Todo indica: por “amiguismo”, la designación de nueva coordinadora del CEARTE

María Dolores Paredes Mendoza confirmó el pasado jueves 12 de abril que su relación con el arte y la cultura de Ensenada es casi nula, y, sincera, corroboró que llegó a la coordinación del Centro Estatal de las Artes (CEARTE) simplemente “para administrar”.

Javier Cruz Aguirre / 4 Vientos

Ensenada, B.C., 14 de abril del 2018.- En una charla informal con representantes de los casi 200 adherentes al grupo Comunidad de Artistas de Ensenada, la educadora, psicóloga y maestra poblana también dijo desconocer quien, aparte de ella, integró una supuesta terna de personas que compitieron por el cargo de coordinadora del centro.

Pero, eso sí, aceptó que el director general del Instituto de Cultura de Baja California (ICBC), licenciado Manuel Felipe Bejarano Giacoman, “es amigo de la familia” y tiene una excelente relación con su esposo, el ingeniero agrónomo José Salvador Reyes Avilés Osuna, hijo del general Carlos Reyes Avilés, ex comandante de la II Zona Militar cuando ésta tenía su sede en Ensenada, fundador de diversas colonias militares en San Quintín y Ensenada, donante de parte de los terrenos donde actualmente opera el aeropuerto militar de El Ciprés, y ex gobernador del Distrito B-1 (Sonora, Sinaloa, las dos Baja Californias y parte de Nayarit) del Club de Leones.

Este “amigo” de la familia Reyes Paredes, hasta el pasado viernes 13 de abril, no se dignó a contestar la carta que más de 120 artistas y promotores culturales de Ensenada entregaron en sus oficinas en Ensenada diez días antes, pidiéndole una reunión para obtener información de la designación de Paredes Mendoza, de cómo ésta llegó al cargo y tratar asuntos relacionados con el presupuesto, la infraestructura y los programas del CEARTE, así como los temas de la fiscalización del sector y la democratización en la planeación de proyectos.

En la plática de 45 minutos con la nueva coordinadora del centro, los artistas y promotores culturales también conocieron que ésta, luego de su designación, se está “empapando” de todo lo relativo al centro cultural y el jueves 12, día de la reunión, ya tenía la certeza de que “lo que más se necesita aquí es un administrador, cosa que yo domino porque trabajé en el gobierno federal de Tlaxcala (…) y en la empresa (agrícola) de mi esposo”.

Además, en Ensenada, cuando la licenciada María Eugenia Campuzano se desempeñaba como oficial del Registro Civil en Ensenada, trabajó en la zona sur para la dependencia municipal.

Los artistas de Ensenada, en protesta el 5 de abril en el CEARTE (Foto: El Vigía).

María Dolores Paredes también se definió como “una mujer inquieta, incansable (…), de fe” que deja en “las buenas manos del señor” la solución de los problemas que parecen no tener solución, y que mide su relación con la cultura y el arte en tres acontecimientos: “me gustan mucho los libros”; tomó clases de baile polinesio; una de sus tres hijas estudia baile flamenco.

También citó como válido para ocupar el puesto de coordinadora del CEARTE, el trabajo que hizo en la congregación católica “Damas Vicentinas” de Ensenada y el cargo que ocupó su esposo como directivo de la empresa vinícola Bodegas de Santo Tomás.

Sorprendió y molestó a sus interlocutores cuando les informó que antes de reunirse con ellos ese día, lo hizo con dos creadores –una pintora y un fotógrafo, parcialmente identificados por la funcionaria- que no forman parte del grupo que le pidió una conversación desde el pasado 3 de abril y que ademas aparentemente, por el contexto y el momento en que Paredes Morales los citó en la charla, ofrecen total apoyo a la nueva funcionaria.

Pero la educadora y psicóloga pronto corrigió diciendo a los inconformes: “Para mi ustedes son de suma importancia (…) me hace falta su apoyo y respaldo (…) voy a darles apertura y apoyo total”, tras lo cual anunció su deseo de hacer mesas de trabajo con los grupos de artistas locales –“dos o tres por sector; ustedes los elijen”- para “establecer contacto, abrir espacios de apoyo y hacer click”, aun cuando de inmediato acotó con “hay un presupuesto que nos limita.”

Consciente de que debía ganar simpatías, habló entonces de que, entre las cosas que pueden hacer “algo bonito por Ensenada y la hagan sonar” en el ámbito artístico y cultural, esta su plan de conseguir fondos para becas que ofrecen escuelas extranjeras de arte para creadores y gestores locales.

Los artistas le recordaron que esas y otras cosas más, ellos, por diversos medios y por muchos años, ya las plantearon al Instituto de Cultura sin éxito, por lo que esperarán a que la próxima semana el director estatal del sector –Bejarano Giacomán- por fin tenga un espacio libre en su agenda y los atienda.

Luego de concluir la plática con la coordinadora, los integrantes de la Comunidad de Artistas, hoy con casi 200 adherentes, anunciaron que el miércoles 18 de abril, a las 18 horas, se reunirán para formar un “consejo/observatorio” que represente –“en la medida de lo posible”- a los diferentes actores del sector cultural “y dar seguimiento a lo que venga”.

Intentarán crear mesas de trabajo por áreas disciplinarias que elijan a dos representantes, quienes ocuparán esa representación de manera anual.

Para ellos, “es importante dar prioridad al estado de abandono en el que está nuestro municipio, sobre todo el CEART, y destacar lo desconectados que están nuestros representantes de nuestra labor como artistas y gestores”.

Así recibirán a Bejarano. Si éste accede reunirse con ellos la próxima semana.

Paredes y Bejarano, el día que el ICBC anunció en internet la toma de protesta de la nueva coordinadora del CEARTE (Archivo)