SALTO CUÁNTICO: Ella peleó por su vida

Los derechos humanos no se violan solo por el terrorismo, represión o asesinato, sino por estructuras económicas injustas que crean enormes desigualdades: Papa Francisco.

El jueves 1º de febrero, intentaron secuestrar con lujo de violencia a una alumna de la secundaria técnica 75 en ciudad Juárez, Chihuahua a la hora de salida del turno matutino, pero la valiente jovencita peleó por su vida y por su integridad física pateando, arañando y rompiendo el vidrio del vehículo que pretendían usar para raptarla, una camioneta negra de puertas corredizas.

José Luis Treviño Flores/ A los 4 Vientos

El trauma y las lesiones que sufrió la muchachita al defenderse la dejaron en estado de shock por varios minutos. Los hechos ocurrieron a escasos metros del plantel escolar. Ella forcejeó  y le pegó en la cara al individuo como pudo salió y corrió a refugiarse en la escuela.

No es la primera jovencita agredida, pero sí, la que se sabe logró huir de sus captores.

Casi a diario se mencionan desapariciones de adolescentes en los periódicos locales y en redes sociales. Observar de cerca el miedo, la desesperación y la angustia de una niña que no se puede explicar el porqué, aunado a la incertidumbre y la rabia de no poder caminar en libertad y seguridad.

Ella no es una cifra, no es una estadística más de las autoridades gracias a su valentía y arrojo, ya que las fuerzas policiacas no están presentes en las afueras de las escuelas. Esta jovencita es hija de una familia, alumna de una escuela, amiga y compañera de otros cientos de estudiantes que todos los días acuden al centro escolar temiendo que en el trayecto de ida o de regreso a casa, desaparezcan a manos de  criminales dedicados al tráfico de órganos, esclavismo sexual o violadores en serie, cobijados por la negligencia gubernamental que no atiende ni da seguimiento a la grave situación por no contar con investigación forense de primer nivel y porque destinan cuantiosos recursos del erario a pagarse sueldos obscenos y financiar actividades de campaña política.

El rapto de jovencitas es una lacerante realidad en Chihuahua y en todo México. Foto: internet

Los gritos de la jovencita y sus fuerzas sacadas desde lo más profundo de su ser, la convirtieron en heroína de su propia vida. Con su ejemplo lanza un mensaje al resto de las miles de adolescentes para que no permitan ser vejadas ni violentadas; también un reclamo a las autoridades que no dejan más opción a las mujeres y a los hombres, de cualquier edad, que defenderse solas… solos.

La policía debiera vigilar las escuelas al 100% en horas de entrada y salida, desde la puerta y hasta al menos a 200 metros a la redonda para salvaguardar la integridad de quienes son el futuro de país, en vez de andar de escolta de políticos infames No digo que las vidas de los políticos no valgan, toda vida humana es sagrada, pero cuidar las espaldas de quienes nos roban y nos desfalcan a costa de las vidas de nuestras niñas y niños, adolescentes y jóvenes, es indignante.

 

Al salir de clases los estudiantes han sido objeto de agresiones e incluso de intentos de rapto en diversas escuelas del país. Foto: internet

¡Ni una más, ni uno más!

Los padres de familia ante jornadas de trabajo extenuantes, nada más medio comer y echar la bendición a sus hijos, esa es la cotidiana realidad, así es como se vive en la colonia Terrenos Nacionales y en otras comunidades alejadas y en pobreza a merced del crimen organizado y de un gobierno despótico y negligente. Maestros y maestras lidian todos los días poniendo todo su empeño en brindar atención y empatía pese a políticas educativas insensibles y al margen de la realidad, pero son señalados como responsables del fracaso educativo, como si los docentes controlaran el rezago social, el abandono y la desintegración familiar por causa de la miseria y el desempleo. ¿Cómo educar a alumnos aterrorizados, inmersos en un tsunami de violencia imparable?

Todos estamos en riesgo, todos vivimos en una jungla urbana propiedad de los depredadores políticos y criminales.

Ella, nuestra valiente alumna, es cercana por espacio institucional, pero cada escuela hermana y comunidad educativa a lo largo y ancho de la ciudad, el estado y el país, debe cerrar filas junto a los padres de familia para exigir seguridad y justicia social sin cortapisas ni sesgos. Somos ciudadanos, no blancos del crimen organizado ni de políticos vende patrias y corruptos.

Señor gobernador del estado, están raptando, ultrajando y asesinando a nuestros adolescentes, ¿Qué está haciendo usted?

No disfrutaremos la seguridad sin desarrollo, no disfrutaremos el desarrollo sin seguridad, y no disfrutaremos ninguna sin el respeto por los derechos humanos

Kofi Annan.

Imagen de portada: Alumnas de secundaria. Foto: SinEmbargo.com