Miroslava, a un año: Justicia a medias; narcopolíticos, a salvo

Son las 6:48 de la mañana. Es jueves 23 de marzo. El jefe de sicarios coordina desde su celular (614 456 0634) la ejecución del crimen. Es la cuarta llamada que realiza. La periodista ya sale de la cochera conduciendo en reversa la camioneta roja, apresura a su hijo para llevarlo a la escuela. El asesino acelera la zancada y empuña la pistola. Unodostresdisparos directos al parabrisas. Unodostresbalazos frontales a la víctima. UnoDostiros desde la ventanilla izquierda. Siete proyectiles impactan la cabeza, una mano, el corazón, el cuerpo de Miroslava. A las 6:49 con 52 centésimas de segundo, otro cómplice confirma al oído de quien trae un móvil con lada de Navojoa, Sonora: la orden ha sido cumplida.

Minuto a minuto, la Fiscalía General del Estado (FGE) pudo establecer la coordinación de tres asesinos materiales de la periodista chihuahuense, a partir de una amplia investigación de evidencias, testimonios y el análisis de 53 llamadas a celulares, realizadas entre los criminales desde las 6:20:07 horas del jueves 23 hasta las 20: 55 del día siguiente.

Olga Alicia Aragón Castillo* / A los 4 Vientos

Sólo fueron tres los copartícipes en el asesinato de Miroslava Breach Velducea, determinaron las autoridades estatales. Para el fiscal Augusto César Peniche Espejel y el gobernador Javier Corral, el caso está prácticamente resuelto.

Ni un minuto de cientos de horas de audios y videos, ni una palabra de los 35 testimonios, nada en miles de cuartillas en declaraciones y evidencias, incluidas las investigaciones periodísticas de quien fue corresponsal de La Jornada durante 20 años, han permitido al fiscal encontrar un asomo de sospecha sobre la autoría intelectual de capos mayores del narcotráfico en la región, tampoco detecta responsabilidad alguna en ex alcaldes, jefes policiacos, funcionarios municipales y personajes priistas y panistas, incluidos quienes grabaron llamadas telefónicas a Breach Velducea para entregarla a su suerte a manos del grupo criminal de Los Salazares, como declaradamente lo hicieron el vocero estatal del PAN, Alfredo Piñera Guevara y el expresidente municipal de Chínipas, Hugo Amed Schultz Alcaraz.

Respecto a los alcances del fiscal, vale recordar la última columna Don Mirone, escrita por Breach y publicada el 22 de marzo de 2017, en la víspera de su muerte.

“El ahora fiscal Peniche también tuvo una responsabilidad directa en el empoderamiento de esos grupos criminales. Él fue delegado de la PGR, ni más ni menos; y como tal, necesariamente tendría que haber tenido conocimiento del mapa de la delincuencia organizada en la entidad”, enfatizó. En efecto, entre noviembre de 2010 y agosto de 2015, en el sexenio de César Duarte, Peniche ocupó ese puesto estratégico.

El fiscal Peniche juró cumplir y hacer cumplir las leyes. ¿Juramento vano? (Foto: Politikkón).

ATRACCIÓN DEL CASO MIROSLAVA

A punto de cumplirse el primer aniversario del homicidio de mayor impacto ocurrido en Chihuahua, la Procuraduría General de la República está preparando la atracción del caso Breach a través de La Fiscalía Especial para la Atención de Delitos cometidos en contra de la Libertad de Expresión (FEADLE)

El sicario está muerto, el autor intelectual ya fue capturado “sólo nos queda una orden de aprehensión por ejecutar”, dijo Javier Corral durante su primer informe de Gobierno en febrero pasado, ponderando el “intenso y efectivo trabajo de investigación, de despliegue policial, de trabajo pericial y de análisis de información realizado por más de 50 especialistas en diferentes rubros”.

“En menos de 60 días logramos identificar a tres sujetos que participaron en la planeación, organización y ejecución de ese cobarde crimen”, concluyó.

La PGR, en cambio, considera necesario ahondar en la investigación.

Ricardo Sánchez Pérez del Pozo, titular de la FEADLE, se reunió en Chihuahua con los hermanos Breach Velducea a principios de marzo, para notificarles que se ejercerá la atracción del caso. “No queremos que se enteren por los medios”, les dijo y aseguró estar convencido de que se requiere profundizar las líneas de investigación. Participaron en la reunión representantes de la asociación Propuesta Cívica que otorga asesoría jurídica a los hermanos de la periodista victimada.

Foto: El Dictamen

“Suponemos que eso significa que retomarán el móvil de la narcopolítica, que indagarán la presunta responsabilidad de criminales y políticos vinculados de algún modo al asesinato de mi hermana”, comentó Rosa María Breach tras enfatizar que la familia desea que el homicidio de Miroslava no quede impune, que se realice una investigación científica, que no se encubra a nadie.

-¿Confían en la PGR? ¿En la Fiscalía? En tan reñida pugna por el poder en México ¿creen que usarían el caso Miroslava en una guerra sucia?

“No queremos que nos pongan en medio de sus pugnas. Tampoco permitiremos que manchen la memoria de Miroslava, quien siempre se distinguió por su trayectoria ética y profesional en el ejercicio del periodismo. Somos muy claros: sólo queremos justicia”, dijo Rosy Breach y recordó que la familia –primero ella y después sus cinco hermanas la totalidad de sus hermanas y su hermano- ha tenido que librar una ardua lucha, incluso amparándose en tribunales de la justicia federal, para que se reconozcan sus derechos como víctimas indirectas, con acceso a la información sobre las investigaciones. “Invocamos un derecho consagrado en la Carta Magna, en tratados internacionales firmados por México, un derecho elemental contemplado en Código procesal de nuestro país y en la Ley General de Víctimas, pero resultó difícil que nos reconocieran”.

En noviembre pasado, cuando ya la justicia federal había amparado a Rosy Breach y los otros hermanos seguían la misma senda, cuando la Comisión Nacional de Derechos Humanos empezaba a intervenir en el caso, finalmente el fiscal concertó una reunión y firmó un acuerdo reconociéndoles su calidad de víctimas indirectas. Hábil en la negociación, pidió que la familia interpusiera un amparo ante la inminente determinación de la PGR de atraer el caso.

Ahora la familia analiza con sus asesores si se desisten de ese amparo.

Foto: La Opción de Chihuahua.

En entrevista con Proceso, el fiscal general expresó su rechazo a que la FEADLE atraiga el caso y su “preocupación” de que lo ponga “en riesgo” de quedar impune.

“Inmediatamente después de que sucedieron los hechos, ellos (personal de la FEADLE) iniciaron también una investigación. Nosotros hemos solicitado a la propia PGR que nos provea de la información que pudiera existir en su carpeta de investigación para ver qué es de utilidad en esta etapa del juicio contra esta persona. No obstante, todavía no hemos tenido respuesta”, dijo Peniche Espejel a la periodista Marcela Turati.

El fiscal considera que la atracción sería contraproducente en este momento en la FGE tiene una persona detenida, los ministerios públicos asignados al caso conocen bien la investigación y cuentan con diez años de experiencia en el sistema de juicios orales, en tanto que está próximo el enjuiciamiento de El Larry.

“Vemos con preocupación una determinación de esta magnitud (…) podría traer implícitos algunos riesgos o debilidades en la continuación de las etapas procesales, y así lo haremos valer en su momento, en cuanto tengamos formalmente una notificación del juez correspondiente”, puntalizó el fiscal.

A la pregunta de Turati sobre las razones de la PGR para atraer el caso y su posible relación con la pugna de Javier Corral y la federación por la extradición del exgobernador  César Duarte, y la detención del secretario adjunto del CEN del PRI, el fiscal respondió: “Resulta difícil comprender cómo, casi un año después, quieren atraer el caso, cuando durante un año ellos también tuvieron una carpeta de investigación”.

El 23 de enero, una vez que inició el proceso contra El Larry, el titular de la FEADLE, Ricardo Sánchez Pérez del Pozo, confirmó a Proceso que esta dependencia tiene una carpeta de investigación abierta y se indagan varios móviles, incluido los nexos entre políticos y narcotraficantes, desde el primer día que ocurrió el crimen.

Infográfico: sinembargo.mx

EL MUERTO, EL PRESO Y EL PRÓFUGO

Ramón Andrés Zavala Corral, el sicario de 25 años que acribilló a Miroslava, fue encontrado muerto en una brecha de Álamos, Sonora el pasado 19 de diciembre, silenciado así una semana antes de que la Policía Federal aprehendiera a Juan Carlos Moreno Ochoa, alias El Larry, en el poblado sonorense de Etchojoa.

Ese operativo de la PF, dijo el gobernador, se derivó de las investigaciones de la FGE y fue realizado con la colaboración estratégica del Centro de Investigación y Seguridad Nacional (CISEN).

El tercero de los copartícipes del asesinato de la periodista, Wilbert Jaciel Vega Villa, continúa prófugo.

César Jáuregui Robles, secretario general de gobierno, confirmó que la investigación de la Fiscalía señala a Jaciel Vega- chipanense también emparentado con Los Salazares y estudiante de licenciatura de Motricidad Humana en la Facultad de Ciencias de la Cultura Física de la Universidad Autónoma de Chihuahua- como el conductor del Malibú gris en el que trasladó al asesino de la periodista Breach Velducea.

En una expresión confusa que el gobierno estatal trató de matizar, el funcionario dijo que Wilbert Jaciel ya había sido detenido y rindió su declaración días después del crimen, pero “como en su momento no se tenían pruebas suficientes fue puesto en libertad, por lo que hoy es prófugo y no un testigo protegido”.

En medio de la simulación, la complicidad y la negligencia oficial en torno al despreciable crimen, familiares, periodistas conscientes y sociedad organizaron estas actividades para mantener viva a Miroslava.

El Larry, en tanto, solicitó el 27 de febrero el amparo de la justicia de federal. Impugnó la legalidad del auto de formal prisión y la veracidad de los testigos que declararon contra él. Negó haber participado en el asesinato de la periodista y argumentó que al menos cuatro personas con identidad reservada se contradicen entre sí y sus declaraciones deben ser anuladas porque no contaban con un abogado cuando las emitieron.

La Fiscalía, sin embargo, confía en la solidez de las evidencias que incriminan a Moreno Ochoa como organizador del homicidio perpetrado contra la periodista.

Además de testimonios existen evidencias técnicas y periciales que confirman que los tres implicados en el crimen actuaron siempre en la misma zona en coordinación contante, que estuvieron juntos, antes y después del homicidio (del 22 al 26 de marzo), en la casa que en Chihuahua tiene Cruz del Rosario Pérez Vega, esposa del Larry.

En esa vivienda de la calle Arroyo del Sacramento, en Fraccionamiento Balboa, fueron recibidos Larry y sus acompañantes por su sobrina Anahí Ángela Villalobos Pérez, también originaria de Chínipas y agente de la Policía Procesal del Estado, desde hace 6 años. Ella residía entonces en ese domicilio porque la esposa de Larry es su tía materna, según declaró bajo el nombre de “Rubí” en testimonio sometido a investigación y acopio de pruebas periciales por parte de la Fiscalía.

La sobrina de Larry continúa en la corporación policiaca estatal.

También sigue como director de Seguridad Pública en el municipio de Chínipas, Martín Ramírez Medina, otro sobrino del capo Crispín Salazar Zamorano.

Debido a los reportajes de Miroslava Breach y Patricia Mayorga, publicados el 4 de marzo de 2016 en La Jornada y en Proceso, el PRI se vio obligado a retirar candidaturas postuladas por narcotraficantes. En Bachíniva retiró como aspirante a la alcaldía a Silvia Mariscal, suegra del capo Arturo Quintana conocido como El 80; en Chínipas retiraron a Juan Salazar Ochoa, sobrino del cabecilla de Los Salazares.

Sin embargo, los hermanos Adán y Crispín Salazar mantuvieron en la dirección de Seguridad Pública a otro sobrino, a Martín Ramírez quien ocupa el cargo desde el 2013. Y ahí sigue.

Hugo Schultz, el exalcalde de Chínipas (2013-2016), ubicado por Breach como “el mensajero del narco”, consiguió que el gobierno de Javier Corral lo nombrara coordinador de Educación de la Región Serrana en la Dirección de Educación Básica de la Secretaría de Educación y Deporte, cargo al que renunció recientemente.

En tanto, en Chínipas el grupo criminal de Los Salazares continúa imponiendo gobernantes. El Diario de Juárez publicó el 7 de marzo que el PRI postuló como candidato a presidente municipal a Salomé Ramos Salmerón, cuñado del capo Jesús Alfredo Salazar.

«Chinipas con su rostro en el cerro», es el nombre que asignó Miroslava a esta fotografía en mayo de 2014. Región tan hermosa, hoy, como desde hace muchos años, en poder de los narcotraficantes aliados al Cártel de Sinaloa.

EL PODER DE LA NARCOPOLÍTICA

El mismo día que mataron a Miroslava, el gobernador Javier Corral declaró que la única línea de investigación sería precisamente la narcopolítica y en particular los reportajes escritos por la periodista en los que deja al descubierto los negocios ilícitos del grupo delictivo de Los Salazares en contubernio con políticos de la región, así como las estructuras de gobierno donde los narcotraficantes imponen comandantes de seguridad pública y otros funcionarios públicos.

La FGE, sin embargo, descartó el móvil de la narcopolítica a los pocos meses de iniciada la investigación.

Decidió la Fiscalía no abrir ninguna línea de investigación sobre los nexos entre políticos y narcotraficantes involucrados de diverso modo en el homicidio de Miroslava Breach, a pesar de que tiene conocimiento de que el grupo criminal de Los Salazares mantiene un estricto control de las actividades comerciales, productivas y turísticas de la región.

La FGE también conoce que este grupo delictivo –como lo denunció la periodista en columnas y reportajes- determina qué empresas o prestadores de servicios realizan obras en la sierra, y determina contratos en industrias como la minera.

Los Salazares – coinciden los especialistas de la Fiscalía con las investigaciones periodísticas de Breach Velducea-, no sólo influyen en designación de representantes políticos y funcionarios de elección popular, sino que los hacen aterrorizando a la población con amenazas, agresiones físicas, despojo de propiedades e incluso matando a quienes se oponen a sus actividades.

LA MUERTE COMO REGALO

A las 7:10 de la mañana del viernes 24, un día después del asesinato de Miroslava, entró una llamada al celular (614 128 8303) de Jaciel Vega Villa, le hablaron desde un teléfono con lada del Estado de México y conversaron sólo medio minuto con el hombre que desde entonces permanece prófugo.

Ese día celebraba su cumpleaños “El Muñeco” Jesús Alfredo Salazar Ramírez, nacido en Chínipas en 1974, para muchos el verdadero líder del grupo Los Salazares y principal lugarteniente del Cártel de Sinaloa en los mejores años Joaquín El Chapo Guzmán.

Cuentan algunos chinipenses que a pesar de que El Muñeco está preso desde noviembre de 2012 en el Centro Federal de Readaptación Social Número 1 «El Altiplano», en Almoloya, Estado de México, para la fecha de su cumpleaños se realiza una fiesta maratónica en el pueblo.

En gran jolgorio de corridas de caballos, jaripeos, bailes y comilonas las bandas norteñas cantan hasta el amanecer infinidad de corridos dedicados a Jesús Alfredo, reconocen su liderazgo en el grupo criminal que controla la siembra y trasiego de mariguana y cocaína en vastas regiones de la sierra Tarahumara y del estado de Sonora desde principios de los 90´s cuando esta organización fue creada por el patriarca de la familia Adán Salazar Zamorano, quien el próximo 14 de septiembre cumplirá 74 años y se encuentra encarcelado desde febrero de 2011 en el Cefereso 2 de El Salto, Jalisco.

“Con orgullo porta en alto la bandera Salazar/

es aliado al cartel del señor Chapito Guzmán/

¿Quieren otro poco de información?, con gusto, ahorita les diré yo,/

su nombre: Alfredo Salazar».

Alfredo Salazar, «El Muñeco» (Foto: Agencia RT).

Y sigue así…

«Justiciero o el Pelos, como lo quieran llamar/

también responde, al Muñeco, otros así le han de apodar/

No importa, es la misma celebridad,/

el que lidera esa organización, les dicen la Gente Nueva/

Alfredo Salazar nació para mandar.

Marzo del 2017, no fue excepción. Mientras Chihuahua lloraba la muerte de Miroslava, en Chínipas, su tierra natal, prolongaron la fiesta hasta el domingo 27. De ahí la versión difundida en varios medios de que el asesinato de la periodista “fue un regalo del Larry a su jefe con motivo de su cumpleaños”, versión que no pocos reporteros locales dicen que se difunde desde los corrillos de la Fiscalía, alentando la idea de que no hay nada más que investigar porque todo fue cosa de El Larry: matar a la periodista como regalo especial para el capo en su cumpleaños.

Sin embargo, especialistas de la FGE en evaluación delictiva, cuando analizan el lugar que ocupa Larry en el organigrama en Los Salazares, encuentran que está muy por debajo de al menos ocho capos superiores, entre ellos Crispín Salazar Zamorano, hermano de Don Adán, y el propio Jesús Alfredo que junto a sus demás hermanos y primos, hace impensable que un jefe de sicarios como Moreno Ochoa tome decisiones trascendentes como el asesinato de una periodista de dimensión nacional como era Miroslava Breach. Esas sentencias de muerte, estiman los analistas, provienen de más altos mandos. Larry, en todo caso, cumplió una orden dispuesto a pagar el precio.

En la sierra que tanto amó (Foto: Facebook).

FLORES EN EL DESIERTO

“No no no no, que tampoco chinguen, diles para qué se hacen tontos, Miroslava Breach Velducea es nacida en Chínipas y no va a revelar fuentes de información, así que por favor digan quién es y que me lo echen a mí. Yo por eso firmé la nota, porque yo sí tengo ovarios y porque sabía cómo están”, le dijo la periodista a un tartamudeante vocero del PAN estatal que la estaba grabando para entregarla a los criminales, entregar a quien con tamaña entereza defendía uno de los principios esenciales del periodismo: la protección de sus fuentes informativas.

Sublime en su convicción sobre el valor de la verdad en una sociedad desgarrada por la corrupción, la violencia y la pusilanimidad de sus gobernantes, Miroslava es contundente en la frase dirigida a esos panistas que regresaron al poder prometiendo un nuevo amanecer para todos: “Díselos –conminó casi en una orden- porque el silencio es complicidad y eso es lo que ha generado todo este desmadre”

Quisieron acallar a Miroslava Breach, por eso la mataron. Su voz, paradójicamente resuena cada vez con mayor fuerza.

Ocho balazos disparó el sicario. Dos impactaron la cabeza de Miroslava, símbolo de su inteligencia y claridad de ideas, otros laceraron su corazón ahí donde anidaban sus sentimientos de empatía y solidaridad, su humanitarismo; una bala  atravesó su mano derecha fracturando unos dedos, delicadas herramientas de trabajo con la que asestaba golpes demoledores en cada columna y reportaje; múltiples esquirlas dañaron todos sus órganos internos pero -es para relatarlo y que se conozca.- sus ovarios, escribió el médico legista, sus ovarios están intactos.

*Directora Editorial A los 4 Vientos

*NOTA IMPORTANTE: La versión primera de este reportaje fue escrita para el semanario Proceso. Puedes leerlo en la revista impresa o en tu suscripción digital en Proceso en el siguiente enlace:  http://www.proceso.com.mx/526547/caso-miroslava-breach-impunidad-en-ciernes

 

NO LA OLVIDES, ¡ASISTE!