Las consecuencias de una democracia controlada

El tres de febrero se hicieron las asambleas en todo el país para elegir las fórmulas de precandidatos a Diputados Plurinominales por parte de Morena. La asistencia fue numerosa en la mayoría de los Distritos electorales. Lo que no hubo fue democracia participativa, todo fue llenado por la cháchara y por la prisa. ¿Qué sucedió y cuáles fueron los aspectos más relevantes que se presentaron en el Distrito dos después de cinco horas de encierro?

Jesús Sosa Castro/ A los 4 Vientos

1º.- Los representantes de la Comisión Nacional de Elecciones cumplieron su encomienda más o menos en forma decorosa. Lo malo fue que llevaban instrucciones de que no se hablara para nada de los problemas que enfrenta hoy el partido y el país. Lo que sucedió era parecido a una de las reuniones que organizan las vendedoras de Avon. Lo que urgía era la integración de las fórmulas compuestas por un hombre y una mujer para participar como candidatos a Diputados plurinominales

Liderazgos de Morena. Foto: Cuartoscuro

2º.- En este Distrito se registraron nueve fórmulas. Cuatro de las cuales se integraron allí mismo, obedeciendo a la idea de que habría democracia y que en libertad, los asistentes votarían libremente por las personas cuyo perfil fuera el trabajo, la constancia, el conocimiento de las tareas elementales de la actividad legislativa y desde luego su integridad y apego a las tareas permanentes de nuestra Organización. Nada de esto se permitió. Todo ya iba planchado. Las cinco fórmulas las ganó el dueño del dinero y de la estructura.

3º.- Los que apostamos a los procedimientos democráticos nos equivocamos. Encontramos un partido cerrado a la discusión y un temor justificado a la crítica. Pues para nadie es un secreto que en la GAM solo hay grupos clientelares y no construcción de partido. Las decisiones se toman en las cúpulas, tan es así que ahora tenemos un “Presidente” de Morena en la GAM sin que nadie lo haya nombrado. Los “dirigentes” no han entendido que hoy lo que se requiere es un partido unificado, crítico hacia dentro y hacia afuera, dispuesto al debate ideológico y político donde se definan y tomen cuerpo las posiciones que el pueblo necesita conocer. Se requieren, por tanto, políticos y representantes populares con capacidad y conocimiento de los problemas que serán materia de su trabajo fuera y dentro del parlamento.

Morena debe corregir el rumbo y no caer en el clientelismo político. Foto: internet

4º.- En el partido se ha desarrollado una práctica política que hay que exhibir para que cuanto antes se corrija. Los recursos humanos y financieros que han sido entregados a enlaces y operadores para atender el trabajo de organización, en mucho sólo han servido para construir una clientela política a imagen y semejanza de quienes administran los recursos. A estas personas se les dota de poder económico y organizativo para convertirse en jefes de las tribus que ya asoman su rostro con toda nitidez en nuestras filas. Esto es lo que conduce al desencanto y al repliegue de muchos militantes .

5º.- Durante los actos de precampaña de Claudia Sheinbaum realizados en distintos momentos y espacios de la GAM, ha habido intentos de grupos de Morena para reventar los actos convocados. Los “líderes” que juegan en la cancha del “Presidente” de Morena en la GAM, enojados porque su “jefe” no ganó la encuesta de Organización, se siguen apropiando del control de todas las decisiones organizativas y políticas con la inmoral intención de cercar al casi seguro candidato a la Alcaldía de la Gustavo A Madero.

Claudia Sheinbaum Pardo, política, científica y activista de izquierda. Licenciada en física, maestra y doctora en ingeniería energética por la UNAM. Fuerte candidata de Morena para gobernar la CDMX. Foto: internet

Imagen de portada: Banderas del partido Morena. Foto: Quadratín CDMX