los candidatos partidistas.

Ante ésa realidad, seguramente se imaginó lo que ocurrió con la anterior candidata presidencial Josefina Vázquez Mota: Después de la derrota siendo ella una candidata con apoyo partidista importante,  ¿que ha sido de ella y su carrera política? Rezago y olvido político.

 ¿Y qué decir de Rosario Ibarra de Piedra?  Margarita Zavala no quiere eso para ella ni para las mujeres por eso es que perdiendo, busca ganar. Haciendo perder la posibilidad de seguir contendiendo en la búsqueda de la Presidencia de la República, gana frescura en su imagen política al resaltar la nota por su renuncia.

Si se mantenía rezagada en su promoción personal y política en la campaña, ahora su proyección personal la extenderá más allá de la campaña, de la elección y trasciende al próximo gobierno.

Mantiene aún su frescura y dese luego, es mejor pensar  que su proyecto lo puede aplazar para el proceso electoral presidencial del 2024.

Cualquiera que de los dos punteros electorales gane, al desempeñar su cargo enfrentarán una gran crisis derivada de las descalificaciones que muy probablemente  generaran los grupos partidistas dolidos por la derrota, lo que permitirá actualizar la imagen de Margarita Zavala.

Zavala, campaña truncada (Imagen: El Gráfico)

Por otra parte, Margarita tiene la oportunidad de justificar plenamente su renuncia: Los candidatos independientes tiene desventajas electorales ante los candidatos partidistas, desventajas promovidas desde el ámbito institucional o ciudadana con referencia al INE. A lo anterior se suma el hecho de que las mujeres tienen también desventajas culturales y ello se evidencia cuando los propios partidos coartan el derecho a la mujer a ejercer el derecho ciudadano de la misma manera que el varón.

Eso lo ha identificado plenamente Margarita Zavala y si no falla el pronóstico, es una de las banderas que enarbolará para refrescar su presencia política. No sólo eso, sino aprovechará para enriquecer su experiencia con temas de interés nacional.

Buscará, a mi ver; que en materia de contienda electoral se cree un piso parejo para las candidaturas independiente y equidad de género. Hacer progresista el modelo electoral mexicano que a nivel internacional tiene alto reconocimiento.

Y quizá, ¿por qué no?, hasta fundar un nuevo partido cuya esencia sea la defensa de los derechos de la mujer en materia electoral.

Inteligente su jugada. Sacar provecho de la adversidad es mostrar un enorme oficio político.

* Analista jurídico