Amoniaco: la sinestesia de la catástrofe y la experimentación gráfica de Montiel Klint

Gerardo Montiel Klint, defeño nacido en 1968, profesional de la fotografía desde 1994, percibe la fotografía como una forma de autoconocimiento: “Me interesa mucho trabajar con todo aquello que está oculto y que no es evidente, donde radica nuestra verdadera personalidad, nuestras obsesiones, perversiones, miedos, deseos, pulsiones y pasiones”.

Iván Gutiérrez / A los 4 Vientos

Diseñador Industrial por la Universidad Iberoamericana e integrante de la Escuela Activa de Fotografía y Centro de la Imagen, Gerardo Montiel Klint comenzó a hacer fotografía cuando estudiando Diseño Industrial quedó atrapado por el arte de “escribir con luz” tras cursar una materia optativa: “La primera vez que vi cómo apareció una imagen de laboratorio en una charola me cambió la vida”.

Gran parte del trabajo fotográfico de Klint se ha enfocado en “atrapar la sombra” y, a manera de metáfora, escribir con ella: “Me interesa mucho trabajar con todo aquello que está oculto y que no es evidente, donde radica nuestra verdadera personalidad, nuestras obsesiones, perversiones, miedos, deseos, pulsiones y pasiones. Con mi trabajo trato de comunicarme con el inconsciente del espectador”.

Utilizando esta propuesta como base y utilizando diferentes ángulos del lenguaje fotográfico, Montiel ha abordado temas como la violencia, el acto fallido, la muerte, el desastre: “Me han interesado estos tópicos porque para mí no son lugares finales sino de inicio, espacios de transmutación, de transformación, eventos que te sacuden, cambian tu personalidad y todo tu ser”.

Artista con múltiples distinciones, becas y exposiciones que lo colocan como uno de los mejores fotógrafos contemporáneos en Lationamérica, Klint cuenta entre sus publicaciones con trabajos como De Cuerpo ausente en paraje desconocido (2007), Transmigración (1999), De Cuerpo Presente (2007). De igual manera, sus imágenes han sido publicadas en libros como Mapas Abiertos: Fotografía Latinoamericana (1991-2002), Conversaciones con Fotógrafos Mexicano (2007) y Hacia otra Historia del Arte en México. DISOLVENCIAS (1960-2000).

Como una venus rescata negros
Como una venus rescata negros
NOCTURNAL DE CUERPO SIN CABEZA I.jpg
Nocturnal de Cuerpo sin Cabeza I

 

AMONIACO: SINESTESIA, INDUSTRIA Y CATÁSTROFE

El último proyecto realizado por Klint lleva por nombre “Amoniaco”, Fotolibro que fue presentado el pasado miércoles 14 de marzo en uno de los espacios alternativos de la ciudad de Ensenada que más acogen este tipo de propuestas artísticas: Galería 184.

Tras ser invitado a realizar una representación de Monterrey, el fotógrafo decidió trabajar la propuesta de Amoniaco desde el afecto, para lo que se remontó a una temporada de su niñez que vivió en la entidad regionmontana:

“De niño pasé unas vacaciones en esta ciudad, con una familia que tenía un laboratorio de amoniaco en el garaje de su casa. Con los niños de esa familia jugábamos a aspirar el amoniaco para ver quién aguantaba más. Entonces lo que traté de hacer con este trabajo fue traducir el olor en imagen. Todos sabemos a qué huele el amoniaco, pero trata de describirlo y te topas con la abstracción, a pesar de que todos lo pueden identificar. De ahí parte esta serie”.

Es así como el fotolibro retoma elementos derivados de este compuesto químico (por ejemplo, bombas de amoniaco o cadáveres,) que a la vez se integran con la industria, sector muy desarrollado en Monterrey.

“La narrativa del libro también incluye una ficción sobre un derrame de amoniaco, donde a partir de este evento se genera una catástrofe, haciendo referencia a como estas metrópolis a veces se expanden de forma desenfrenada y depredadora, sin tomar en consideración el medio ambiente o resguardar el tejido social”.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: Continúa el Ecocidio en Ensenada: extrían de manera ilegal arena de arroyo y guano de isla

Por otro lado, en Amoniaco se encuentran plasmados elementos enmarcados dentro del código cultural regiomontano, por ejemplo, el cerro de la Silla, la figura de la maquinaria (como referencia al Parque Fundidora), el cabrito, entre otros. Además, el fotógrafo retrató a puros fotógrafos de Monterrey, por lo que el Fotolibro puede interpretarse de lo más local a lo más universal.

 

 

DE FOTOLIBROS Y EXPERIMENTOS

Para Klint el formato de Fotolibro permite la extensión del discurso, ya que es muy diferente el manejo de una serie montada en un muro a su apreciación en las páginas de un libro. Así mismo, este formato le sirvió al fotógrafo para “hablar con puras imágenes”, pues decidió mantener el recurso escrito fuera de la obra: “No hay texto en Amoniaco que explique algo, no hay texto introductorio, solamente es imagen, imagen, imagen”.

Parte del proceso de realización de Amoniaco también implicó un proceso de experimentación en la imprenta: “Cuando vas a imprimir este tipo de obras generalmente mandas tus archivos, esperas el resultado, ves pruebas, apruebas o desapruebas y pides ajustes. A mí lo que me interesó fue experimentar en la imprenta con tintes, con acabados, con papeles especiales, todo muy de la mano del diseñador y de la imprenta para ver las posibilidades táctiles y visuales. El objetivo era convertir un proceso totalmente mecánico en un proceso de experimentación”.

Otra característica del Fotolibro de Montiel es el uso de tintas alternativas que por lo general no son utilizadas para este tipo de trabajos: “Las tintas convencionales reflejan el 80% de luz. Las tintas usadas en varios de los pliegos de Amoniaco reflejan el 200%, por eso los usuarios van a ver colores que no han visto en ningún otro libro impreso”.

Remontándose a sus inicios como diseñador, Klint concluye: “creo que hay más de mi yo-diseñador en este libro que mi yo-fotógrafo. Es por ello que quizás los diseñadores lo puedan analizar con mayor detalle, si bien cualquiera puede adentrarse en el mundo de Amoniaco”.

 

 

AMONIACO

Artista: Gerardo Montiel Klint

Diseñador: José Luis Lugo

Editor: Gerardo Montiel Klint

Imprenta: Offset Santiago, Toluca, México

Fecha y lugar de publicación: Julio 2017, Ciudad de México, México

Ediciones: 666

Número de páginas: 100

Sinópsis: Amoniaco recrea un desastre natural causado por un derrame de amoníaco en Monterrey, donde la industria dejó de representar el progreso y comenzó a representar el peligro, causado en nuestra propia naturaleza humana.

Adquiérelo aquí: http://selfpublishbehappy.com/2017/12/amoniaco-by-gerardo-montiel-klint/

 

SERIES FOTOGRÁFICAS DE MONTIEL KLINT:

https://www.gerardomontielklint.com/series

https://www.klintandphoto.net/arte