MUSA VERDE: ¿Dónde quedaron las aves?

En 1962 Rachel Carson escribió Silent Spring (La Primavera Silenciosa) donde advertía de los riesgos ambientales del uso indiscriminado de insecticidas en la agricultura. En un principio el público echó en saco roto sus advertencias y la industria química la acusaba de levantar falsos y atentar contra el progreso.

Horacio de la Cueva / 4 vientos / Foro principal: naturalista.mx

Una vez que las consecuencias del DDT se manifestaron en el ambiente con la muerte de miles de pollos en el cascarón, Carson se convirtió en heroína y su libro en un manifiesto ambientalista. El DDT había adelgazado los cascarones de los huevos y estos se rompían bajo el peso de los padres mientras los empollaban.

El DDT fue prohibido en el primer mundo pero, hasta donde sabemos, se sigue produciendo en San Diego, California y es exportado a los países en desarrollo donde generalmente es aplicado sin suficientes precauciones tanto para el ambiente como para los trabajadores del campo.

Después de muchos años especies emblemáticas como el halcón peregrino y el águila de cabeza blanca se recuperan y sus poblaciones crecen, aunque los ambientes agrícolas o aguas abajo no están libres de los subproductos tóxicos derivados del DDT.

Ni los plaguicidas son las únicas amenazas actuales sobre las aves, ni la lista siguiente es exclusiva.

Halcón Peregrino (Foto: Facebook).

Las aves playeras han disminuido sus poblaciones mundiales. Estas especies migratorias que en Norteamérica reparten su vida entre la reproducción en la parte norte de Alaska y el invierno en el trópico o subtrópico. Este grupo de aves de diferentes tamaños y formas de pico las observamos corriendo en las playas, planicies lodosas y campos agrícolas.

No hay causa única, pero la desaparición de sitios de descanso en sus rutas migratorias debida al desarrollo urbano, portuario y turístico y el calentamiento global como causa de movimiento de los tiempos en los que hay alimentos críticos para la reproducción o la migración pudieran explicar gran parte de esta baja.

La gripe aviar y el virus del Nilo también son una amenaza sobre todas las aves. Ya el virus del Nilo hizo su aparición en nuestras tierras, el estrago que causó fue menor del esperado. La gripe aviar, por su similitud a influenza humana y porcina puede convertirse en una amenaza a la población humana. Ya México sufrió las consecuencias económicas de una epidemia originada en el estado de Veracruz.

Si se diera una epidemia entre las aves de corral de China en momentos de la migración hacia el norte de muchas aves, la población mundial de muchas especies pudiera verse afectada. En los descansos migratorios en China las aves pudieran contaminarse en camino a las partes más norteñas de Europa. Allí, esas aves pudieran entrar en contacto con las aves que migran a América del Norte. Esto puede significar la muerte de millones de aves, la extinción de varias especies y un riesgo a la salud humana.

Sonora tiene tres codornices que comparten o compartieron hábitat. La codorniz mascarita desapareció de su hábitat al ser modificado por la presencia primero de vacas y después por el zacate buffle, utilizado para alimentar a estas últimas. Tal vez exista en algún resquicio de flora nativa, por el momento se considera extinta en vida libre, aunque existe una población en cautiverio. Las otras dos especies la codorniz cresta-dorada y la codorniz chiquiri ocupan hábitats que comparten con el ganado vacuno.

Siempre que los ganaderos sigan obteniendo buenas ganancias por los animales alimentados por pastos naturales, estas codornices seguirán poblando estos ranchos. No es aventurado suponer que si además las codornices se pueden convertir en alimento para restaurantes o sujetos de caza, el buen manejo del hábitat puede traer un mejor hábitat donde haya ganancias sustentables para los rancheros y se pudiera reintroducir la mascarita.

Un ave endémica de California y Baja California, el tordo tricolor, anida en grandes colonias cerca a fuentes de agua, ya sea naturales o represos. Las colonias pueden moverse de un año a otro, a veces anidan en campos agrícolas y las colonias no alcanzan el éxito reproductivo por que la maquinaria de cosecha destruye los nidos. De haber cientos de miles y encontrarse hasta El Rosario, se han contado menos de cien aves en el norte de Baja California. Dejar crecer unos cuantos tulares en represos y fuentes naturales ayudará a que esta ave tan vistosa vuelva a ser parte significativa del paisaje de Baja California.

La sequía de este año ha sido crítica para las aves. La Perlita californiana, al igual que otras aves residentes de la zona mediterránea, no han anidado. No hay suficientes recursos para que la reproducción sea exitosa. Las aves migratorias que generalmente viajan al norte por las montañas de la península están pasando por tierras bajas del Pacífico donde las condiciones son más favorables que en su corredor habitual.

Lograr que las poblaciones de aves se recuperen o se mantengan no se logra con buenos deseos o políticas equivocadas o poco realistas. Podemos cambiar nuestros jardines para que sean atractivos para aves nativas y migratorias. Debemos cambiar nuestros hábitos de consumo para reducir nuestro impacto en nuestra comunidad y nuestro planeta y hacerlo más habitable para todos.

Además pido que se encuentre y castigue a los culpables intelectuales y materiales de los asesinatos de Miroslava Breach y Javier Valdéz, y el secuestro de los 43 normalistas de Ayotzinapa.

Si deseas leer más de MUSA VERDE, haz click en la imagen: