Jaime García Chávez rechaza participar en el Sistema Estatal Anticorrupción de Chihuahua

Jaime García Chávez, fundador de Unión Ciudadana en Chihuahua, argumenta en carta abierta dirigada a sus amigos y compañeros de esta asociación civil, las razones por las cuales rechazó la propuesta de postularse para integrar el Comité de Participación Ciudadana del Sistema Estatal Anticorrupción, de conformidad con la convocatoria que circula en congruencia con la ley aprobada recientemente por el Congreso del Estado.

A los 4 Vientos

«Agradezco la distinción que eso significa y en momentos singulares en nuestra entidad», expresó el abogado y analista político, al reiterar su decisión de no buscar ser parte de ese órgano estatal que, así lo reconoció, está «llamado a jugar un papel importante, sobre todo si se apoya en una rigurosa autonomía e imparcialidad que tenga como presupuesto las premisas de lo público y, por ende, se enfoque de lleno al cumplimiento del orden jurídico que proscribe la corrupción política y de Estado con todo lo que lleva consigo».

García Chávez explica que otros proyectos atraen ahora su interés, particularmente continuar atendiendo toda la tramitación de la denuncia que él interpuso el 23 de septiembre de 2014 en contra del todavía entonces gobernador del estado, César Duarte Jáquez y quien fue su secretario de Hacienda, Jaime Ramón Herrera Corral, ambos impulsores fundamentales de la Unión de Crédito Progreso que dio paso a la creación del Banco Progreso.

Imagen publica en internet por el periódico Reforma

Respecto a esta denuncia en contra del ahora exgbernador y el ex secretario de Hacienda en el estado de Chihuahua, dijo García Chávez que este proceso penal «brega contra la decisión del gobierno nacional y de algunos jueces federales, que con su conducta abonan a la impunidad en un caso en el que está suficientemente probada la materia penal».

Además, señaló que está atento a la Regla de Especialidad dispuesta en el tratado de extradición de nuestro país con los Estados Unidos, y que pugnará para que, en caso de darse la repatriación de Duarte para ser juzgado aquí, también responda ante la justicia por los delitos que se contienen en el escándalo Unión Progreso.

«Eso requiere buena parte de mi tiempo, pero sobre todo no puedo soslayar que de origen mi compromiso ha sido dar esa batalla desde una trinchera ciudadana y al margen de formar parte del funcionariado público», enfatizó.

«Sé que comprenderán mi decisión y ofrezco que estaré pendiente de la actuación del órgano que en este momento se construye y con el ánimo de colaborar con él de manera absolutamente desinteresada, para abonarle sugerencias y acercarnos al valor de la honradez en la administración política del estado, que tanta falta nos hace», concluye García Chávez en su misiva abierta fechada este lunes 05 de febrero de 2018