SALTO CUÁNTICO: O paga o paga

“Propugno el derecho del hombre a decir lo que piensa del Gobierno que exista, por poderoso que sea, y asimismo su derecho a derribar este Gobierno si cree que con ello va a mejorar su humor»

Winston Churchill.

Sin duda el despacho del gobernador es ya una pandemia de reclamos y demandas ciudadanas para Javier Corral, a quien le quedó grande el Estado grande.

José Luis Treviño Flores/ A los 4 Vientos

Corral no puede llenar los huecos, aquel chico orador que saltó a la fama en la adolescencia en ciudad Juárez, no lo acompaña más. El carisma se convirtió en pesadilla, ahora en sus sueños nocturnos lo persigue el ‘monstruo verde’ de la soledad, se escucha solo a sí mismo y a los pocos que le aderezan el ego por temor o conveniencia.

Es un Stalin de cartón, recluido con sus fantasmas que lo acosan, lo castigan. Nunca el pueblo de Chihuahua imaginó un líder fascistoide empecinado en demostrar que tiene ‘talla’, la ‘camisa de once varas’ le cuelga hasta los tobillos. El enemigo (César Duarte) que juró sepultar, se mofa desde el vecino país y tal parece que orquesta cada golpe a través de quienes le juraron lealtad o simplemente deja que fluya la corriente poniendo piedritas para desviarla e inundarle la casa. Gobernar con enojo nubla la gestión todo indica  que está mandando en casa ajena.

La simple administración de nómina magisterial del subsistema estatal se lo está comiendo vivo, ¡ah! Pero sí tuvo para comprar sombrillitas y gorras para su mitin de culto.

Mientras, la sección 8 del SNTE manda su solidaridad a la sección 42 pero con la firmeza opacadora de  sublevaciones de siempre, los maestros de su sección  también bastantes  que aún  no han recibido pago esperan con paciencia incólume apretando el cinturón hasta que truene o los parta en dos, disciplinados y con esperanza siguen en las aulas sin centavo alguno.

Fotos: José Luis Treviño

Al gober le llueve en su portal de Facebook, ciudadanos, padres de familia y profes, le recuerdan a cada rato su incompetencia, arrepentidos hasta la médula de haberle confiado el voto. Luego sale al quite Pablo Cuarón secretario de educación en un vídeo dirigido a la ciudadanía y enciende más el enojo popular  (no me ayudes compadre) con más etiquetados en la red contra las autoridades.

Las oficinas administrativas del Pueblito Mexicano en Juárez siguen tomadas por el magisterio, incluso la calle acotada de la avenida  principal Abraham Lincoln  frente al edificio fue cerrada

Un paro es muy diferente a una huelga, más diferente aún  trabajar bajo protesta como la sección 8. El impacto social es muy lejano cuando se doblan las manitas con negociaciones color rosa. Si ya los padres de familia están exigiendo que se respete a los maestros y maestras; si ya no funciona el cuento oficial de “pobres niños sin clases y maestros abandona aulas” ¿qué espera la otra sección del  Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación SNTE) para dignificar su imagen de liderazgo social? ¿Qué demonios esperan para poner en jaque a este estado fallido tanto estatal como federal que se han dedicado a humillar a una de las profesiones más sentidas de la sociedad? ¿Qué más puede pasar que no haya pasado ya? La mal llamada Reforma Educativa sigue su curso y ya está demostrado que entre más disciplinados más humillados.

Las declaraciones oficiales ante la crisis, rayan en lo ridículo, nadie le cree un carajo al gobernador, pero subidos en su “burra pinta”, creen que nadie los baja ya. Son tiempos de posturas definitivas, no de liderazgos “mujerujos” como diría María Félix, aquí ya no manda una fingida “mesa de negociaciones gánale al tiempo”. Ésta vez los ciudadanos están muy atentos al movimiento magisterial y con posturas de solidaridad manifiestas y directas. ¡Bien por la sección 42!, maestros y maestras esperan firmeza de sus líderes como hasta ahora y no ceder hasta que cada sueldo haya sido remunerado.

“Hablar de crisis es promoverla, y callar en la crisis es exaltar el conformismo. En vez de esto trabajemos duro. Acabemos de una vez con la única crisis amenazadora que es la tragedia de no querer luchar por superarla»

Albert Einstein

 

Si deseas leer más de SALTO CUÁNTICO, haz click en la imagen: