A DOS DE TRES CAÍDAS: Los Trump del mundo y de México envilecen a la humanidad.

Los metales rasgaron los aires, volando silbaron su melodía de muerte, antes de detonar en tierra fraccionando cuerpos, destruyendo vidas, segando futuros, oscureciendo miradas. Un hombre inhumano y un sistema sonrieron, y sonrieron los intereses del gran capital. Y sonaron las cajas registradoras de la industria de armas.

Arturo Ruiz, El Súper Cívico /A los 4 Vientos

En Siria las madres lloraron sacando a los hijos muertos, los niños gritaron al quedar huérfanos, la humanidad se envileció, los estadistas y políticos enmudecieron y quedaron sordos ante la razón de algunos y el resto del mundo quedó en silencio.

En otras partes del mundo, el drama es la traición personal del amante embozado en un rostro que no es el suyo, el orgasmo que no lega y el coitus interruptus que interrumpe también el contenido río, el drama es la contienda electoral de políticos del mismo sistema. El drama es no poder ir al cine, no haberse comprado el perfume de moda, no salir al antro, no querer comer lentejas, no maquillarte en sábado, no encontrar en casa al gato. El drama mayor en otras tantas partes de mundo quizá sea haberte quedado sin datos o sin batería en el celular.

Y la humanidad se envilece, mientras en México, los políticos entregan las tierras a extranjeros para ser abiertas y fracturadas en pos de metales e hidrocarburos. Se envilece por los miles de jóvenes que después son encontrados en huesos si vida en fosas clandestinas cavadas por asesinas manos y auspiciadas por negocios inconfesables que el gobierno conoce y calla. Envilece por el policía corrupto que abusa del indefenso y que baja sus pantalones ofreciendo el culo a los criminales armados o ante los criminales de cuello blanco y almas negras. Y la humanidad envilece, mientras tú callas y das sorbos a tu café o tragos a tu vino. Buen provecho, mientras la humanidad se envilece.

Más de 33 mil personas desaparecidas en México en los sexenios de Felipe Calderón y Enrique Peña Nieto. Cientos de fosas clandestinas encontradas en todo el territorio nacional por familiares que buscan a sus seres queridos. Foto: Hallan más de 250 cráneos en fosa clandestina en Veracruz, México:Sputnik. Mundo

En Siria el Imperio de forma unilateral masacró a un pueblo, lo hizo con la cobardía del poderoso que ataca a distancia y con manifiesta superioridad armamentista.

Trump, saciado como perro de caza que ha mordido a su presa hasta destrozarla, se irá a fornicar con su dama en una cama de seda, mientras en el otro lado del mundo estallaron las bombas y con ellas la sangre estalló; estallaron las vísceras y estallaron los ojos de humanos que fueron víctimas de su ataque justiciero. De una justicia unilateral, de una justicia envuelta en demagógicos discursos de superioridad, de patriotismo y de defensa del bien contra el terrorismo y la paz mundial. El habitante de la Casa Blanca, mancha el níveo color con sus sueños de sanguinaria bestia, Trump engorda y engordará sus cuentas bancarias y las de sus socios, engorda el capital a costa de la muerte y devastación de un pueblo… y así la humanidad se envilece.

Y aquí en nuestra patria, las redes sociales se envilecen con mentiras, repetidas y reproducidas miles de veces por bots, trolls y fanáticos que odian a quien piensan distinto a ellos. Y así, su humanidad se envilece con el veneno de la mentira y del odio extremo. Mienten sin decoro, por defender un status de beneficios pingues o de puestos mediocres, muchos mienten sin recato alguno, no son capaces de mostrar honor y ética para debatir y combatir con verdades, sino que acuden al desprestigio, a sembrar temor e incertidumbre, a abusar de la pobreza y comprar votos con dinero o comida. Y lo hacen sin respeto alguno.

¿Son estas personas que mienten en México, que engañan y que compran conciencias mejores que Trump?

¿Son mejores esas personas que aquellos que siguiendo órdenes detonan una bomba para matar sirios?

¿Son acaso mejores que los sicarios mexicanos que secuestran mujeres y que disparan contra jóvenes indefensos para después sepultarlos en fosas clandestinas?

No lo sé…

¿Usted miente por defender sus intereses? ¿Es usted de los que engañan por encargo o intereses partidistas? ¿Acaso usted condiciona la entrega de apoyos a cambio de votos? Si la respuesta es sí… qué pena. Porque entonces, usted es igual de perverso que Trump, que los soldados mercenarios y que los sicarios mexicanos. que envilecen a la humanidad.

Ojalá que esas personas que mienten por encargo, nunca tengan un arma en sus manos, porque con esa calidad moral, quienes mienten, engañan y lucran con la ignorancia, son parte de los Trump del mundo y de México, y ellos, son la causa del envilecimiento de la humanidad. ¿O no?

Imagen de portada: La guerra de Trump contra Siria. Foto: Yuotube