REDES DE PODER: Qué acordar

Estados Unidos rompió el acuerdo nuclear con Irán. Esto a pesar de que los asesores de Donald Trump y la Organización de las Naciones Unidas (ONU) se opusieron a la medida adoptada por el presidente estadounidense.

Alfonso Torres Chávez / 4 Vientos

¿Qué es lo que puede suceder? Recordemos que la energía nuclear es peligrosa si no se le da el uso adecuado. Por ejemplo, México tiene una planta nuclear en el estado de Veracruz, pero los mexicanos nunca hemos usado esa energía con propósitos bélicos.

El problema de su uso irresponsable es que puede destruir la vida de decenas de miles de personas en segundos. Recordemos que por décadas vivimos con esa tensión de exterminio  cuando en el siglo pasado Rusia y Estados Unidos amenazaban con utilizar su poderío nuclear uno contra otro.

La tensión internacional luego del rompimiento Trump-Irán podría provocar un enfrentamiento nuclear que lleve al mundo a una tercera guerra mundial, con el agravante de que  las armas que hoy tenemos no son las mismas de la segunda guerra: aunque usamos  la energía atómica para fabricar y detonar dos bombas nucleares contra seres humanos, hoy tenemos otro tipo de armas más destructivas.

Los arsenales nucleares ahora utilizan nueva y sofisticada tecnología que nos permite crear misiles que se pueden disparar a larga distancia, por lo que, reitero, nunca debemos olvidar que este tipo de energía es peligrosa si no se le usa adecuadamente.

Lo que sucedió con el rompimiento de los acuerdos nucleares de Irán por parte de Estados Unidos, es tanto como decir: “No me importa que países que producen armas nucleares puedan usarlas. ¡Yo también las tengo y también las usaré!”

Por eso la paz del mundo otra vez puede llegar a pender de un hilo muy delgado. No podemos permitir que la seguridad del mundo dependa de un sujeto que unilateralmente tomó la decisión de romper el acuerdo, haciéndonos recordar que antes rompió el Acuerdo de Paris en materia ambiental.

Los Estados se forman para proteger a los demás. No cumple los objetos de su creación si deja a sus ciudadanos y a la humanidad entera a expensas de pruebas nucleares que podrían poner en peligro la vida de millones de personas.

Tal parece que lo que nos queda por hacer es observar y sentarnos a ver el espectáculo, pero podemos y debemos intentar evitar el uso irresponsable de la energía nuclear por parte de los gobiernos.

Esperamos que la ONU presione positivamente para evitar un conflicto que nos pueda llevar a la guerra nuclear, aunque Estados Unidos ya ignoró su llamado al hacer su peligroso pronunciamiento contra Irán.

Si deseas leer más de REDES DE PODER, haz click en la imagen: