México, sin política pública para enfrentar los cambios de la sociedad digital en Universidades

Las universidades no cambian rápidamente a los cambios que trae consigo la sociedad digital porque son aparatos complejos con una inercia establecida; es claro que las cosas tienen que cambiar mucho y más rápido, señala Roberto Escalante, secretario de la Unión de Universidades de América Latina y el Caribe (Udual).

Academia Mexicana de Ciencias / 4 Vientos

Uno de los retos que ofrece la robotización, la inteligencia artificial y otros aspectos de la sociedad digital se refiere a tener profesionales que en la actualidad no se tienen; es decir, con capacidad de utilizar las tecnologías disponibles para resolver problemas específicos, señaló Roberto Escalante Semerena, secretario de la Unión de Universidades de América Latina y el Caribe (Udual).

Escalante Semerena agregó que las universidades, de cara a la sociedad digital, deben hacer una serie de cambios en la manera tradicional en la que han venido funcionando.

“El reto no es fácil, las universidades no cambian rápidamente porque son aparatos complejos con una inercia establecida, de ahí que el seminario es oportuno para dejar en claro que las cosas tienen que cambiar mucho más rápido y así las universidades puedan enfrentar las nuevas realidades”, dijo el también integrante de la Academia Mexicana de Ciencias (AMC).

Por su parte, Ricardo Félix Grijalva, investigador del Centro de Investigación y de Estudios Avanzados (Cinvestav), indicó que el mundo ha cambiado con las tecnologías digitales, y que tanto las universidades como las instituciones de educación superior y los centros de investigación deben adecuarse a ellas, para lo cual es indispensable tener un diagnóstico sobre la educación superior ante la sociedad digital y a partir de él plantear una estrategia concreta.

También investigador del Cinvestav, Germán Álvarez Mendiola, comentó que la sociedad digital está presente en nuestro país y en todos los dominios de la actividad humana, incluyendo las instituciones de educación superior, pero está presente de manera desigual en materia de recursos y regiones, de personal calificado, además de que los usos que tienen todas estas tecnologías son diferentes.

Imagen: Beatriz Marcano

Para el especialista en políticas e instituciones de educación, ciencia y tecnología, en México no existe una estrategia para afrontar las necesidades que surgen ante la sociedad digital, y a su consideración desde la educación superior se puede contribuir, no solo porque en los institutos y centros de investigación se puede desarrollar tecnología, sino también porque se puede generar conocimiento acerca del fenómeno en sí mismo.

“Lo que tenemos que pensar es cómo preparar a los profesores en los diversos temas de la sociedad digital, cómo mejorar las currículas y cómo diseñar, en caso de ser necesario, nuevas carreras”, abundó Álvarez Mendiola.

Por su parte, el investigador del Departamento de Economía de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM) unidad Azcapotzalco, Celso Garrido Noguera, dijo que la tecnología es parte de un fenómeno social en el que concurren muchos actores, entre ellos las universidades, los gobiernos y la sociedad civil, “nosotros abordamos el tema desde las universidades porque nos parece que desde ellas podemos concertar el dialogo al respecto del tema para lograr mejores resultados para el futuro del país”.

Destacó que en este diálogo se debe tomar en cuenta el contexto del país, en donde todavía existen problemas con la educación primaria y secundaria, lo que implica mejorar en su conjunto el sistema educativo para que nadie se quede atrás.

“Estamos ante un desafío de inclusión, necesitamos que el conjunto de la población pueda beneficiarse e integrarse a este proceso de cambio, y que desde las tecnologías se puedan atender grandes problemas nacionales como el cambio climático o la inseguridad”.

Escuela digital (imagen: Fundación Telefónica).

José Franco, coordinador general del Foro Consultivo, Científico y Tecnológico (FCCyT), y expresidente de la AMC, coincidió en que el crecimiento de las tecnologías de la información y el cómputo es exponencial en todos los sectores de la sociedad, pero que existe un déficit de capital humano capacitado en estas áreas, específicamente en temas como la robotización o la automatización en los sectores productivos y en otros como el sector salud.

“Para el 2030 va a costar lo mismo tener seres humanos trabajando en las fábricas que tener las fabricas totalmente robotizadas. Entonces para México es fundamental empezar a construir el escenario para esta transición y no perder la perspectiva de estos temas”, aseguró el titular del FCCyT.

En lo que se refiere a las instituciones de educación superior, las cuales tienen su propia forma de operar, se requiere de coordinación y programas que puedan responder a las necesidades de cada región del país.

“La idea es conocer algunas de las mejores prácticas en el tema y empezar a desarrollar dentro del país una estrategia integrada que permita ver hacia el futuro, y establecer políticas públicas para enfrentar los nuevos retos”.

Finalmente, José Franco estimó que entre los temas centrales que se deben abordar en México para enfrentar el reto de la sociedad digitales las universidades mexicanas están La Sociedad digital y sus tendencias; las prospectiva sistémica 2030 del impacto de la sociedad digital para la educación superior en México; los desafíos y oportunidades para las instituciones de educación superior ante la sociedad digital; la empleabilidad de los egresados universitarios; la innovación educativa y las nuevas tecnologías como herramientas para la dinámica de la formación universitaria.