Desinterés del gobierno de Ensenada por la salud de los derechohabientes del IMSS

Hay una gran incertidumbre sobre la donación de un terreno municipal para la construcción de un hospital de especialidades por parte del Seguro Social. El presidente municipal Marco Antonio Novelo dijo a los industriales porteños que mejor buscaran otro predio alterno a los dos que se comprometió a entregar en el fraccionamiento Villa Colonial (con una superficie de 17 mil metros cuadrados), porque los vecinos se oponen a la construcción del nosocomio, el cual tendría una capacidad de 144 camas de hospitalización.

CANACINTRA / 4 Vientos

Ensenada, B.C. a 12 de marzo de 2018.- Hay falta de interés del Gobierno Municipal por la salud de los ensenadenses al negarse implícitamente a ratificar la donación de un terreno para la construcción de una clínica de especialidades del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) consideró el presidente de la Cámara Nacional de la Industria de Transformación de Ensenada (Canacintra).

Alejandro Jara Soria dijo que a pesar de que en al menos en tres ocasiones el presidente municipal Marco Antonio Novelo Osuna se habría comprometido con la iniciativa privada a proponer al cabildo ratificar la donación del terreno al IMSS para construir el nuevo hospital, hay incertidumbre por la falta de una solución concreta al asunto.

Apenas el 9 de enero pasado el jefe de Servicios de Afiliación y Cobranza estatal del IMSS José Alfredo Jiménez Gálvez informó a los medios que el alcalde se había comprometido a someter al cabildo la donación del terreno.

Mientras tanto, dijo, los derechohabientes con padecimientos que requieren atención médica especializada tienen que viajar a otras ciudades del estado o del país después de hacer largas esperas que no solo agravan sus enfermedades, prolongan el sufrimiento y ponen en riesgo sus vidas, situación que debiera preocupar al alcalde y sus regidores.

Los derechohabientes pagan las consecuencias de la negligencia del cabildo de Ensenada (Archivo).

Se reconoce que la obligatoriedad del servicio médico corresponde a la federación a través del IMSS, pero a las autoridades municipales les incumbe la salud de quienes viven dentro del territorio que gobiernan, por lo que la donación del terreno debería ser una prioridad, señaló Jara Soria.

El dirigente de los industriales recordó que durante una reunión con integrantes del Consejo Coordinador Empresarial de Ensenada el alcalde Novelo Osuna y el delegado del IMSS Francisco Iván Beltrones Burgos se comprometieron a coordinar esfuerzos para concretar la construcción del hospital.

A pesar de que los constructores ofrecieron su apoyo para acondicionar el terreno en caso de ser necesario, lo cierto es que no se ve que haya voluntad política por parte del presidente municipal de avanzar en el tema, lo que deja libre al IMSS para desentenderse de su responsabilidad, más aún cuando faltan pocos meses para que las actuales autoridades terminen sus encargos, consideró.

Es urgente que se construya el nuevo hospital, insistió, ya que actualmente la población derechohabiente tiene que esperar por horas para ser atendidos, lo que afecta la calidad y calidez con que deben recibir los servicios médicos.

El único hospital de especialidades en Ensenada, totalmente rebasado por las necesidades de la población porteña (Archivo)

La Clínica 32 en 1992, fue la última obra hecha por el IMSS en Ensenada, entonces la institución atendía 30 mil derechohabientes, eso ya tiene 24 años durante los cuales la cifra ha crecido a alrededor de 100 mil derechohabientes, indicó Jara Soria.

El dirigente de los industriales recordó que el 9 de marzo de 2015, hace ya 3 años, el cabildo aprobó por urgente y obvia resolución, la donación en favor IMSS, de una porción del predio La Constancia de la manzana 57, 59, 42, y 43 fracción III este y fracción XV de la Colonia Carlos Pacheco, con una superficie de 26 mil metros cuadrados.

Desde entonces, añadió, por diversas razones o pretextos, el IMSS no ha recibido el terreno ni el ayuntamiento ha insistido en la entrega, misma que ahora está en riesgo de no hacerse por el desinterés del alcalde Marco Antonio Novelo Osuna y regidores de todos los partidos políticos que se supone se comprometieron a velar por su bienestar.

Señaló que no es obligación ni responsabilidad de los empresarios andar haciendo el trabajo del gobierno y los representantes populares, mucho menos invertir recursos en acondicionar terrenos para uso público, sin embargo, lo hacen por el interés que tienen en que la población reciba servicios de salud de calidad.