ATERRIZAJES: Teatro de la Democracia

México no es sólo la Ciudad de México. Esto implica que la intención del voto no está enmarcada en Encuestas que son hechas en el 70% de sus encuestados a habitantes de esa localidad. Incluso la Ciudad de México está dividida entre las Altas Esferas Sociales, y los ciudadanos en un gradiente que va de la Clase Media Baja hasta la pobreza paupérrima. Los más ricos del país, viven en su mayoría en la Ciudad de México, y los cinturones de pobreza de esa ciudad, son mucho más numerosos que los del resto del país.

Adán Echeverría / A los 4 Vientos

Ese tipo de población es el que las Encuestadoras sondea. Por la facilidad y poca inversión económica que privilegian. Por tal motivo, AMLO puede estar 10 puntos porcentuales arriba de Anaya y a 20 puntos porcentuales de Meade, en la Ciudad de México, hay que dejarlo claro. Y eso es todo. La verdad es que nadie podrá decir por quién va a votar el ciudadano mexicano inscrito en el Padrón Electoral. Y por ello, ha hecho bien el INE en llevar a las penínsulas del país, dos de sus debates presidenciales. El primer debate será en Mérida, Yucatán, y otro se realizará en Tijuana, Baja California. A ver si forzados a salir de su ciudad, las encuestadoras preguntan en las penínsulas la intención del voto.

Pero con Encuestas sesgadas, con pobrísimas muestras poblacionales, de los Medios de Comunicación Nacionales y sus amigos encuestadores, tanto como los pataleos democráticos del INE en materia de Espectáculo Democrático al que denominan Debate, no se cambia la percepción del mexicano del Teatro de la Democracia que se vive en México desde 1988, ni anula el desencanto social por los partidos políticos mexicanos.

El Neoliberalismo de Estado, impulsado por Carlos Salinas de Gortari desde 1988, ha permeado en cada uno de los hogares mexicanos, en las universidades, las organizaciones de la sociedad civil, las instituciones educativas, en los medios de comunicación. El neoliberalismo tiene la sana voluntad de hacerte creer que eres libre: tienes educación, de pobre nivel, tienes trabajo, de pobre remuneración económica, acceso a internet, para que las altas esferas vendan tus datos; tienes leyes al servicio de los poderosos, y en contra de los que menos tienen, tienes acceso a becas al extranjero, y crees que eres el mejor, pero hay miles que igual tienen esa “beca de excelencia”, luego acabarás el doctorado y quizá no tengas la chamba que esperabas. Te dicen que puedes votar, pero solo por cinco personas de terrible vida democrática, pobres ideales, promesas vacuas, insultos ramplones, que solo buscan llegar al poder para beneficiarse a ellos mismos, parientes, amigos, amantes.

Saber actualmente que C. Sheinbaum, candidata de la coalición MORENA. PT, PES, gozaba de beca del Sistema Nacional de Investigadores, cuando ya era Funcionaria Pública, habla de la corrupción en todos los niveles, y de pobreza ética. De qué sirve esa payasada de la 3 de 3, si cada quien puede decirle a esa Organización de la Sociedad Civil lo que quiera, porque no hay forma de que prueben que sus declaraciones sean reales.

Lo mismo pasa a nivel local. En los dimes y diretes de unos contra otros, batallas en medios y redes sociales, es de una total irresponsabilidad que un Regidor Independiente indique en redes sociales que su voto por la Presidencia de la República será por AMLO. ¿Cuál es el cálculo político de un “independiente”, en franco apoyo a todo lo que AMLO representa? ¿Acaso no comprende que aquellos que estamos cansados de los partidos políticos, nos cuestionaremos este apoyo que ha declarado? Sobre todo porque la secrecía por el voto, que nos lleva a tachar una boleta en la soledad de la urna, es el único derecho que aún no nos arrebata el Sistema Democrático Neoliberal de México. Me parece irresponsable, pero no deja ser parte de este Teatro que es la Democracia en México.